Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-11-08
Tipo:   Suplemento
Página(s):   4
Sección:   Suplemento - Empresas&Mercados
Centimetraje:   33x9

  • Pie de Imagen
    La venta de ropa femenina cayó 59% y la de hombres 61%.
    Venta de vestuario y calzado se desplomó producto de la coyuntura
    La Tercera - Pulso
    Transacciones entre el 19 de octubre y el 3 de noviembre se redujeron a la mitad.
    A medida que pasan los días, la nueva información que va recopilando la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) da cuenta de los impactos que la coyuntura político- social está generando en los sectores económicos. Según constató el gremio, a partir de una encuesta realizada en conjunto con FollowUp en 1.900 locales, las ventas de vestuario, calzado y accesorios cayeron 50% entre el 19 de octubre y el 3 de noviembre, en relación al mismo período del año pasado.

    Las categorías más afectadas fueron bolsos y carteras, con una baja de 70% en ventas, y vestuario juvenil, hombre y mujer, todos con contracciones en torno al 60%. Otras categorías, entre ellas bienes durables, muebles y tecnología, registran en promedio una baja del 56%. Al mirar el efecto por zona geográfica, en Santiago Centro la caída se intensifica a 70%, seguido de los sectores sur y norte de la capital, con -58% y -54%, respectivamente.

    En el caso de regiones, si bien el impacto fue menor que en la zona metropolitana, 'sigue siendo de altísima consideración, con una caída del 48% en el norte y del 38% en el sur', agregó la Cámara. 'No existen registros en la historia reciente de caídas de esta magnitud en un período tan acotado, lo que junto con la incertidumbre respecto de la duración de esta crisis, pone en riesgo la viabilidad de una parte importante del pequeño comercio de la región y de los empleos que genera', indicó la CCS. Los buenos resultados de CyberMonday, que se realizó a principios de octubre, permitieron compensar en parte la caída de las ventas de la segunda quincena del mes, con lo que octubre cerró con una baja de 19%.

    En línea con la caída de las ventas, el flujo de personas hacia el comercio también se muestra a la baja. 'Los cierres forzados de locales y la disminución de desplazamientos de consumidores por motivos de seguridad mermaron la afluencia de público hacia las tiendas del comercio, reduciendo su número a la mitad en relación a igual período del año pasado'. Un ejemplo es el eje Providencia, que en los dos últimos días se ha visto forzado a un cierre temprano de comercios y servicios producto del traslado de las manifestaciones hacia Tobalaba y la zona oriente de la capital, lo que a su vez influyó en la decisión de Costanera Center de volver a cerrar sus puertas. El centro comercial estuvo 12 días paralizado, retomando funciones el 1 de noviembre.