Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-03-31
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B15
Sección:   ECONOMÍA Y NEGOCIOS - DOMINGO
Centimetraje:   52x22

  • Pie de Imagen
    El gobierno trabaja desde el año pasado en una reforma al sistema privado de salud para, entre otros aspectos, terminar con las preexistencias y las discriminaciones que ésta que genera.
    INFORME SOLICITADO POR LA ASOCIACIÓN DE ISAPRES AL ECONOMISTA PATRICIO ROJAS:
    Estudio calcula en US$ 1.287 millones el costo para las isapres de terminar con las preexistencias
    El Mercurio
    El fin de la declaración de salud que se ha planteado en la discusión de reforma al sistema privado de salud podría hacer quebrar el sistema, concluye este estudio que será entregado al Gobierno y el Congreso por el gremio de las isapres.
    El sentido de oportunidad. En eso se basa un estudio de 50 páginas elaborado por el economista Patricio Rojas para la Asociación de Isapres en que se cuantifican los costos netos que tendrían que enfrentar las isapres en su conjunto si es que se terminara con la declaración de salud, es decir, con el formulario que obliga a las personas a informar sus preexistencias al cambiarse de aseguradora o migrar desde Fonasa a isapre. Mientras el Gobierno no ha dado claridad de cómo pretende cumplir su anuncio hecho el año pasado de eliminar las preexistencias de los usuarios de isapres, el gremio de las aseguradoras hace tiempo que viene alertando de que terminar con la declaración de salud pondría una presión insostenible al sistema, si es que no hay una compensación por riesgo para las isapres que reciban a más enfermos.

    Ahora, este estudio de Patricio Rojas y Félix Berríos le puso números concretos a estos costos, cifrándolos en un total neto de US$ 1.287 millones en el primer año sin preexistencias, en un escenario en que no hubiera compensaciones. Esto equivale a 17 veces las utilidades del sistema. 'La eliminación de la declaración de salud debería llevar a que las personas más sanas fluyan desde isapres a Fonasa, sabiendo que en la eventualidad de requerir una atención oportuna se podrán cambiar fácilmente de sistema.

    Este comportamiento destruye por completo el concepto de seguro y la distribución de riesgos que se intenta lograr en la población', concluye el informe fechado el 28 de marzo y que por estos días lo entregarán al Gobierno, congresistas y expertos. Según el estudio, 'la eliminación de la declaración de salud, sin mecanismos que frenen la entrada de enfermos desde Fonasa o que no se haga cargo financieramente de ella, 'llevará con una alta probabilidad a la quiebra del sistema en el primer año de su aplicación, pues los ingresos no serán suficientes para solventar los gastos en prestaciones y licencias médicas al siguiente año y, consecuentemente, la Superintendencia de Salud deberá intervenir el sistema'.

    El presidente de la Asociación de Isapres, Rafael Caviedes, asume que si bien concuerdan con la necesidad de una reforma al sistema de isapres que corrija las diferencias de tarifas por sexo y que establezca un plan que garantice mayor equidad y transparencia, 'la eliminación de la declaración de salud conducirá al desfinanciamiento del sistema privado de salud, porque 1,9 millones de afiliados al sistema de isapres no pueden financiar la salud de 18 millones de chilenos con una carga de enfermedad muy importante no resuelta'.

    'Hacemos un llamado a que el Gobierno y el Congreso legislen sobre una propuesta que otorgue viabilidad al sistema y corrija todos aquellos aspectos que contribuyan a perfeccionarlo, para lo cual se requiere de un análisis técnico riguroso, y no ideología', concluye. Desde el Ministerio de Salud señalaron que se encuentran en la etapa de ajustes finales al Proyecto de Ley, 'el cual contempla un plan universal con tarifa variable en un pequeño margen, con lo que se busca poner fin a las discriminaciones por sexo, edad o preexistencias que existen actualmente en el sistema de salud privado".

    Quiénes migrarían a isapres Para cuantificar los efectos que tendría la eliminación de la declaración de salud, el estudio se enfocó en quienes podría migrar desde Fonasa a isapre, subdividiéndolos en tres grandes grupos. El primero, aquellos con patología GES y que pueden esperar por una atención, es decir, por las características de su enfermedad, pueden esperar a realizar el cambio desde el sistema público al privado antes de atenderse (se trata de 49 enfermedades de las 80 que están en GES). En este grupo, además, consideró solo a quienes por el nivel de ingreso del hogar podrían costear un copago en el sistema privado, poniendo como corte un ingreso por hogar de $800 mil para calificar.

    Con estas variables, el estudio cifra en 6,7 millones las personas que podrían pasar de Fonasa a isapre. Pero luego acota este universo a solo 247.768 personas que efectivamente se cambiarían, de acuerdo a las encuestas Adimark-Unab y Cadem. El costo de atender a este grupo —incluidas sus licencias médicas— implica un total de 27,06 millones de UF anuales, unos US$ 1.095 millones. Si a ese costo se le descuenta la cotización que harán esas personas del 7% —US$ 192 millones de ingreso para las isapres—, en el neto el costo de la aseguradora para este primer grupo sería de 22,3 millones de UF, US$ 902 millones.

    El segundo grupo corresponde a pacientes que están en lista de espera de atenciones para intervenciones no GES y que están ya retrasadas —excluyendo atenciones odontológicas—, que suman 250.000 personas. Pero aplicando el mismo criterio de ingreso familiar mínimo de $800 mil necesarios y que tengan propensión o interés de cambiarse, este grupo se acota a 45.000 personas con intervenciones quirúrgicas retrasadas. Esto suma otros US$ 87,4 millones de costo, incluyendo las licencias médicas respectivas. Claro que acá nuevamente corresponde descontar el ingreso de las isapres por el 7% cotizado por estas personas: US$ 34 millones.

    Así, en este segundo grupo el sistema isapre absorbería un costo neto de 1,32 millones de UF al año, o US$ 53 millones. Un último grupo son quienes percibirían atenciones esporádicas, por ejemplo, los partos o intervenciones puntuales. Aplicando el criterio de que quieran y puedan costear un copago, dado su ingreso familiar, este grupo suma 166.158 personas y el costo para las isapres es de US$ 363 millones (incluyendo las licencias). Por contrapartida, las isapres recaudarían en este grupo por el 7% de cotización US$ 129 millones al año, lo que lleva a un costo neto de US$ 234 millones.

    Sanos que migran a Fonasa

    El mismo estudio hizo el análisis a la inversa: las personas sanas de su cartera que migrarían a Fonasa. De acuerdo a la encuesta Casen, el número de personas en el rango etario de los 25-45 años que pertenece a una isapre, pero que no ha usado el sistema de manera recurrente alcanza a 226.092 (que están sobre los $800 mil de ingreso hogar). De dicho total, 113.046 personas estarían dispuestas a traspasarse de una isapre a Fonasa.

    Si se computa los menores ingresos de las isapres por dejar de percibir la cotización del 7% de estas personas, tendrían menores ingresos por US$ 112 millones al año. En este caso, las isapres liberan un gasto por no atender a estas personas, lo que el estudio cifra en el 15%. Entonces, el costo neto en este grupo es de US$ 98 millones. Es decir, sumando las cuatro situaciones, el costo neto para el sistema de isapres sería de 31,81 millones de UF anuales, o US$ 1.287 millones.

    Recuadro
    1,9 millones DE PERSONAS APROXIMADAMENTE están afiliadas al sistema de isapres.

    902 millones DE DÓLARES SERÍA EL COSTO NETO del traspaso de cotizantes con patologías GES de Fonasa a isapres.

    53 millones DE DÓLARES SERÍA EL COSTO PARA LAS ISAPRES si se traspasaran las personas que están a la espera de operaciones en el sistema público.

    113 mil PERSONAS ENTRE 25 Y 45 AÑOS que cotizan en isapre, pero no ocupan el sistema de forma recurrente, estarían dispuestas a traspasarse a Fonasa, según Cadem.

    'La eliminación de la declaración de salud conducirá al desfinanciamiento del sistema privado de salud'. RAFAEL CAVIEDES PRESIDENTE ASOCIACIÓN DE ISAPRES.
    Pie de pagina
    NICOLÁS DURANTE PARRA.-