Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2018-04-26
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   18
Sección:   Nacional
Centimetraje:   35x28
Rafael Caviedes, presidente de la Asociación de Isapres
“El cascabel hay que ponérselo al sistema público y sus listas de espera”
LaTercera
El timonel de las aseguradoras se refirió a los dichos del ministro de Salud, Emilio Santelices, sobre los problemas que aquejan al sistema privado. Afirma que el gremio está abierto a colaborar en una reforma que corrija las inequidades, las que, sostiene, se han intentado cambiar por la vía administrativa sin éxito.
'Tenemos una gran oportunidad como país. La nueva ley de Isapres del Presidente @sebastianpinera pondrá fin a la discriminación por sexo, edad y preexistencia. Diremos BASTA con firmeza a las discriminaciones arbitrarias. Con el respaldo ciudadano, le pondremos el cascabel al gato', informó este miércoles en su cuenta de Twitter, el ministro de Salud, Emilio Santelices, adjuntando dos notas de prensa que dan cuenta del alza del 40% en las utilidades que tuvo el sector en 2017. Para el gremio, que hace ocho años aguarda la concreción de una reforma, la última frase de Santelices fue 'desafortunada'. El titular de la Asociación de Isapres, Rafael Caviedes, dice que la industria está abierta a hacer los cambios que se requieren para corregir inequidades, los que incluso se intentaron impulsar, sin éxito, por vía administrativa en el último gobierno.

Las utilidades de las isapres son bajas en comparación a otros sectores, como la banca. ¿Por qué cree que generan tanto revuelo?

Se ha instalado una posverdad de que hay un abuso en el sistema y que las utilidades son extraordinarias. No obstante, uno lo puede rebatir señalando que las utilidades en los últimos 10 años han sido en promedio del 3%, es decir, de cada $ 100 que aporta un afiliado, $ 3 es la utilidad, y eso para 2017 da un promedio de $ 1.660 pesos per cápita al mes.

¿Cómo explica las críticas?

Hay gente interesada, nuestros adversarios, que piensan que solo debe existir un sistema público único de salud y que han buscado argumentos para desprestigiarnos. Estamos metidos en un conflicto político e ideológico de un grupo que piensa que en Chile no puede haber lucro en el aseguramiento y que debe haber solo un asegurador estatal, que es lo que opinaban varios representantes del gobierno anterior. Pero nadie puede cuestionar técnicamente el monto de las utilidades, tanto es así que ya han quebrado isapres que no han cautelado adecuadamente sus procesos y la rentabilidad que requiere un sistema que entrega beneficios de salud de por vida. Para las isapres es obligatorio tener una solvencia y estabilidad financiera para cumplir ese compromiso.

¿Qué le parecen los dichos del ministro Santelices, sobre ponerle 'el cascabel al gato'?

El verdadero cascabel hay que ponérselo al sistema público y sus listas de espera. Hay 270 mil licencias médicas impagas y dos millones y medio de personas esperando una atención o cirugía. Ahí están los reales apremios del sistema de salud chileno… Nosotros estamos dispuestos a enfrentar una reforma, por tanto no es necesario que se nos señale que hay que ponerle el cascabel al gato. Nosotros mismos le fuimos a plantear al ministro la necesidad y el apoyo que va a tener de parte de nosotros si se avanza en la reforma. No me parecen afortunados los dichos.

¿Y los reclamos de los afiliados?

Hay una paradoja. Las encuestas reflejan que las personas en isapre están mucho más satisfechas que las del sistema público; el 70% califica los servicios como buenos o muy buenos. ¿Cuáles son las fallas? Los costos, los precios. Eso no le gusta a la gente y ahí reclaman. Pero por la calidad del servicio, están satisfechos.

¿Y cómo se justifican las alzas de precio anuales?

El gasto en salud es fluctuante y estacional. Por eso hay años en que aumenta considerablemente y otros, como el 2017, en que aumenta menos; pero todos los años sube. En términos reales, tanto en el sistema público como en el privado, por razones exógenas, relativas al envejecimiento de la población, el uso más intensivo de la medicina y la tecnología, que hace que la gente demande más prestaciones.

Pero no todas suben los precios…

Cada isapre tiene su metodología para calcular los reajustes y proyectar matemáticamente el incremento del gasto que se va a producir. Pero, además de una decisión económica, hay una comercial, por eso una isapre puede decidir no subir el precio y crecer en afiliados.

¿Sería bueno uniformar esa metodología para mejorar la transparencia?

De ninguna manera. Uno de los atributos que tiene el sistema es que es muy competitivo. Lo que hay que mejorar son otros aspectos, que están pendientes de una reforma, que es mejorar la movilidad de las personas cautivas por sus enfermedades preexistentes para que puedan moverse fácilmente de una isapre a otra cuando no estén conformes.

Y esas mejoras ¿no puede implementarlas la propia industria?

Nosotros hemos hecho varias propuestas a la Superintendencia de Salud para corregir algunos problemas que enfrenta el sistema. Uno fue el ajuste de tarifa, se hizo un estudio con la U. de Chile y llegamos a un modelo matemático, con un panel de expertos para evaluar la pertinencia del ajuste, pero eso quedó abandonado porque estaba en estudio un proyecto de ley que iba a resolver estos problemas. Pasó lo mismo con un modelo que propusimos para aumentar la movilidad de los afiliados con preexistencia.

¿Cómo llega el gremio a un tercer anuncio de reforma al sistema?

Hemos señalado hasta el cansancio que pensamos que hay que eliminar las diferencias de tarifas por sexo y edad. Eso significa una tarifa plana, única por isapre, con un mismo plan para que la competencia se haga por las distintas redes y por el precio, y que permita comparar, cambiarse de asegurador, a través de un fondo de compensación de riesgo. Así se resuelven los principales problemas. Nadie podrá acusar a una isapre que el plan no se entiende ni que se discrimina entre un hombre y una mujer.

¿Y un IPC de salud?

Hay que hacer un indicador para que dé transparencia al ajuste de tarifa, que igual van a tener que corregirse en el tiempo, porque los costos de salud siempre suben.

Recuadro
UTILIDADES

"Nadie puede cuestionar técnicamente las utilidades. Han quebrado isapres que no han cautelado sus procesos y rentabilidad".
Pie de pagina
Gabriela Sandoval P.-