Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2018-05-28
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B4
Sección:   ECONOMÍA Y NEGOCIOS
Centimetraje:   31x31
EJECUTIVO SE REFIERE AL ANUNCIO DEL GOBIERNO, QUE BUSCA TERMINAR CON LAS DISCRIMINACIONES POR SEXO Y EDAD
Colmena y eventual baja de utilidades por reforma a las isapres: “Las matemáticas no dan”
El Mercurio
El gerente general de la isapre, Nicolás Donoso, señala que esto no significa que la industria no tenga que hacer esfuerzos en materia de costos.
La agenda de equidad de género que anunció el Gobierno la semana pasada incluirá una reforma al sistema de isapres para terminar con la discriminación por sexo, que hace que las mujeres paguen más que los hombres en sus planes de salud privados. A su vez, los cambios apuntan a permitir la movilidad de cotizantes preexistentes entre aseguradoras mediante la creación de un fondo que permita trasladarse a una compañía distinta a estos beneficiarios hoy cautivos.

La reforma, a su vez, introduciría más solidaridad en el sistema, ya que los aportes de los hombres y jóvenes subsidiarían a las mujeres y tercera edad. Esto, porque las tarificaciones además de discriminar por sexo también lo hacen por edad. El gerente general de la isapre Colmena, Nicolás Donoso, ve con bueno ojos la iniciativa del Gobierno. De hecho, asegura que están disponibles y que sí les gustaría participar para aportar desde el punto de vista técnico en la reforma. 'Esto se debería traducir en un sistema más competitivo y que incentive a la industria para ir desarrollándose. Ese incentivo hará que algunos lo hagan bien y otros mal, como operan en otras industrias.

Son las reglas del juego', dice el ejecutivo. Con el actual sistema, las mujeres pueden pagar hasta tres veces más de lo que pagan los hombres por sus seguros. Sin embargo, sostiene que el tema de las mujeres es solo una arista, ya que esto es algo multifactorial y tiene muchos elementos. Asimismo, explica que la regulación actual establece un mecanismo de tarificación basado en sexo y edad, y las tarifas se colocan en base al perfil de gasto que tiene cada persona. 'Esa es la razón de la diferencia de precios: que los perfiles de gasto en salud en las distintas etapas de la vida son diferentes', precisa.

— ¿Qué le parece el anuncio del Presidente? 'Está muy bien que se discuta sobre una reforma y que se haga de forma seria. Considerando las distintas opciones que hay para estructurar y configurar un sistema de salud que trate de resolver las necesidades de la población de manera eficiente, que les dé mayor movilidad a las personas y que se termine con la discriminación'.

— Usted señala que el tema de las mujeres es una arista, ¿qué otros elementos se deberían considerar? 'Algunos de los elementos claves tienen que ver con la contención de costos y en la relación que existe hoy entre los pacientes, los prestadores y las aseguradoras. Se tiene que abordar desde el punto de vista de cómo se establecen las relaciones entre prestadores y aseguradoras, por ejemplo, con mecanismos de compras más eficientes, o mecanismos de gestión de redes. También está la contención en licencias médicas y que las personas se puedan mover libremente, y las preexistencias. La agenda de género toca una arista, pero el centro aquí tiene que estar puesto en cómo configurar un sistema de salud que responda a las demandas que la sociedad tiene y que pueda resolver las necesidades de salud de la población de la mejor manera posible'.

— La propuesta de igualar a los hombres y las mujeres no toca las utilidades de las isapres. ¿No creen que deberían hacer un esfuerzo de parte de la industria? 'Las matemáticas no dan si uno piensa que se puede lograr de esa manera, ahora eso no significa que no se tengan que hacer esfuerzos. Las utilidades del sector por sí solas son una fracción muy pequeña, el margen el año pasado fue un 3% sobre lo que recaudan y las diferencias de precios de las que estamos hablando pueden ser el triple entre hombres y mujeres.

Entonces las utilidades de las isapres y buscar que el sistema sea más eficiente puede contribuir, pero es un granito de arena'.

—¿Qué opciones existen para terminar con los planes más altos de las mujeres sin tener que subir el de los hombres? 'Esto hay que ponerlo en perspectiva. Hay muchas cosas que tienen que conjugarse y tienen que hacerse en concordancia para lograr que las mujeres no tengan que pagar un costo tan alto en sus planes de salud.

Tiene que ver en cómo buscamos formas más eficientes de resolver los planes de salud, a través de la contención de costos y de un mejor control de las licencias médicas, eso sí puede influir en que las mujeres terminen pagando menos'. 'Si lo que queremos es tener más solidaridad y más equidad, finalmente algún ajuste hay que hacer. No se puede lograr que los precios de los planes de las mujeres sean iguales sin tocar los precios de los hombres'.

Negocio sustentable

— Este año aplicaron un alza de 4,8% en los planes y las utilidades del primer trimestre mejoraron respecto del mismo período del año anterior ¿Cómo justifican el incremento, si ya venían con utilidades positivas? 'La ecuación acá es la siguiente, los costos en salud siguen subiendo y van a seguir subiendo por buenas razones.

Esta es una realidad. Lo que tratamos de hacer es que el negocio se mantenga sustentable en el tiempo, entendiendo que el margen final es del orden de un 3% sobre los ingresos, donde desajustes en los costos pueden hacer que suba o que baje brutalmente'.

'Esto no se hace sobre la base de las utilidades del año pasado, se hace sobre proyecciones de largo plazo de las tendencias que tienen los costos y el comportamiento que tiene la cartera, y sobre eso se estiman los precios que se deben cobrar hacia adelante para mantener el negocio de forma sustentable en el tiempo'.

Recuadro
"Si el foco estuviese puesto solo en las utilidades es un error técnico, porque no es el problema de la industria. Aunque no hubiesen utilidades, las diferencias de precios seguirían'.

NICOLÁS DONOSO GERENTE GENERAL DE LA ISAPRE COLMENA


Licencias: 'Son un problema para el país'

El gerente general de Colmena señala que una de las formas de equilibrar los precios de los hombres y las mujeres es a través de un mejor control en las licencias médicas. De hecho asegura que mejorar este aspecto sí podría influir en que las mujeres paguen menos, sin afectar el precio de los hombres.

Donoso sostiene que las licencias médicas en la industria de las isapres crecen cerca de un 13% al año, cuando la cartera crece 4%, pero que no solo afectan la industria de las aseguradoras. 'Son un problema para el país, las licencias médicas en Fonasa crecen más que lo que crecen en las isapres.

Es un problema de productividad, de ausentismo y un problema de costos para todo Chile', afirma. Asimismo señala que de todo lo que recaudan las isapres un 20% se gasta en licencias médicas. Sobre las licencias médicas siquiátricas, que son una de las más solicitadas, menciona que hay un problema de control y que eso responde a una mala regulación.
Pie de pagina
MARÍA JESÚS COLOMA-