Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-06-11
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B2
Sección:   ECONOMÍA Y NEGOCIOS
Centimetraje:   27x27
En la presentación del Informe de Política Monetaria (IPoM) a la comisión de Hacienda del Senado:
Banco Central recorta proyección de inversión para este año, pero la sube para 2020 y 2021
El Mercurio
Luego del débil desempeño del componente maquinaria y equipos en el primer trimestre, hacia adelante ve señales positivas en construcción y el desarrollo de proyectos mineros, cuya inversión no registra retrasos.
Principalmente por el efecto de la sorpresa negativa de actividad del primer trimestre, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, señaló que la institución bajó en 25 puntos base su proyección de crecimiento del PIB para 2019, a un rango de entre 2,75% y 3,5% en su Informe de Política Monetaria (IPoM) de junio, tal como lo adelantó en la reunión del viernes, en la que el banco recortó sorpresivamente la tasa de interés de política monetaria (TPM) de 3% a 2,5%. Marcel, acompañado por el Consejo del banco, presentó ayer el reporte ante la comisión de Hacienda del Senado, que preside Ricardo Lagos Weber.

En la ocasión, detalló que la proyección de crecimiento tiene un sesgo a la baja, lo que implica que de materializarse algunos riesgos es más probable que esté en la parte baja del rango, o por debajo de él. El Banco Central también corrigió su estimación de aumento de la inversión a un 4,5% en lugar del 6,2% previsto en marzo, en gran parte por el débil desempeño de su componente maquinaria y equipos en los primeros tres meses del año. La menor inversión se dio en un contexto de una elevada acumulación de existencias hacia fines de 2018 y la mayor incertidumbre del escenario externo, pero, agregó Marcel, construcción y obras han sostenido un dinamismo importante. Hacia adelante ve señales positivas para el rubro, reflejadas en la información bursátil y dado que los grandes proyectos de inversión que se llevan a cabo, especialmente los mineros, no registran retrasos.

Destacó que también contribuyen a una mayor inversión la baja en la tasa de interés de política monetaria y que el Gobierno haya anunciado la agilización de una serie de proyectos de inversión en infraestructura, tanto de inversión pública —que se ejecutarán en 2019 y 2020— como a través de concesiones a contar de 2020, para construcción de hospitales, carreteras y aeropuertos. En ese contexto, el Banco Central subió de 4,3% a 5,1% la estimación de aumento de inversión para 2020 y de 3,9% a 4,1% para 2021. Marcel, sin embargo, puso una nota de cautela por el aumento en la incertidumbre externa, que ha reducido el precio de los activos y los incentivos a invertir. A ello se suma que el alza del dólar podría mermar la importación de bienes de capital. La evolución de los inventarios también pone riesgo a la inversión, agregó. En tanto, la nueva proyección de crecimiento del PIB supone que la economía retomará mayores tasas de expansión anual en la segunda parte del año. Para 2020 mantiene la estimación de entre 3% y 4% y la sube para 2021, a un rango de entre 3% y 4% en lugar de 2,75% y 3,75%.

PIB tendencial y potencial

En su presentación, Marcel ahondó en la revisión del PIB potencial y del PIB tendencial, así como en la nueva estimación de la TPM neutral para la economía chilena. El Consejo estimó que el PIB potencial —aquel coherente con una inflación estable— se ubicará en torno al 3,4% en 2019-2021, en lugar de 3,2%, lo que se combina con una caída inicial de la productividad ante el aumento de la fuerza de trabajo.

Esta actualización lleva a que la brecha o diferencial entre el PIB potencial y el crecimiento efectivo sea de 0,7 puntos porcentuales, en lugar de 0,2 puntos que arrojaba anteriormente. El PIB tendencial, asociado a la capacidad de crecimiento de mediano plazo de la economía, subió desde un rango entre 3% y 3,5% a uno de 3,25% y 3,75%. Esta corrección asume un crecimiento de 1% en la productividad del sector minero, aunque existe incertidumbre por el bajo dinamismo de esta variable en los últimos años, plantea el informe.

Sube la inflación

El IPoM sube desde 2,6% a 2,8% la estimación de inflación anual a diciembre de este año, con un balance de riesgos equilibrado. Reduce de 3% a 2,9% el pronóstico para 2020 y lo mantiene en 3% hacia diciembre de 2021.

Recuadro
Ajustes en precios del cobre y del petróleo por conflicto comercial

El IPoM considera un crecimiento más acotado de los términos de intercambio. El escenario base es que el impulso externo que recibirá la economía chilena en los próximos dos años será menor al previsto en marzo y al de los dos años anteriores, debido a la intensificación de las tensiones comerciales entre EE.UU. y China.

El precio del cobre se ha reducido por el escalamiento del conflicto comercial y los datos de actividad en China, en el margen ha estado por debajo de lo esperado por el mercado. En el escenario central, el informe contempla precios del cobre más cercanos a US$ 2,8 la libra en promedio para este año, en comparación a US$ 2,9 la libra en marzo. En lo que va corrido del año, el precio del metal promedia los US$ 2,8 la libra. Para el petróleo, luego de las alzas registradas desde marzo asociadas a las sanciones a Irán, menores envíos de Venezuela y sobrecumplimiento de los recortes de la OPEP, los temores por los efectos del conflicto comercial sobre la demanda del crudo deshicieron las alzas.

El informe proyecta un precio de US$ 60 el barril de WTI para este año y US$ 68 el barril de Brent. Por otra parte, ajustó levemente el crecimiento del PIB de los socios comerciales para este año a un 3,2% y proyectó un crecimiento de 0,6% en las exportaciones y en las importaciones, con niveles este año de US$ 74.400 millones y US$ 69.100 millones, respectivamente.

Inmigración tiene efectos en una menor inflación

En su informe de marzo, el Banco Central había vinculado la menor inflación a la posibilidad de mayores holguras de capacidad por la fuerte inmigración de los últimos años. El IPoM de junio contiene un análisis de su impacto. No es usual que la fuerza de trabajo aumente en 7% u 8% por encima del crecimiento de la población, en un plazo de tres años, dijo Marcel.

Entre diciembre de 2014 y diciembre de 2018, la población extranjera en Chile pasó desde 490 mil personas a 1 millón 250 mil. Es un tema al que se ha enfocado la División de Política Monetaria del Banco Central, que dirige Elías Albagli. El flujo migratorio conlleva un mayor crecimiento, dijo el economista, pero la velocidad depende de la adaptación de esta nueva fuerza de trabajo a la realidad del país, rapidez que va a ser afectada por la facilidad con que reacciona la inversión y, sobre todo, por la evolución de la productividad de los nuevos trabajadores.

Un aumento en la fuerza de trabajo es conducente a una menor inflación, especialmente porque cuando los inmigrantes llegan empiezan en trabajos que están por debajo de sus calificaciones. Por otro lado, indicó Albagli, este flujo también implica una mayor demanda y como la capacidad instalada de la economía está fija, por ahora, eso tiende a tener presiones inflacionarias. Pero se trata de un tema a evaluar porque no es obvio por dónde va, acotó.
Pie de pagina
LINA CASTAÑEDA-