Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-02-11
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   20
Sección:   FINANZAS & MERCADOS
Centimetraje:   32x23

  • Pie de Imagen
    El nivel de morosidad total de la industria cayó 1,3 puntos porcentuales en 12 meses.
    SEGÚN DATOS DEL REGULADOR
    Apertura de las tarjetas del retail genera fuerte caída en los indicadores de morosidad
    El Diario Financiero
    En algunas empresas, los niveles de mora llegaron a niveles bajos no vistos desde 2014, lo que además se atribuye a la mejora económica.
    Todo parece apuntar a que el retail financiero sacó provecho del mejor escenario económico que hubo en 2018, lo que se vio reflejado en una caída en la mora.

    De acuerdo a las últimas cifras de la Superintendencia de Bancos, la mora total de los emisores no bancarios se ubicó en noviembre de 2018 en 9,4%, anotando un retroceso de 1,3 puntos porcentuales en 12 meses.

    La empresa que registró la mayor disminución del total de la mora fue Créditos Organización Finanzas, compañía ligada a Abcdin, que registró una baja en sus niveles totales de mora de ocho puntos porcentuales respecto a noviembre de 2017, ubicándose en 8,4%. Este es su menor nivel de mora desde 2014. Tricot, la firma relacionada con la familia Pollak, fue la segunda entidad del retail financiero que presentó las mayores bajas en los niveles de mora total, reduciendo en casi cuatro puntos porcentuales los márgenes en 12 meses y llegando a 13,3% a noviembre del año pasado.

    La tarjeta de este emisor también alcanzó su nivel de mora total más bajo en los últimos cuatro años. La Polar fue otro actor que mostró una reducción de sus niveles de mora. La empresa donde participa como accionista Leonidas Vial, bajó en 2,2 puntos porcentuales su deuda, llegando a 17,7% al cierre de noviembre de 2018.

    Presto, que ahora es de propiedad de Bci, logró reducir en un año su nivel de mora en 1,9 puntos porcentuales. Así, la tarjeta que pertenecía a Walmart tiene un nivel de morosidad total de 11,2%, el más bajo de toda la industria del retail financiero.

    Hites, por su parte, informó a la autoridad regulatoria que su nivel de morosidad total estuvo en 14,1% a noviembre de 2018, una baja de 0,4 puntos porcentuales en un año. La firma ya había reportado a la Comisión para el Mercado Financiero al cierre del tercer trimestre, que desde abril-junio estaban experimentando un descenso de sus niveles de morosidad mayor a 90 días en su cartera.

    CMR Falabella -que está incorporada a la estructura del Banco Falabella como una sociedad de apoyo al giro- fue la entidad que presentó la menor disminución entre las compañías del sector en doce meses: 0,1 puntos porcentuales, llegando a una mora total de 7,3%.

    El vicepresidente ejecutivo de Retail Financiero, Claudio Ortiz, atribuyó estos mejores índices de la industria a la recuperación paulatina que ha tenido la economía, y en particular el mercado laboral.

    Apuntó a que el crecimiento del empleo asalariado ha hecho que existan 'mayores remuneraciones', lo que, a su juicio, 'evita situaciones de insolvencia'.

    Traslado de clientes

    Una de las estrategias que ha desarrollado la industria del retail financiero para disminuir sus niveles de morosidad es migrar a sus clientes que poseen tarjetas de crédito cerradas por plásticos asociados a marcas abiertas.

    Una de ellas es AD Retail, que cuenta con Abcdin y Dijon, que informó al regulador al término del tercer trimestre de 2018 que la disminución de los días de cobro se debe al aumento de las colocaciones producidas por su tarjeta Visa. Según las cifras del regulador, los plásticos vigentes que están asociados a esta marca crecieron en noviembre de 2018 un 70,3% a 12 meses, llegando a superar las 397 mil tarjetas. Mientras que las marcas cerradas han caído entre un 31% y 42%.

    La Polar también se encuentra en proceso de migración de clientes a una tarjeta abierta.

    La entidad comunicó en el tercer trimestre que una de las razones por las cuales los costos del negocio financiero cayeron es el traslado de sus clientes a la tarjeta Visa, que a noviembre del año pasado crecieron un 43,8% respecto a 2017, en contraposición a la disminución de 80% y 21% de sus marcas cerradas. Ortiz comentó que uno de los propósitos de la industria es ampliar la oferta, sofisticar los servicios asociados y elevar aun más los estándares de seguridad, pasando de un sistema cerrado a uno abierto.

    'Las empresas locales han suscrito crecientemente acuerdos con las marcas', destacó el directivo. Agregó que este aumento de tarjetas de crédito abiertas de la industria se ha traducido en una mayor competencia y mejores productos y servicios disponibles para las personas.

    'Las tarjetas del retail se están transformando en medios de pago seguros que son utilizados por todo el comercio', recalcó.

    Recuadro
    9,4% es la mora del retail financiero a noviembre de 2018.

    2,8 millones de tarjetas pertenecen al retail financiero.

    Pie de pagina
    POR VICENTE VERA V.-