Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2018-06-12
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A11
Sección:   VIDA - CIENCIA - TECNOLOGÍA
Centimetraje:   28x31
Evidencias fueron presentadas ayer en la reunión anual de la Sociedad Americana de Nutrición:
Nuevos estudios descubren propiedades de los alimentos que reducen el riesgo de enfermedades
El Mercurio
Investigaciones recientes revelan cómo el consumo de huevos, nueces y hasta café puede reducir el riesgo de padecer diabetes y cáncer, entre otras afecciones.
Hoy culmina en Boston, Estados Unidos, la reunión anual de la Sociedad Americana de Nutrición, instancia donde especialistas de todo el país presentan estudios relacionados a la alimentación.

Este año, el encuentro se centró en los últimos descubrimientos científicos sobre alimentos que pueden ayudar a reducir el riesgo de problemas de salud como la diabetes, el cáncer y las enfermedades neurodegenerativas. Aquí presentamos un resumen de los hallazgos.

Los lácteos pueden disminuir el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal

Después de seguir durante doce años a 101.677 personas de entre 54 y 83 años, científicos de la U. Estatal de Oregon encontraron que quienes consumían lácteos como parte de su dieta diaria mostraron menor riesgo de padecer cáncer colorrectal.

Sin embargo, los investigadores descubrieron que no todos los productos lácteos son iguales cuando se trata de proteger al organismo. De acuerdo con los resultados, el grupo que consumía lácteos bajos en grasa o fermentados, como el yogurt, presentó el menor riesgo de padecer la enfermedad.

"Las razones por la cuales los derivados lácteos y fermentados pueden disminuir el riesgo de cáncer aún no se conocen bien, pero podría estar asociado a que estos mantienen una microbiota intestinal saludable", comenta Sandra Hirsch, directora de investigación del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA).

Hoy culmina en Boston, Estados Unidos, la reunión anual de la Sociedad Americana de Nutrición, instancia donde especialistas de todo el país presentan estudios relacionados a la alimentación.

Este año, el encuentro se centró en los últimos descubrimientos científicos sobre alimentos que pueden ayudar a reducir el riesgo de problemas de salud como la diabetes, el cáncer y las enfermedades neurodegenerativas. Aquí presentamos un resumen de los hallazgos.

Nueces Pecán para un corazón sano

Después de comer un promedio de 43 gramos de nueces Pécan al día durante cuatro semanas, un grupo de adultos con sobrepeso mostró cambios favorables en los factores de riesgo cardiometabólico, es decir, los elementos que indican la probabilidad de sufrir un daño al corazón o a los vasos sanguíneos. Los resultados corresponden a un estudio presentado por la Universidad de Tufts (Massachusetts).

Algunos de los beneficios que experimentaron los participantes incluyeron mejoras en los niveles de azúcar en la sangre y resistencia a la insulina. De acuerdo con Ratnar, el consumo de nueces también produce efectos antiinflamatorios y disminuye la agregación plaquetaria. "Es decir, combate aglomeraciones de plaquetas de la sangre que podrían gatillar un infarto, por ejemplo", explica.

Berries y vegetales reducen el riesgo de parkinsonismo

Los vegetales de hojas verdes y los berries , como frambuesas o arándanos, pueden reducir el riesgo de desarrollar parkinsonismo, un grupo de trastornos neurológicos que causan problemas de movimiento y que comúnmente corresponden a la enfermedad de Párkinson.

Es lo que arrojó un estudio realizado por expertos en nutrición del centro médico de la U. de Rush y que siguió a 706 adultos mayores durante un promedio de 4,6 años .

"Los beneficios de estos alimentos tienen que ver con su poder antioxidante, lo que ha mostrado un resultado positivo en frenar el estrés oxidativo de las neuronas producto del envejecimiento ", explica Rinat Ratner, nutricionista de la Clínica Alemana. Hernán Speisky, director del Laboratorio de Antioxidantes del INTA, explica que los frutos rojos son ricos en polifenoles. "Especialmente del tipo flavonoides, sustancias químicas encargadas de activar sistemas antioxidantes al interior de las células y de inhibir la acción de factores inflamatorios, algunos de los cuales estarían involucrados en el daño neurodegenerativo que caracteriza al Párkinson".

El café es bueno para el hígado

Un estudio realizado en 14 mil personas de entre 45 y 64 años encontró que quienes bebían dos tazas de café al día tenían menor riesgo de ser hospitalizado por afecciones relacionadas al hígado en comparación con quienes nunca lo consumen.

"Nuestros hallazgos proporcionan evidencia de que los bebedores de café pueden tener un menor riesgo de enfermedad hepática", dijo Emily Hu, académica de la Escuela de Salud Pública de la U. Johns Hopkins, quien presentó la investigación.

"Los antioxidantes del café se asocian a menos procesos inflamatorios, por lo que, probablemente, su consumo reduce el riesgo de enfermedades inflamatorias a nivel hepático", explica Rinat Ratnar, nutricionista de la Clínica Alemana.

Popular hongo asiático es antiinflamatorio

Un análisis realizado por la Universidad de Massachusetts arrojó que el consumo del hongo Pleurotuseryng ii , conocido como "hongo Ostra rey" o "seta trompeta" y originario de Japón, es beneficioso para la salud.

De acuerdo con los investigadores, un análisis de su composición reveló que sus carbohidratos complejos tienen propiedades que combaten la inflamación a nivel celular, proceso que juega un papel importante en la aparición de la obesidad.

Un huevo al día protege al cuerpo de la diabetes

Un estudio realizado por investigadores de la U. de Virginia que siguió a un grupo de personas con sobrepeso u obesidad que además sufrían diabetes tipo 2, sugiere que los huevos pueden ayudar a reducir factores de riesgo asociados a esta enfermedad.

Los participantes que comieron un huevo diariamente mostraron mejoras en los niveles de azúcar en la sangre y de resistencia a la insulina, versus aquellos que no lo hicieron.

"El consumo de huevo puede hacer que las personas mantengan dietas hipocalóricas (de bajas calorías) porque aporta sensación de saciedad y, en ese sentido, la pérdida de peso es en sí misma un regulador de las glicemias", dice Rinat Ratnar, especialista de la Clínica Alemana.
Pie de pagina
JANINA MARCANO -