Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-07-25
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   26
Sección:   Suplemento - SUSTENTABILIDAD: HACIA UNA ECONOMÍA CIRCULAR
Centimetraje:   32x22
LEY REP: CRUCIAL PARA IMPULSAR EL RECICLAJE
El Diario Financiero
Si bien nuestro país no se caracteriza por tener altas tasas de reutilización y valorización de desechos, los expertos creen que la Ley 20.920 implica grandes avances en esta materia.
Según un informe realizado en 2018 por el Banco Mundial, donde se estudió la cantidad de basura generada por país, Chile es el número uno de Sudamérica, con 1,15 kilos por persona al día. En un año, nuestro país genera casi 17 millones de toneladas de residuos.

De estos, la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (ANIR), señala que se reutiliza apenas un 10% de los neumáticos fuera de uso, un 55% de los aceites y lubricantes, un 44% de las baterías de vehículos y un 78% de papeles y cartones, entre otros.

Frente a esta realidad y en pos de la dirección que ha tomado Chile hacia el cumplimiento de los objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, es clave el rol de la Ley 20.920 de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), promulgada en mayo de 2016 y cuyo reglamento de metas y valorización de la categoría 'Envases y Embalajes' fue dado a conocer recientemente.

El objetivo de este cuerpo legal es disminuir la generación de residuos en el país y 'fomentar su reutilización, reciclaje y otro tipo de valorización, a través de la instauración de la responsabilidad extendida del productor y otros instrumentos de gestión de residuos, con el fin de proteger la salud de las personas y el medio ambiente', detalla el texto.

Además, busca formalizar la industria del reciclaje en Chile, responsabilizando a fabricantes e importadores de seis productos prioritarios, de organizar y financiar la recuperación de los residuos que generan envases y embalajes, aceites lubricantes, neumáticos, pilas artículos electrónicos y baterías de vehículos.

Según Andrés Pesce, gerente de sustentabilidad y nuevos negocios de Fundación Chile (FCh), el peso económico de esta industria hoy es bajo.

'Es un sector emergente, pero creemos que este marco regulatorio hará del para el vidrio. Pero eso no es todo, pues estas metas se irán incrementando año a año a partir de 2022, para llegar a un 70% en el caso de los papeles y cartones, 55% en metal, 60% para el tetrapack, 45% el plástico y 65% el vidrio.

Aún falta

A pesar de los avances que trae consigo la Ley REP, Alejandro Navech, gerente general de la ANIR, cree que es posible ir más allá.

'Existen muchos residuos de otros tipos, pero que la ley no considera. Por ejemplo, los residuos de la construcción y los orgánicos, que por su magnitud, debieran establecerse políticas para transformarlos en materia prima secundaria y así reincorporarlos a los procesos productivos', señala.

Además, agrega que 'el desafío principal está en la recuperación de residuos potencialmente reciclables del mundo habitacional. Los residuos domiciliarios llevan años atrapados dentro del concepto ‘basura’ en un modelo logístico pensado para rellenos sanitarios'.

Para eso, la ley establecerá un esquema de recolección domiciliaria de los residuos reciclables. Es decir, ya no será necesario ir a un punto limpio a dejar estos elementos. En un comienzo, una de cada diez viviendas tendrá el retiro de productos reciclables en su puerta, para luego ir aumentando esa cifra en un 10% anual hasta alcanzar una cobertura del 85% de los hogares de Chile.

Recuadro
ESTRATEGIAS PARA RECICLAR VIDRIO

Cristalerías de Chile ha liderado la campaña "Reciclando, el Vidrio Ayuda" desde el año 1994. A través de la instalación de 1.300 contenedores para recolectar envases de vidrio en distintas regiones del país, han logrado evitar que más de 530 millones de envases, equivalentes a 176.000 toneladas de vidrio, lleguen a los vertederos o rellenos sanitarios.

Juan José Edwards, gerente comercial de la empresa, explica que "de todo el consumo de envases de vidrio no retornables en Chile, aproximadamente entre el 25% y 30% se recicla para fabricar nuevos envases. Este porcentaje es muy alto si pensamos que se ha logrado sin una ley y sin un apoyo importante de los diferentes actores de la cadena", dice.

Los puntos de recolección están ubicados en la vía pública, en supermercados, bombas de bencina, condominios habitacionales y empresas, entre otros. Además, en términos de nuevas tecnologías han llevado a cabo procesos de producción que les han permitido desarrollar su línea de Ecoglass: envases ecodiseñados con una reducción en su peso de entre 15% y 30%, "lo que significa un importante ahorro de materia prima, energía y menor material a ser reciclado", dice Edwards.

LOMBRICULTURA: ESTRATEGIA SUSTENTABLE

AFE, empresa dedicada a la producción de jugos naturales y orgánicos a partir de frutas principalmente endémicas del país, elabora productos amigables con su entorno a través de la lombricultura.

Esta metodología consiste en que toda la materia que queda de la fruta después del prensado, se utilice en un proceso de compostaje, que se realiza en un criadero de lombrices. Ahí, los desechos se convierten en materia orgánica que posteriormente es utilizada para fertilizar los campos donde se encuentran los árboles frutales.

Para Max Darraidou, gerente general de AFE, "el impacto que han tenido en el medio ambiente los sistemas económicos y de producción basados en la explotación es evidente: recursos cada vez más escasos y altos índices de contaminación. Eso ya no es viable, por lo que el país, sobre todo el sector industrial, debe caminar hacia sistemas sostenibles y amigables con el medio ambiente", dice. Confiando en que la economía circular "es una buena idea", Darraidou añade que "es importante el trabajo que se haga con los desechos y, aún más crucial, que las empresas empiecen a valorizar los residuos", concluye.