Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-06-14
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   C2
Sección:   POLÍTICA - CAMBIO DE GABINETE
Centimetraje:   30x28

  • Pie de Imagen
    El Presidente Piñera al despedir a José Ramón Valente (Economía), quien, el día anterior, había dicho que le daría 'lata' que lo sacaran de su cargo.

    A las 13:03 horas, el mandatario dio un discurso en el Salón Montt-Varas para abordar en detalle el nuevo equipo que enfrentará este período gubernamental.
    Presidente optó por el retorno de tres excolaboradores de su anterior gobierno, como Ribera, Mañalich y Jobet:
    Piñera cambia a seis ministros, pero mantiene su comité político pese a baja en su aprobación
    El Mercurio
    El mandatario, tras la ceremonia del cambio de gabinete, afirmó que La Moneda ya ha hecho todos los esfuerzos por el diálogo y los acuerdos, por lo que, agregó, 'llegó la hora de la acción' con esta nueva etapa del Ejecutivo.
    Habían sido tres semanas en que el Presidente Sebastián Piñera, junto al pequeño grupo de ministros políticos de La Moneda, había abordado la opción de realizar un cambio de gabinete. Solo el domingo pasado, afirman altas fuentes del Ejecutivo, el mandatario decidió que sería esta la semana para realizar el ajuste que, finalmente, se concretó ayer pasado el mediodía.

    La jornada había comenzado a las 8:30 horas, con una cita del comité político que encabeza el mandatario habitualmente cada jueves. Esta vez fue treinta minutos antes de lo que se estila. A puertas cerradas, comentaron ayer en Palacio, hicieron los últimos ajustes al nuevo mapa de ministros.

    En esa instancia decidieron que a las 12:30 sería la citación a Palacio. Ya con los nombres en mano, antes de las 10:00 horas, hubo una reunión entre el ministro del Interior, Andrés Chadwick; el jefe de los asesores del Segundo Piso, Cristián Larroulet, y la vocera Cecilia Pérez para chequear los antecedentes y las redes sociales de los nuevos nombres que ya habían decidido con el mandatario.

    Una vez hecho ese análisis, a las 10:45 horas hubo un nuevo encuentro del comité político con Piñera para dar una última mirada a los candidatos.

    La mañana prosiguió con una noticia relevante. A las 11:00 horas, el Centro de Estudios Públicos (CEP) dio a conocer unas golpeadoras cifras para el Gobierno: su aprobación ciudadana había caído 12 puntos en comparación con el período octubre-noviembre de 2018; tendencia que se había repetido en distintos sondeos durante las últimas semanas.

    A esa misma hora, Piñera comenzó a llamar a los nuevos ministros para informar de su decisión.

    Énfasis sectorial

    Los nombres de las posibles cartas a reemplazar comenzaron a ser un rumor cada vez más fuerte entre parlamentarios, dirigentes de partidos y funcionarios de gobierno. Más tarde, las autoridades llegaron a Palacio, en medio de la lluvia.

    El último en entrar al Salón Montt-Varas, ya dispuesto para la ceremonia, fue el entonces titular de Salud, Emilio Santelices, a las 12:45 horas. Mientras, una cara conocida aparecía: Jaime Mañalich, exministro de Salud en el primer gobierno de Piñera, se apostó en la primera fila, junto al líder de RN, Mario Desbordes.

    Luego, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, leyó los correspondientes decretos y dio a conocer los seis cambios en las carteras: Relaciones Exteriores, Salud, Economía, Energía, Desarrollo Social y Obras Públicas. En las cuatro primeras, los ministros salientes dejaron el gabinete, mientras que Alfredo Moreno y Juan Andrés Fontaine fueron trasladados a otras reparticiones (ver C 1).

    Ya minutos antes se había instalado la idea de que el comité político no sufriría cambios. En el oficialismo, en privado, afirmaron que no se encontró la fórmula para modificar el círculo de confianza de Piñera.

    Las razones eran que unos esgrimen falta de 'candidatos' realmente cercanos al mandatario; otros afirman que no se logró dar con el buscado equilibrio entre los partidos oficialistas, especialmente entre RN y la UDI. De hecho, trascendió en Chile Vamos que la UDI habría impedido que Cecilia Pérez (Segegob) arribara a Desarrollo Social, pues, afirmaron, terminaría por darle una supremacía aún mayor a RN de la que ya, dijeron, obtuvo con este cambio de gabinete (ver C 3). Esto, sin embargo, es descartado de plano por La Moneda.

    En Desarrollo Social, en tanto, arribó el ex-Ciudadanos y ex mano derecha de Andrés Velasco, Sebastián Sichel, quien hoy ejercía como vicepresidente de Corfo.

    Con todo, en el Ejecutivo se explicó que el Presidente privilegia a su 'anillo de confianza' y, por eso, se agrega, optó por el retorno de Teodoro Ribera, Mañalich y Juan Carlos Jobet, tres exministros de su anterior gobierno, para 'dar un nuevo impulso', pero con personas 'probadas' en la función pública.

    Cara a cara

    El primer ministro de los involucrados en conversar con el mandatario, cara a cara, sobre los cambios que se venían fue Moreno, quien llegó al despacho presidencial a las 11:30 horas para conocer los 'nuevos desafíos' que tendría en Obras Públicas. Casi una hora después, Mañalich arribó a Palacio para sostener una cita en línea similar con Piñera.

    El Presidente no pudo concretar otra conversación en persona con los demás nuevos ministros, pues no estaban en Santiago. Pero ya al mediodía, las autoridades salientes comenzaron a encontrarse con sus pares y dirigentes de las colectividades en el Salón Azul del Palacio. Allí se dio un especial momento, según relataron en el Ejecutivo, pues el ministro de Economía, José Ramón Valente, habría pedido perdón por sus errores. Susana Jiménez, por su parte, dijo estar agradecida por la oportunidad.

    Durante la tarde, en tanto, Teodoro Ribera, nuevo canciller, llegó a Palacio desde Temuco para sostener un encuentro con Piñera.

    Discurso

    Al final de la ceremonia, el Presidente agradeció a los ministros salientes y —en un discurso en línea política similar a la Cuenta Pública del 1 de junio— afirmó que 2018 fue un año positivo para el Gobierno y luego señaló que el 2019 era uno 'exigente', apuntando 'el debilitamiento de la economía mundial' en el plano internacional y 'los obstáculos por la conducta de ciertos sectores de la oposición' en el frente interno, destacando la modernización tributaria, la reforma de pensiones, la modernización laboral, la modernización en sistema de salud y la reforma de la educación.

    'Después de haber hecho todos los esfuerzos de diálogo y búsqueda de acuerdos, llegó el tiempo de las definiciones y la acción', dijo Piñera, en sintonía con lo que se había buscado instalar en la semana sobre 'apurar' las reformas eje del programa.

    Recuadro
    7 reuniones clave afirman en Palacio que sostuvo Piñera con el comité político para abordar los nuevos nombres del gabinete.
    Pie de pagina
    Josefina Ossandón --