Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2018-05-11
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   21
Sección:   Vivir Bien
Centimetraje:   29x27

Pie de Imagen
Ante los primeros síntomas de bochornos o depresión, ellas deben consultar a un profesional.
MENOPAUSIA: ALGO MÁS QUE SOLO BOCHORNOS
La Cuarta
Expertos señalan que en esta etapa en la vida de las féminas es súper importante estar alerta a los primeros síntomas. Lo bueno es que existen varias terapias para sobrellevar este fastidioso período.
En la actualidad, existen 3,3 millones de mujeres chilenas mayores de 45 otoños que transitan derechito y sin retorno a la menopausia, o que ya están viviendo la etapa del climaterio con diferentes manifestaciones. Además, como su expectativa de vida se ha prolongado hasta los 81 años, se ha dado paso a un nuevo escenario para este período de las féminas.

En el contexto del seminario "Climaterio y Menopausia: Lo que deberían saber las mujeres", organizado por Laboratorio Chile - Teva, tres expertos se dieron cita para acabar con los mitos, tanto sobre los síntomas y consecuencias de no tratarlos, así como de los miedos infundados a la terapia hormonal y la necesidad de un manejo integral de la misma.

Los médicos enfatizaron que esta etapa es "más que bochornos': por lo que las afectadas deberían conocer sus derechos a optar a la mejor calidad de vida posible. Para eso es necesario tener claridad que "a más síntomas, más problemas se presentan", y que existen tratamientos eficaces, como por ejemplo, las Terapias de Reposición Hormonal (TRH) que reducen sus manifestaciones, mortalidad y bajan las enfermedades crónicas, además de orientaciones técnicas por parte del sistema de salud, que entrega cobertura nacional y un modelo adecuado para su tratamiento.

Definición, síntomas y terapias. El doctor Arnaldo Porcile, experto en ginecología y reproducción humana, aclara que este es un proceso normal en las mujeres. "Debemos entender como climaterio la claudicación fisiológica de los ovarios, y la menopausia se refiere, básicamente, a la última menstruación", explica. En ese sentido, el académico es categórico al precisar que "cuando el ovario claudica, lo hace para siempre", por lo que la sobrevida de las mujeres en condiciones de carencia de estrógeno, considera un deterioro de su nivel de vida, lo que duplica el riesgo de enfermedades coronarias, aumenta el riesgo metabólico e incrementa el peligro de fracturas por osteoporosis, entre otros.

Por su parte, el médico internista, endocrinólogo y docente de la Universidad de Chile, Sergio Brantes, evidencia una realidad muy representativa al momento de atender a sus pacientes en ruta al climaterio. I as mujeres tienen una etapa llena de autonomía, pero llega la menopausia, cerca de los 50 años , y se les vienen encima los paradigmas de la vejez y una serie de síntomas que deterioran su calidad de vida", apunta.

En ese sentido, es enfático al advertir que ellas deben consultar a un profesional cuando aparecen indicios como dolor articular, insomnio, bochornos, sudoraciones o palpitaciones, alteraciones menstruales, molestias urinarias, sequedad vaginal y problemas emocionales, como depresión, ansiedad, angustia o irritabilidad.

Recuadro
CIFRA

3,3 MILLONES de mujeres chilenas mayores de 45 años van en camino o ya viven la menopausia, con diferentes síntomas.

40% DE LAS LAS DAMAS presentan problemas en su vida sexual a causa de patologías como la distrofia vaginal.

150 SÍNTOMAS se asocian a la menopausia, los que de no ser tratados, pueden derivar en peligrosas enfermedades.

Seguridad y beneficios de las terapias

Sobre el uso de las Terapias de Reposición Hormonal (TRH) para reemplazar la falta de estrógenos después de la menopausia, existe bastante desconocimiento y creencias equivocadas. Esto ha dado pie a que muchas mujeres no se traten en esta etapa, con consecuencias negativas innecesarias, que perjudican su salud y calidad de vida
Luego de muchos arios de análisis, se concluye que el tratamiento con estrógenos (pastillas, parches cutáneos, cremas vaginales, geles y anillos) es seguro y efectivo. Además, se ha demostrado que los estrógenos conjugados disminuyen levemente el cáncer de mama.

"Incluso solos, los estrógenos reducen, aunque mínimamente, el riesgo de padecer esta enfermedad y aplicando la misma terapia, el riesgo cardiovascular decreció cuando se inició antes de los 60 años", asegura el doctor Carlos Rencoret, ginecólogo, oncólogo mamario y ex presidente de la Sociedad Chilena de Mastología.
El experto llamó a confiar en el tratamiento con estrogenos y su combinación con varios tipos de progestinas, pues las múltiples fuentes de información, incluyendo prolongados estudios de seguimiento en Europa, concluyen que es seguro.

Las sociedades científicas también han sido enfáticas en repetir que es necesario revertir la desinformación, para evitar el daño que la omisión injustificada causa a la salud de millones de mujeres en el mundo.
Pie de pagina
ALEXIS TORRES URZÚA-