Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-08-27
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   9
Sección:   Opinión - Correo
Centimetraje:   15x9
Universidad y productividad
El Llanquihue

No cabe duda que el desafío de las universidades modernas es formar profesionales que puedan resolver problemas, con pensamiento crítico y flexibilidad cognitiva, preparándolos para el siempre cambiante y exigente mundo laboral. Si nos enfocamos en generar líderes flexibles, adaptables e innovadores, cumpliremos un rol fundamental en el crecimiento del país. Para lograr este objetivo, los aliados naturales de las universidades son las empresas. La experiencia nacional e internacional demuestra que la colaboración entre el mundo privado y la academia (a las que en muchas ocasiones se suma exitosamente el sector público) genera un círculo virtuoso que trae beneficios a los directamente involucrados y al país en general.

Las universidades ayudan a descubrir nuevas posibilidades de negocios y agregan valor a las industrias. Y esto tiene mucha lógica: hoy es el momento de la colaboración; la inteligencia colectiva le ganó al esfuerzo individual. Transmitir eso a nuestros jóvenes es fundamental. La necesaria innovación de desarrollo del conocimiento con fines prácticos, no las puede realizar, por recursos y por falta de personal especializado, una empresa en forma solitaria. Debido a las dificultades de asociarse a sus competidores en el mercado, las universidades se transforman en un socio estratégico clave, velando por cimentar un espíritu colaborativo para que Chile se transforme en un polo de innovación y ejemplo de diálogo entre los centros de estudios, el mundo privado y el Estado.


Pie de pagina
-RAFAEL ROSELL AIQUEL. Rector Universidad Pedro de Valdivia.