Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2018-03-12
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   19
Sección:   Eduacación
Centimetraje:   20x23

Pie de Imagen

"Apunta a un tema de fondo que al país no le ha hecho bien (...): que fue el tener semáforos para poder catalogar a los colegios", dijo la ex ministra Del-piano sobre el proyecto.

Muchas veces tras la entrega de resultados del Simce se dan a conocer rankings con la identificación de los colegios y sus puntajes.
Presidente regional de Conacep
Eliminación de rankings por Simce "no aportaría mucho"
El Centro_Talca
Rodrigo Pérez expuso la postura de los colegios particulares frente al proyecto de ley que la pasada administración dejó enviado al Congreso.
TALCA.- El proyecto de ley que prohibe los rankings basados en el Simce ha provocado una nueva discusión en educación. Básicamente el tema es si corresponde restringir esta información por el bien mayor -de acuerdo al espíritu de la ley- de resguardar de la exposición pública a las comunidades educativas que se ven más perjudicadas en los rankings.

En la región el presidente local de Conacep, entidad que reune a los colegios particulares subvencionados y particulares privados, opina que la indicación legal "no aportaría mucho" en el plano educacional.

"Hoy día el concepto de evaluar el desempeño de los estable cimientos, o la calidad, está empoderando a los padres de más variables que una variable solo cuantitativa", señala; dando cuenta de lo que a su juicio sería la escasa relevancia que hoy tendrían estos rankings.

Más aún -sigue- cuando de un tiempo a esta parte los propios medios se han autoregulado y sólo restrigen la lista "a los 10 mejores" o poco más.

Y si bien reconoce que en los colegios particulares la publicación de estos rankings que los mismos medios elaboran a partir de información que está disponible produce ciertas molestias, "nunca se ha visto volcada en quejas formales al Ministerio".

El problema específico, apunta, es cuando la comparación es más lapidaria con los otros segmentos, con la educación pública. Y es ahi donde sesga, marca, les baja el autoestima a los alumnos de aquellos colegios que están en los últimos lugares de estos ranking".

Por otra parte, según su punto de vista, un real buen uso de los puntajes del Simce es cuando un colegio se compara consigo mismo y evalúa su propia trayectoria.

Y también ve como positivo "hacer lo que hacen algunos medios o centros de investigación. Hacer estudios comparados, y no rankings, que tiene que ver con la similitud con los grupos más homogéneos como los que te podrías comparar, de similares características en cuanto a los ingresos, escolaridad de los padres, nivel socioeconóniico".

Finalmente, y ante los cuestionamientos que a raíz de este proyecto han vuelto a aparecer sobre el instrumento, lo defiende, a la vez reconoce que, como todo instrumento es perfectible.

"Siempre va a ser necesario tener instrumentos que puedan mostrar una fotografía y radiografía de nuestro país, comparándose consigo mismo, cuánto hemos crecido, cuánto hemos avanzado en Matemáticas, Lenguaje, en los últimos 5, 10 años".

MAULE SCHOLAR

Por otra parte la organización sin fines de lucro Maule Scholar tambien tiene una visión crítica sobre los argumentos del Ministerio de Educación saliente.

"Si quieren restringir la elaboración de rankings cómo van a operar entonces los rankings que ya se elaboran a partir de los resultados Simce. Hay una contradicción que el Gobierno entrante va a tener que resolver", indica Carlos Ruz, presidente de la fundación, haciendo referencia a una serie de análisis en el plano educativo que a nivel gubernamental se realizan con esta información.

"También es importante recordar que la entrega de recursos económicos mediante el Sistema Nacional de Evaluación del Desempeño (SNED) que opera desde el 1996 se construye también en un porcentaje respecto a los puntajes Simce, por lo tanto la estructura de política educativa y de incentivos económicos está anclada a través del Simce"; concluyó Ruz.
Pie de pagina
-Daniela Bueno