Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-07-04
Tipo:   Suplemento
Página(s):   2
Sección:   Suplemento - INTRO / OPINIÓN
Centimetraje:   14x20
El salto a la colaborinnovación
La Tercera - Pulso
¿Es posible convertir una idea en un proyecto exitoso sin interactuar con más personas, fortalecer equipos y complementar la propuesta con terceros? ¿Por qué los polos de innovación a nivel mundial son aquellos lugares en donde existen 'Ecosistemas' habilitantes en donde más allá de una buena idea lo más importante es encontrar un clima colaborativo? En esta línea, toda iniciativa que promueve el emprendimiento, inversión o crecimiento se basa en un grupo de personas que busca desarrollar una propuesta diferente, pero la clave en lograr el éxito va a depender de su propuesta y trabajo en equipo, lo cual es fuertemente promovido por ambientes colaborativos.

Etimológicamente, colaboración viene del latín 'colaborare' que quiere decir 'trabajar en conjunto' en donde el concepto nace de la base de la humildad de toda persona que cree en que puede cambiar las cosas, pero para salir adelante vislumbra debilidades que necesariamente requiere fortalecer con otros. En estricto rigor, la colaboración al igual que el clima organizacional es el efecto y no la causa en donde para lograr ambientes colaborativos se requiere de personas y equipos que estén proactiva y recíprocamente buscando a otros para fortalecer una propuesta, lo cual promueve la interacción y generación virtuosa de iniciativas. Es por eso que muchas veces los ambientes colaborativos son promovidos en espacios geográficos, hubs, o ecosistemas donde confluyen variados actores afines como lo es en Israel, Singapur, Berlin o Sillicon Valley.

En nuestro caso, al momento de lanzar el Sofofa HUB, se ha priorizado comenzar con un problema real y articular el mejor campo de colaboración que permita desarrollar un desafío en espacios precompetitivos en donde al existir una tendencia relevante, se genera un ambiente que promueve el intercambio de ideas y la innovación. A partir de esa colaboración es que se generan ejemplos como el diseño y reciclaje para la economía circular de productos de consumo masivo, la reutilización de subproductos y trazabilidad para la industria, lo desarrollado por el centro de medio ambiente y energía en la descontaminación de cuencas territoriales, el surgimiento del Centro de Biotecnología Traslacional o el fomento de la descarbonización de la demanda. Esperamos que el trabajo sistemático de desafíos reales y prioritarios permita que el recientemente creado Sofofa HUB pueda ir entregando a universidades, centros tecnológicos, emprendedores, startups y el estado, los ingredientes para canalizar propuestas para generar campos de innovación que sean sostenibles y relevantes en el tiempo.
Pie de pagina
MATÍAS CONCHA Consejero Sofofa-