Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-05-24
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B8
Sección:   ECONOMÍA Y NEGOCIOS DOMINGO
Centimetraje:   20x27

Pie de Imagen
- Felipe Schneider, gerente general de BASF en Chile
José Luis del Río, Juan Manuel Casanueva...
LA HISTORIA DE BASF, la firma química tras la tintura para jeans, el salitre sintético y las populares cintas de casetes
El Mercurio
BASF es una más que centenaria multinacional de origen alemán, inserta en la industria química. "Somos la empresa química más grande del mundo", resalta Felipe Schneider, el gerente general de la firma en Chile.

Su origen data de 1865, en la ciudad de Ludwigshafen, y partió fabricando pigmentos para la ropa. "Su primer acierto fue el azul índigo de los jeans. Patentó la molécula", cuenta el ejecutivo, quien también se refiere a un hecho que tuvo particular trascendencia: dos químicos de la empresa desarrollaron el proceso para la producción de amonio (fertilizante), vía síntesis química de alta presión, el salitre sintético, lo que significaría el declive de la industria salitrera chilena en la primera parte del siglo XX, pero un hito en la producción de alimentos a nivel mundial. Tanto, que este desarrollo los hizo merecedores del Premio Nobel de Química de 1931.

Otra importante innovación fue la cinta magnética, los casetes, utilizados para reproducir y grabar audio, tan populares hasta los años 90.

A nivel mundial, hoy la firma tiene presencia en 165 países, emplea a 117 mil personas y factura 60.000 millones de euros. En Chile tiene 105 años de historia y es la sucursal más antigua de Sudamérica, posee 380 trabajadores, y con su planta productiva ubicada en Concón-Quinte ro, que tiene 50 años, provee de productos químicos —dispersiones, resinas de alta resistencia y saponina (un producto natural, derivado de la corteza del quillay, de uso fitosanitario)— a múltiples industrias, como: minería, agricultura, pinturas, packaging, nutrición, cosmética, higiene, pañales desechables, pegamentos, adhesivos, salmonicultura, automotriz, entre muchos.

Por su origen, por la realidad en Alemania y la variedad de industrias a las que atiende, la firma lleva en el ADN la diversidad, la apertura a los inmigrantes, inclusión de mujeres, personas en situación de discapacidad, generaciones y orientación sexual, entre otros, destaca.

En Chile, este tema está integrado a la gestión, y tomando estas banderas, decidieron generar un sistema en que los colaboradores se inscriben en grupos de afinidad y generan ideas para promocionar algunos de estos aspectos inclusivos, con medidas concretas.

Uno de los proyectos es uno que partió en 2009, de nombre Espacio Inclusivo, que está relacionado con una de las actividades de la compañía en Chile, como comercializadora de pinturas para su uso en repintara automotriz. Schneider explica que el repintado es un trabajo bien particular, pues requiere de mucha especialización y, sobre todo, concentración del trabajador que hace este oficio.

Para este programa de valor compartido y de modo de promover la empleabilidad, hace ya años que reclutan a jóvenes con escasas oportunidades laborales, los capacitan y luego los contratan firmas automotrices o de desabolladoras, que son parte de esta iniciativa. El programa ha ido evolucionando e involucraron este año a personas con discapacidad auditiva. "Nos aliamos con una organización especialista que facilita el proceso de interpretación en lengua de señas y el aprendizaje. Trabajamos con un grupo de jóvenes, que están fascinados, terminando el curso y va a ser nuestra primera generación de este grupo que se integra a esta profesión. Acá van a estar felices", explica Schneider, señalando que esta es la novena generación del programa, pero la primera orientada exclusivamente a personas en situación de discapacidad. Tal éxito ha tenido el programa, que esta iniciativa se ha replicado en otros países, como Argentina y Uruguay, cuenta.

En medio de la pandemia, Schneider cuenta que como industria crítica —proveedora de otras industrias esenciales—, la compañía en Chile sigue, hasta el momento, 100% operativa. Destaca que con una serie de medidas adoptadas, como el hombre office para el 60% de la dotación y el refuerzo de medidas de higiene y seguridad y promoción del distanciamiento social, no han tenido casos de covid-19 de colaboradores que trabajan en planta y logística. Y si bien, hasta ahora, notan un impacto "bastante acotado" en la demanda, la compañía no prevé por el momento cambios en sus planes. "En lo inmediato, no hemos cancelado ninguna inversión, seguimos trabajando para ofrecer las mejores soluciones para nuestros clientes, ser un excelente lugar para trabajar para nuestros colaboradores y mantener relaciones de confianza con la comunidad", dice el CEO de la compañía en Chile.

Recuadro
- "En lo inmediato, no hemos cancelado ninguna inversión".