Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-10-04
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   28
Sección:   Finanzas & Mercados
Centimetraje:   24x23

  • Pie de Imagen
    El consejero del Banco Central, Pablo García
    ANUNCIÓ EL CONSEJERO DEL BANCO CENTRAL, PABLO GARCÍA
    Avanza Basilea III: próxima norma en consulta será sobre riesgo de crédito
    El Diario Financiero
    Además, entregó detalles de las herramientas que entrega la Ley de Bancos al ente rector, como por ejemplo la incorporación de un buffer contracíclico.
    La implementación de los estándares de Basilea III que pone en marcha la nueva Ley de Bancos ha tenido concentrados en su ejecución al Banco Central (BC) y a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). Hasta el momento se han puesto dos normas en consulta –el método para definir a los bancos sistémicos y riesgos operacionales- y ahora se asoma la tercera.

    El consejero del BC, Pablo García, señaló ayer en el ciclo de Press Training de Itaú que la próxima norma en consulta estará relacionada con el riesgo de crédito.

    La normativa definirá los activos ponderados de riesgo frente a escenarios de pérdidas por incapacidad o falta de voluntad de los deudores para cumplir sus obligaciones dentro o fuera del balance.

    Los reguladores deben tener en régimen todas las normativas relacionadas a Basilea III para noviembre de 2020. A contar de esa fecha, los bancos tienen un plazo de cuatro años para adecuar sus niveles de capital.

    Las herramientas del Central

    García explicó que entre los alcances de la nueva legislación bancaria se cuenta la incorporación de elementos de supervisión macroprudencial. En este ámbito, el Central establecerá requerimientos de capital de carácter contracíclico.

    Mencionó que el objetivo de este capital adicional es proteger a la banca de períodos de expansión excesiva del crédito, que en otros períodos han estado asociados a una acumulación de riesgo sistémico.

    Para esto, el Central tiene la facultad de activar la inyección de capital que partirá desde un rango de 0% hasta 2,5% de los activos ponderados por riesgo. Asimismo, podrá desactivar el requerimiento adicional. Para fijar el nivel, el ente emisor requiere un acuerdo favorable de la CMF.

    De acuerdo a los estándares de Basilea, para activar este mecanismo es clave el indicador de brecha de crédito agregado sobre PIB. García detalló que para el caso chileno se observarán diversos indicadores macro financieros, incluyendo el crecimiento del crédito, con el objetivo de detectar una incubación de riesgo sistémico. Para esto, el Central está construyendo modelos para que el buffer contracíclico esté incorporado en los futuros Informes de Política Monetaria.

    Efectos en política Monetaria

    Sobre los efectos que habrá en la definición de la política monetaria a futuro, teniendo en consideración la existencia del buffer contracíclico, García dijo que 'el hecho de que el ciclo crediticio y el de negocios en Chile están coordinados, hace que posiblemente ambos se muevan en la misma dirección, pero también, ambos se muevan tal vez un poco menos de lo que tendrían que moverse si no estuviera el otro instrumento.

    Tal vez la política monetaria se va a tener que mover un poco menos de lo que se tendría que mover si no tuviéramos buffer contracíclico' Uno de los objetivos de esta herramienta que tiene el Central es mitigar la fase de acumulación del ciclo de crédito.

    Según García, hubo tres períodos en los últimos 40 años donde se podría haber ocupado la herramienta en el país: durante la crisis bancaria de los 80’, en la crisis asiática de 1998 y la crisis financiera global de 2008. Frente al crecimiento que ha experimentado la cartera hipotecaria en 2019, sumado a bajas tasas de interés para créditos que financian la compra de viviendas y al alza en el precio de las propiedades, descartó que exista 'una situación de efervescencia crediticia' para que se aplique el buffer contracíclico.

    Desafíos a futuro

    García también llamó a la banca a comenzar los procesos de capitalización de cara a Basilea III. 'Es como subir un cerro. Uno está en su casa y no se sabe cómo estará el clima ni la pendiente, pero hay que salir de la casa. La dirección está clara. Esto va a implicar mayor capital. Empezamos desde ya a armar el buffer, el extra capital y en caso extremo, en que se pase la mano, bueno (los bancos) tendrán más capital del que se planificó y será una buena noticia, un buen buffer extra para hacer nuevos negocios. Pero hay que empezar el camino', sostuvo.

    Recuadro
    'Empezamos desde ya a armar el extra capital y en caso extremo en que se pase la mano, bueno (los bancos) tendrán más capital del que se planificó y será una buena noticia'.
    Pie de pagina
    POR VICENTE VERA V.-