Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-06-14
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   C1
Sección:   NACIONAL
Centimetraje:   23x28
  • Presidente realizó ajustes en seis carteras:
    Los factores que marcaron el cambio de gabinete
    El Mercurio
    1
    Dimensión política

    Dos horas antes de que el Presidente anunciara el cambio más profundo de su gabinete en su segundo mandato, una encuesta del CEP mostraba que hoy cuenta con el peor nivel de apoyo desde que llegó a La Moneda. A partir de otros estudios, que marcan una caída en el apoyo del conjunto de los ministros, la gestión política y comunicacional del Ejecutivo se instaló hace meses en el debate oficialista, donde aún existen diferentes apreciaciones respecto de su efectividad. El Presidente, sin embargo, solo decidió trasladar a Alfredo Moreno desde Desarrollo Social a Obras Públicas y mantuvo intacto el resto de su equipo de La Moneda, eludiendo innovar en torno a la dimensión política de su administración. Se trata de secretarios de Estado de su confianza, que se desempeñaron en sus mismos cargos durante su primer gobierno, con la excepción de Gonzalo Blumel: el titular de la Segpres fue el encargado programático en la campaña y la buena evaluación de las vocerías que realizó durante los últimos meses llevó a dirigentes oficialistas a pensar en la posibilidad de que llegaría a la Segegob, una cartera que usualmente desgasta a los ministros, pero que seguirá al mando de Cecilia Pérez.

    2
    Reforzar el equipo económico

    Si la caída en la aprobación del Presidente en el sondeo del CEP fue significativa, el hecho de que el 61% de los consultados sostuviera que Chile está estancado y que colocara notas rojas al desempeño del Gobierno en las áreas de empleo y crecimiento evidenció un aspecto que había sido central en la Cuenta Pública, el 1 de junio: la decisión de redoblar los esfuerzos en el ámbito económico, más aún cuando las proyecciones de crecimiento para este año fluctúan en torno al 3% o incluso menos. El foco del ajuste, esta vez, parece haber estado puesto en la gestión económica: Moreno es reconocido por su perfil ejecutivo desde sus años en el mundo privado y Juan Andrés Fontaine ya se desempeñó como ministro de Economía en el primer gobierno de Piñera.

    3
    Ministros independientes

    Más allá del desgaste propio de la actividad pública, los ministros salientes —Roberto Ampuero, en Cancillería; Emilio Santelices, en Salud; José Ramón Valente, en Economía, y Susana Jiménez, en Energía— tienen al menos tres características en común: todos son independientes, no cuentan con redes políticas ni forman parte del círculo más cercano del Presidente. Lo anterior daba más autonomía al mandatario para removerlos.

    4
    ¿Ajuste en el relato del Gobierno?

    'La labor que haga este ministerio es clave para la continuidad de la centroderecha en el Gobierno', dijo Alfredo Moreno pocos días después de que fuera designado en Desarrollo Social, un ministerio que por primera vez ingresó al comité político y que estaría al mando del entonces presidente de la CPC. Su nombramiento se leyó entonces como una de las grandes apuestas del gabinete, dado que el sello que debía sacar adelante en la cartera coincidía con lo que algunos analistas planteaban como el relato político de la segunda administración de Piñera: una gestión con el foco puesto en lo social y la clase media, un ensamblaje entre los conceptos de crecimiento económico y desarrollo humano, que incluía entre sus tareas sacar adelante la agenda mapuche. La muerte del comunero Camilo Catrillanca terminó complejizando esta última labor y, tal como describe una autoridad del Ejecutivo, las urgencias ahora no solo están puestas en resolver deudas históricas, como las políticas públicas en torno a los niños: los vaivenes de la economía mundial, marcada por la guerra comercial entre EE.UU. y China, demandan un mayor esfuerzo en el plano económico y en especial en el área de obras públicas, considerada un motor del crecimiento. ¿Hubo un ajuste en el relato del Gobierno? Las respuestas no son unívocas, aunque en La Moneda señalan que Sebastián Sichel sintoniza con el relato del Gobierno, más aún con el de la clase media, por su trayectoria de vida y profesional.

    5
    Molestia de la UDI

    En las semanas previas al cambio de gabinete, el presidente de RN, Mario Desbordes, incomodó al Gobierno al plantear que la reforma tributaria debía prescindir del cambio a un sistema integrado, dado que, según sus cálculos, este aspecto —central en el proyecto— no cuenta con los votos para ser aprobado. El hecho de que RN sumara algunos ministros al gabinete fue interpretado en la UDI como un desequilibrio en la representación de ambos partidos en el Gobierno y una mala señal interna.
    Pie de pagina
    ---