Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-05-17
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   C6
Sección:   NACIONAL - RESULTADOS SIMCE 2018
Centimetraje:   37x28
En dicha prueba alcanzaron 18 puntos menos que cuando los evaluaron en Simce de 2012
Lectura: Alumnos de 2º medio logran peor desempeño que cuando estaban en 4º básico
El Mercurio
A nivel nacional, el resultado fue de 271 unidades, el mismo promedio que obtuvieron quienes la rindieron en 2010. Expertos analizan qué pudo faltar, en una década de implementación de políticas públicas para mejorar el rendimiento.
Nacieron a inicios de los 2000. Son nativos digitales y los estudios los caracterizan como pragmáticos y, a la vez, interesados en generar un cambio en la sociedad. Son los llamados centennials, generación a la que pertenecen los jóvenes que rindieron el Simce de 2º medio en 2018.

Allí obtuvieron, en promedio, 249 puntos en la prueba de Lectura (ver infografía). Cuando rindieron el mismo examen en 6° básico, su resultado fue de 240 puntos y cuando lo hicieron en 4°, de 267. Es decir, 18 puntos más que ahora.

¿Qué pudo pasar en seis años? Alejandra Meneses, académica de la Facultad de Educación de la UC, afirma que 'no es que las habilidades decrecieron o que su comprensión disminuyó, sino que se enfrentan a textos que son más complejos'.

En 2° medio, plantea, se requerirían destrezas como, por ejemplo, un mayor manejo del llamado 'lenguaje académico': el que se utiliza en contextos escolares, evaluaciones y aulas, y no necesariamente en la comunicación del día a día.

También son habilidades más complejas de formar, añade la académica. 'Como profesor, ya no es tan limitado lo que tienes que enseñar: un vocabulario más amplio, la organización de las ideas en un texto, cómo desempaquetar las ideas en una oración y todo eso, con temas más abstractos', dice. Por eso, señala que los resultados también llaman a poner un mayor énfasis en la formación de los docentes.

A diez años de los 271

'¡Por fin el Simce subió!', fue la frase con la que Joaquín Lavín, en ese entonces ministro de Educación, celebró en abril de 2011 los resultados del Simce que le tocaba dar a conocer.

La principal novedad eran los nueve puntos de alza en Lectura que tuvieron los escolares de 4° básico, llegando a un total de 271.

Ayer, la cifra que se entregó fue exactamente la misma. Pero el ambiente no era de festejo, sino de reflexión sobre el estancamiento que han tenido los resultados desde que se inició la década, en las distintas áreas que considera la medición.

'El sistema ha estado expuesto a una serie de cambios, sobre todo curriculares, que hacen que los profesores todavía estén haciendo esfuerzos para apropiarse del nuevo currículum. Y en la medida en que eso ocurra y que se mantenga estable, probablemente veremos mejoras', analiza el secretario ejecutivo (s) de la Agencia de Calidad —organismo encargado de la prueba—, Juan Bravo.

Gonzalo Muñoz, académico de la Facultad de Educación de la U. Diego Portales (UDP), afirma que si bien 'el Simce no es el mejor indicador para medir el progreso de nuestro sistema escolar, aún así es evidente que pasamos por una fase de estancamiento que exige mejores políticas de reforzamiento de la calidad que, desgraciadamente, no son hoy prioridad en la agenda gubernamental'.

Lo complejo está en que, desde 2010, el país no se quedó corto en implementación de planes o inversión de recursos.

A lo largo de la última década, se impulsaron con fuerza programas para aumentar las bibliotecas escolares. La Subvención Escolar Preferencial (SEP), promulgada en febrero de 2008, también puso el foco en la lectura: se exigió como requisito para que los colegios accedieran a estos recursos, realizar un diagnóstico de velocidad y comprensión lectora de los niños.

'Lo que hemos hecho estos últimos 10 años es poner otros temas en el debate. No solamente otras cosas, sino que demasiadas cosas. No ha estado en la agenda el nivel de lectura y yo creo que es lejos el objetivo educacional más importante que debiera tener el país', señala Tomás Recart, fundador y director ejecutivo de Enseña Chile.

Añade que es necesario hacer una revisión crítica de lo que se ha implementado en el último tiempo y sugiere, además, revisar el Sistema de Aseguramiento de la Calidad, creado en 2012. 'Debería tener una reforma importante', dice.

Muñoz, en tanto, agrega que hay políticas que aún no muestran todo su potencial. 'Es evidente que estos resultados todavía no logran reflejar el esfuerzo que el país está haciendo con reformas de implementación reciente, como la ley de inclusión o la carrera docente', asegura.

Tecnología

Paralelo a las políticas públicas, un factor que se consolidó fue el uso de los dispositivos electrónicos. A juicio de Carlos Henríquez, exsecretario ejecutivo de la Agencia de Calidad —hasta abril—, una hipótesis por estudiar es si, 'al alero de la tecnología, quizás los estamos educando para ser lectores funcionales más que para ser buenos lectores'.

Explica que los jóvenes de 2° medio, en la Prueba PISA sí logran responder las preguntas relativas a extraer información, localizar y buscar datos. 'El tema es que cuando uno les da un texto un poco más largo, con mayor complejidad, o se aburren o no logran identificar lo que se les está solicitando', profundiza.

Nivel: no adecuado

Otro punto que preocupa a los expertos es el retraso que los niños presentan en relación con el aprendizaje que deberían tener, para el nivel que cursan.

En 4° básico, por ejemplo, son unos 132 mil los estudiantes que no llegaron al nivel adecuado en Lectura. En Matemática, son 180 mil los que presentan un avance 'insuficiente' o 'elemental'.

'Tenemos un 55,3% de niños en 4° básico que no están en nivel adecuado (en Lectura). Eso es gravísimo, considerando que hemos invertido tanto tiempo y recursos en mejorar la educación', advierte Recart.

Con todo, Henríquez descarta que los resultados tengan relación con un desinterés en el Simce, por lo que apunta que habría que trabajar la lectura comprensiva para que los escolares no solo tuvieran éxito en el test de Lenguaje, sino que eso permeara las otras asignaturas.

Recuadro
El sistema ha estado expuesto a una serie de cambios, sobre todo curriculares, que hacen que los profesores todavía estén haciendo esfuerzos para apropiarse del nuevo currículum'.

Juan Bravo Secretario ejecutivo (s) de la Agencia de Calidad

A lo mejor los estamos educando para ser más lectores funcionales que buenos lectores y, en ese sentido, lo logran (…). El tema es cuando uno les da un texto un poco más largo'.

Carlos Henríquez Exsecretario de la Agencia de Calidad de la Educación

Los estudiantes que se esfuerzan, que van a clases y tienen altas expectativas, tienen mejores resultados en sus aprendizajes'.

Marcela Cubillos Ministra de Educación

Lo que hemos hecho estos últimos diez años es poner otras cosas en el debate. Y no solamente otras cosas, sino que demasiadas cosas. No ha estado en la agenda el nivel de lectura'.

Tomás Recart Fundador de Enseña Chile

Estabilidad

Desde 2015, los resultados de los alumnos de 6° básico y 2° medio no muestran variaciones.

47 puntos más en Lectura pueden obtener los alumnos de 4° básico que consideran, según la información recogida en el Simce, que la asistencia a clases es importante.

22 unidades menos, en la misma área, pueden lograr los estudiantes que se han sentido discriminados.

21 puntos más en Lectura puede tener un adolescente de 6° básico que se reconoce a sí mismo como una persona perseverante. En Matemática, este factor puede generar un alza de hasta 18 puntos.

39 unidades más lograría tener un escolar de 2° medio, en el Simce de Matemática, si sus docentes tienen altas expectativas sobre su rendimiento académico.
Pie de pagina
Equipo de Ciudad -