Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-06-22
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   C2
Sección:   NACIONAL
Centimetraje:   55x27

  • Pie de Imagen
    No solo el enfermo. Según expertos, el principal problema con las demencias es que no solo afectan al paciente, sino que generan un fuerte impacto en las familias o cuidadores que deben hacerse cargo de los enfermos.
    Ministro Jaime Mañalich aseguró que esas son las prioridades para incluir en la política pública este año:
    Incorporación de alzhéimer y “uno o más” cánceres pondrá mayor presión al plan AUGE
    El Mercurio
    Según estudio de costos, solo dar cobertura a la enfermedad degenerativa podría costar más de $9.313 millones anuales para beneficiar a 215 mil pacientes. Sistema ya tiene más de 6 mil casos en lista de espera.
    El alzhéimer y algunos cánceres son enfermedades que, según el ministro de Salud, Jaime Mañalich, podrían entrar al plan AUGE este año y sumarse a los 80 problemas que actualmente tienen garantizado acceso, oportunidad, protección financiera y atención de calidad.

    Lo anterior porque cada tres años el Ejecutivo debe actualizar el decreto AUGE, momento en el cual se pueden incluir nuevas patologías. Y esa ventana se da este año.

    Según Mañalich, 'hay dos ítems que claramente tienen prioridad: el primero es incluir uno o más cánceres que hoy no están cubiertos en el régimen de garantías y, segundo, la enfermedad de Alzheimer, cuyo estudio está totalmente avanzado y puede representar un gran avance para las miles de personas que la tienen'.
    Giro en la política

    La última vez que se cambió el decreto, en 2016, el gobierno de Michelle Bachelet optó por no incluir más enfermedades, sino mejorar las coberturas ya existentes. El argumento, en ese momento, fue que había una restricción presupuestaria, pero también que era necesario evaluar el funcionamiento del sistema con el AUGE, pues en este se prioriza la realización de algunas atenciones (las incluidas, porque tienen plazos máximos), sobre todo el resto, lo que ha generado el problema de las listas de espera.

    Las mismas razones esgrimió el exministro de Salud Emilio Santelices para mantener la decisión de no incorporar nuevas enfermedades este año. Sin embargo, Mañalich retiró el decreto que estaba en la Contraloría y que explicitaba esa decisión, para modificarlo.

    El jefe de cartera aseguró que la presentación del nuevo decreto no tardará demasiado en reingresar al ente fiscalizador porque ya existe un estudio sobre cuánto costaría sumar nuevas patologías.

    'El Mercurio' tuvo acceso a dicho análisis, donde se evaluaron 10 nuevas enfermedades como cáncer de pulmón, cuidados paliativos no oncológicos, cáncer renal, glaucoma, demencia y depresión adolescente, entre otras que podrían ser incorporadas (ver infografía).

    El estudio de costos muestra que solo en el caso del alzhéimer incluirlo tendría un costo de más de $9.323 millones anuales, para beneficiar a más de 215 mil pacientes, tanto de Fonasa como de isapres. Así se daría cobertura al diagnóstico, tratamiento en el nivel primario y con médicos especialistas, además de cuidados de fin de vida por demencia en fase avanzada.

    En el caso del cáncer al pulmón en mayores de 15 años, beneficiaría a más de 3.106 personas, con un costo de $27.431 millones al año.

    Para Manuel Inostroza, quien fue miembro del consejo consultivo AUGE en el segundo gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet, el sistema ya tiene —y podría aumentar— la presión por recursos: 'La prima que hoy financia al plan fue diseñada solo para 56 patologías y
    hoy está financiando 80'.

    Agrega que la única forma de incorporar más patologías es aumentar los recursos: 'Si se agregan enfermedades sin más fondos, van a aumentar las listas de espera y va a crecer la deuda hospitalaria del sistema', dice.

    Si bien el AUGE establece plazos máximos para dar las atenciones garantizadas, por lo cual no debiera existir lista de espera, a marzo de este año había más de 6 mil atenciones pendientes. Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, destaca que 'tanto el alzhéimer como el cáncer son temas relevantes y de gran impacto', pero indica que si no aumenta el presupuesto, se corre el riesgo de que aumente la deuda hospitalaria y la lista de espera de los pacientes con enfermedades no incluidas en el AUGE, que son las que se dejan de priorizar y donde 'ya hay más de dos millones de prestaciones pendientes'.

    Cecilia Rodríguez, vocera de la Alianza de Pacientes, celebra la idea de aumentar las coberturas, aunque remarca que el sistema actualmente ya tiene falencias como las listas de espera y que 'pensar que con lo que hoy se gasta en salud vamos a poder cubrir más enfermedades es un poco iluso. El Estado y los ciudadanos vamos a tener que invertir más en el cuidado de nuestra propia salud'.

    Recuadro
    'Hay dos ítems que tienen prioridad: el primero es incluir uno o más cánceres que hoy no están cubiertos en el régimen y, segundo, la enfermedad de Alzheimer'.
    JAIME MAÑALICH MINISTRO DE SALUD

    ‘‘Este puede ser un gran paso de lo que todavía es un largo camino para dar cobertura a muchas enfermedades que no están cubiertas actualmente'.
    CECILIA RODRÍGUEZ VOCERA DE LA ALIANZA DE PACIENTES

    "Si el ministro y el Presidente quieren modificar el número de patologías, entonces tienen que incrementar el presupuesto de financiamiento'.
    MANUEL INOSTROZA DECANO DE LA FACULTAD DE MEDICINA Y CIENCIA DE LA USS

    Incremento de patologías garantizadas podría significar un alza de precio para afiliados a isapres

    Hace poco más de dos semanas, la Superintendencia de Salud decidió no autorizar las alzas de la prima AUGE que le habían sido informadas por las isapres para el período 2019-2022 y que alcanzaba 35% promedio de incremento para el sistema. La razón, detallada en un comunicado, fue que 'dado que a la fecha no se ha publicado un nuevo decreto modificatorio (...), las isapres no podrán variar el precio vigente ni informar un nuevo precio'.

    La ley dice que cada tres años se debe actualizar el decreto AUGE, se incluyan o no nuevas enfermedades. Lo que ocurre normalmente es que este es conocido en enero y el cambio de coberturas (ya sea porque se incluyen nuevas enfermedades o se mejoran tratamientos de patologías ya garantizadas) se comienza a aplicar el 1 de julio del mismo año.
    El problema fue que este año el proceso se retrasó y hasta hoy no se conoce el nuevo decreto, que inicialmente solo tendría mejoras, pero ahora incluirá más patologías.
    Pero eso no significa que no habrá un alza de precio, porque en la medida en que se publique el nuevo documento, las isapres tendrán la opción
    contemplada en la ley para ajustar sus valores.

    Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello, afirma que 'esto no va a ser un reemplazo de prestaciones cubiertas, sino que se van a agregar patologías, y no son enfermedades menores, por lo que va a significar un costo adicional, por lo tanto, tiene que significar un reajuste de la prima'. Advierte que 'la autoridad regulatoria deberá estar atenta a que esto no se utilice para ajustar las finanzas del sistema privado'.

    Aunque prefiere no referirse a la decisión que tome cada aseguradora, Rafael Caviedes, expresidente de la Asociación de Isapres, sostiene que 'evidentemente que si el AUGE aumenta el número de patologías, varían sus costos tanto para Fonasa como para isapres. E incluso si no aumentan, la sola razón de que cada año se van sumando más pacientes, principalmente enfermos crónicos, hace que los costos aumenten'. Cuando las isapres informan las alzas de la prima AUGE, la ley otorga un plazo de 60 días para que los afiliados decidan si aceptan el incremento de precio o se cambian de aseguradora.

    En Chile, más de 800 mil personas sufren el impacto de distintos tipos de demencia

    Actualmente, en Chile viven más de 200 mil personas con algún tipo de demencia, la mayoría alzhéimer, pero también párkinson, la enfermedad de Huntington o la de Creutzfeldt-Jakob.
    Pero si se considera el impacto a nivel familiar que genera que un integrante sufra una de estas enfermedades, por ejemplo, por lo que implica darle los cuidados necesarios al paciente, se estima que entonces la cifra de quienes sufren por esta enfermedad supera las 800 mil personas en el país. Así lo determinó un trabajo en conjunto de 65 académicos y profesionales nacionales pertenecientes a 22 instituciones de educación superior, instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil, como la Universidad de Chile, presentado esta semana.

    Es por esto que el nuevo decreto AUGE que se encuentra elaborando el Ministerio de Salud contempla como una de sus prioridades entregar cobertura a este tipo de patologías, que se caracterizan por el deterioro de una o más capacidades cognitivas, generalmente asociado a alteraciones conductuales, que en conjunto son suficientes para causar pérdida de la independencia en las actividades de la vida diaria de las personas. Según Manuel Inostroza, decano de la Facultad Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián, 'el alzhéimer hace rato que debiera haber ingresado al AUGE. Si es por condiciones de impacto y costo-efectividad de los tratamientos, hace rato que es la primera de las enfermedades que estaban en lista de espera para ser incluidas'.

    Tratamientos a largo plazo

    En Chile existe desde 2017 el Plan Nacional de Demencias, que busca involucrar no solo a la persona que vive con el mal, sino que también a su cuidador y entorno próximo, y que ha aportado en la mejora del diagnóstico oportuno y la capacitación de los equipos de salud. Sin embargo, a juicio de organizaciones de pacientes, este no ha logrado instalarse en todo el país. Patricia Alegría, presidenta de la Corporación Alzhéimer, dice que esto solo se logrará una vez que este mal y las demencias se incorporen al plan AUGE.

    Si bien valora la idea de darle cobertura al alzhéimer, advierte que no solo se debiera incluir el diagnóstico de la enfermedad, 'sino también los cuidados a largo plazo'. Esto, ya que 'el gran problema de las demencias son los cuidados en el tiempo, son los 12 o 15 años de evolución de la enfermedad en que los cuidadores van necesitando apoyo permanente', afirma.
    Agrega que 'los tratamientos no solo pueden estar centrados en los medicamentos del paciente, sino también en los cuidados que debe tener el cuidador, la psicología de ellos, porque estas enfermedades van avanzando y son los familiares los que salen cada vez más afectados'.

    PATOLOGÍAS

    Actualmente el Plan Auge contempla 80 enfermedades que están aseguradas.

    6.641 atenciones AUGE hay en lista de espera de acuerdo con la última información publicada por el Ministerio de Salud, correspondiente a marzo.

    1.068 casos son operaciones de cataratas pendientes. Es el problema de salud AUGE con más lista de espera.

    30,5% de las garantías AUGE en lista de espera corresponden a atenciones ligadas con alguno de los cánceres que están en el plan.

    75,1 días es el promedio de retraso de las atenciones AUGE que están en espera. Esto significa que ha pasado esa cantidad de días desde que se cumplió el plazo legal en que
    las atenciones debían ser otorgadas a los pacientes.

    PATOLOGÍAS EVALUADAS

    • ÚLCERA VENOSA. Es una lesión producida por alteraciones en la circulación, ya sea venosa o arterial, que afecta a las extremidades inferiores. Frecuentemente se le conoce como úlcera de pierna.

    • CÁNCER DE TIROIDES. En el caso de incluirse en el AUGE, se considera la atención en pacientes mayores de 15 años. Según el análisis, entre 2014 y 2016 se observó un alza en las hospitalizaciones por este tipo de cáncer.

    • CÁNCER RENAL. Este es un tipo de carcinoma que se genera en el centro del riñón, uno de los más comunes entre los adultos.

    • MIELOMA MÚLTIPLE. Es un cáncer que ataca la médula ósea. En Chile existe una tasa de mortalidad de 2,5 personas por cada 100.000 habitantes.

    • CÁNCER DE PULMÓN. La cobertura se estudió para pacientes mayores de 15 años. Actualmente es la causa de muerte por cáncer más frecuente.

    • DEPRESIÓN DE ADOLESCENTES. Es la principal causa de discapacidad a nivel mundial, y en el caso de Chile se analiza incorporarla para los jóvenes de entre 10 y 14 años.

    • ALZHÉIMER. Es el tipo de demencia más frecuente, aunque también se analizó la incorporación de otras como la vascular, la enfermedad de Huntington, párkinson y Creutzfeldt–Jakob.

    • INSUFICIENCIA CARDÍACA. Es un síndrome complejo que resulta de cualquier anormalidad estructural que compromete el bombeo ventricular en el corazón.

    • CUIDADOS PALIATIVOS NO ONCOLÓGICOS. Se trata de tratamientos para prevenir y aliviar el sufrimiento ante enfermedades terminales.

    • GLAUCOMA. Enfermedad que afecta al ojo, con la pérdida progresiva de la visión. De las patologías analizadas, es la con mayor demanda proyectada.
    Pie de pagina
    MAX CHÁVEZ y NADIA CABELLO-