Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2018-05-03
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B8
Sección:   THE WALL STREET JOURNAL
Centimetraje:   24x26

Pie de Imagen
La terapia genética de Bluebird Bio, que han impulsado los investigadores, para la enfermedad de célula falciforme podría involucrar una hospitalización de casi seis semanas,
Por el surgimiento de medicamentos basados en la genética
El tratamiento para el cáncer de un millón de dólares: ¿Quién pagará?
El Mercurio
Hasta ahora, pocos pacientes han recibido las nuevas drogas, mientras los planes de salud privados y estatales luchan por encontrar un modo de cubrir los costos.
El surgimiento de medicamentos basados en la genética está llevando el costo de tratar ciertas enfermedades a nuevos niveles, lo que ha obligado a los hospitales y a las aseguradoras de salud a tener que lidiar con cómo cubrir los costos totales por paciente, que se aproximan al millón de dólares.

Las terapias proporcionan nuevos genes o células alteradas genéticamente para abordar algunas de las enfermedades más difíciles de tratar, lo que incluye tratamientos en niños. Tienen un alto precio: Novartis AG fijó su terapia celular recientemente aprobada para el cáncer en US$ 475 mil, mientras que Gilead Sciences Inc. estimó su droga competidora en US$ 373 mil.

Sin embargo, el precio de las drogas es solo el comienzo, precisan los hospitales y las aseguradoras. Suministrar estas terapias puede sumar cientos de miles de dólares a la cuenta, puesto que incluyen largas hospitalizaciones y el uso de otros servicios y medicamentos.

No está claro cuánto se les pagará a los hospitales por estos nuevos tratamientos. Los sistemas actuales de pago cubren generalmente las preparaciones de drogas, o episodios de atención hospitalaria, pero no están listos para lidiar con tratamientos que combinan ambos. Lo que está claro es que el costo total será muchísimo más que el precio de lista de las drogas mismas.

'Se trata de sistemas que no funcionan bien y no están preparados para las nuevas tecnologías de vanguardia', dice Gary Goldstein, administrador de negocios del sistema de salud de la Universidad de Stanford, el que está ofreciendo los nuevos tratamientos. 'Y si no hacemos este bien, ¿qué pasa con el siguiente?'.

Hasta ahora, algunos pacientes han recibido las nuevas drogas, mientras los planes de salud comerciales y Medicare cubren el tratamiento sobre una base de caso por caso hasta que puedan decidirse por un plan de pago oficial.

Encontrar un camino es importante, a medida que se expande la próxima generación de terapias basadas en células y genes. Entre las drogas que están en sus últimas etapas de desarrollo, la terapia genética de Bluebird Bio para la enfermedad de célula falciforme podría involucrar una hospitalización de seis semanas aproximadamente.

Principales tratamientos

Uno de los primeros tratamientos de base genética fue Yescarta, la droga para el linfoma de Gilead, que fue aprobada en octubre pasado para utilizarla en pacientes en quienes han fallado otras drogas. Yescarta es una forma de terapia celular que se conoce como CAR-T, para células-T receptoras del antígeno quimérico. Hace uso de las propias células inmunes de un paciente, las que se extraen, se modifican en un laboratorio y luego se introducen de nuevo en el paciente donde persiguen y atacan el cáncer.

El reciente tratamiento de Martin Fries con Yescarta incluyó una hospitalización de 13 días, el uso de varias otras drogas y una variedad de procedimientos que él prevé que costarán entre US$ 750 mil y US$ 1 millón.

El farmacéutico de 62 años de Kissimmee, Florida, primero pasó medio día en el Moffitt Cancer Center en Tampa conectado a la llamada máquina de aféresis. Esta cosechó sus células inmunes, las que luego se enviaron a Gilead para que las convirtieran en la droga. Fries luego recibió dos quimioterapias durante tres días con el fin de preparar su organismo para las células alteradas.

Entró al hospital en diciembre, en donde le introdujeron las células y fue monitoreado en busca de efectos secundarios. El monitoreo cuesta generalmente unos miles de dólares diarios, indica el hospital. Fries cuenta que lo trataron por una fiebre de un poco más de 40 grados y recibió una droga de plasma sanguíneo y un esteroide para combatir efectos secundarios neurológicos.

En enero recibió una droga llamada Neupogen para estimular sus glóbulos blancos. Y tiene tratamientos regulares complementarios para asegurar que no tenga efectos neurológicos permanentes. 'Ya alcanzó mi presupuesto total de US$ 5 mil para este año', manifestó Fries en marzo. Volvió a trabajar después que los escáneres no detectaran señales de cáncer.

United Healthcare, la aseguradora de Fries, llegó a un acuerdo con Moffitt por la parte del tratamiento que le corresponde a la aseguradora, de acuerdo a funcionarios del hospital, quienes no revelaron los términos. United Healthcare no da a conocer sus pagos.

Hasta ahora, Moffitt ha tratado a más de 15 pacientes asegurados. 'Las realidades financieras de esto no han sido lo que esperábamos', dice Yvette Tremonti, jefa de finanzas de Moffitt. 'No estamos perdiendo dinero, pero sin duda no estamos ganando tampoco'.

El problema, sostienen los hospitales y las aseguradoras, es que los nuevos tratamientos no se ajustan perfectamente al marco existente en el cual las aseguradoras les pagan a los hospitales por la atención.

Procedimientos en los hospitales

Los hospitales obtienen una suma total por la atención que proporcionan en la institución, lo que incluye drogas, o un pago por suministrar una droga a un paciente externo que cubre costos extras. Pero los hospitales aseguran que ninguna de esas sumas paga lo suficiente para cubrir la cuenta por las drogas como las terapias CART.' ¿Cuál es el incentivo entonces para que los hospitales proporcionen estas terapias, las que son complicadas y requieren de una gran inversión de tiempo y recursos, si no hay ninguna forma al menos de recuperar los costos?' manifiesta Aaron Chrisman, director de Stem Cell Transplant and Cellular Therapy Administration de U. of Chicago Medicine

Recuadro
NUEVOS GENES
Las terapias proporcionan nuevos genes o células alteradas genéticamente para abordar algunas de las enfermedades más difíciles de tratar.
Pie de pagina
JONATHAN D. ROCKOFF-