Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2018-06-26
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   4
Sección:   DONDE VIVIR
Centimetraje:   31x26
Abogados explican que así se puede recuperar algo de dinero si no quieren pagar
¿Por qué es mejor pedir un cheque que un aval para protegerse de los arrendatarios morosos?
Las Últimas Noticias
Indican que muchas veces es mejor llegar a acuerdo pre judicial y no llegar a juicio.
Que a la ex conductora de televisión Carla Jara le deban tres meses de arriendo es un calvario que viven muchos dueños de propiedades, que ven cómo pasan los meses y los arrendatarios no pagan y tampoco se quieren ir.

Si bien hay muchos controles para asegurarse que quien arriende, finalmente, pague, y se exigen buenos antecedentes –renta, y hasta aval-, lo cierto es que no hay un patrón, documentos o requisitos 100% certeros que ayuden a determinar que se está frente a una persona que es buena pagadora, explica la abogada María Soledad Torres, socia directora de Legal Global. 'He conocido de todo, gente con buenos antecedentes, que no está en Dicom, y tiene buenas pegas y de un día para otro dejó de pagar. Más bien, es gente fresca', dice.

Cuando se deja de pagar, hay dos alternativas: se llega a acuerdo extra judicial para que abandone cuanto antes la propiedad, negociando su salida. O de frentón se va a juicio. Pero hay un paso anterior que puede en algo ayudar a recuperar parte de la deuda que va a dejar esa persona: al momento de firmar el arriendo, parta por pedirles un pagaré o cheque.

'Prefiero que un arrendatario me garantice con un cheque el arriendo que con un aval o codeudor, porque igual hay que iniciar un juicio y se van a defender. En cambio, el cheque lo puedo cobrar. Y si no tiene fondos, se va a Dicom y caerá en el delito de giro doloso de cheque: quedará protestado y en antecedente', afirma. Lo mismo están haciendo con los pagarés.

'Hacemos que el arrendatario lo firme porque es por mutuo acuerdo y que lo podemos ejecutar judicialmente. Normalmente, lo hacemos por el equivalente a seis meses de arriendo', cuenta Cristián Lecaros, Ceo de Portalinversionista. com. Son medidas para recuperar algo del dinero perdido por no pago del arriendo y que, en la práctica, no se recupera en su totalidad. Por eso, los expertos recomiendan llegar a una negociación pre judial antes que un juicio que los obligue a salir y a pagar, que puede durar mínimo seis meses.

'La mayoría de los casos se resuelve por acuerdo entre las partes. Casi nadie termina el juicio porque al momento de ser notificados de la demanda, el 70% de los arrendatarios se van', afirma el abogado Daniel Lamadrid, asesor legal de edifito.com y supervisor de posventa de misabogados.com. Eso sí, explica que si quiere llegar hasta el final y que paguen las deudas, una vez que el juez ordenó pagar, deberá hacer una nueva demanda, pero esta vez de embargo, para que el arrendatario responda con sus bienes, ya sea un auto o lo que tengan a su nombre.
Pie de pagina
FRANCISCA ORELLANA-