Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-07-08
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B2
Sección:   ECONOMÍA Y NEGOCIOS - Análisis
Centimetraje:   13x20
Y AHORA, ¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERNOS?
El Mercurio
La sensación de inseguridad de los chilenos es una, si no la más masiva, de las preocupaciones de los ciudadanos. Las encuestas señalan, con más de 50%, que la seguridad es el tema que más preocupa a la gente. Pero hay un tipo de temor que aún no está representado dentro de esa cifra y tiene que ver con la seguridad ciudadana en su dimensión digital, ámbito donde todavía nos queda mucho por avanzar.

En este entorno, los así llamados 'Equipo de Respuesta a Incidentes de Seguridad Informática (CSIRT)' son herramientas clave para contar con una estrategia de ciberseguridad eficiente dentro de las organizaciones y como sociedad. La larga historia de incidentes de seguridad digital han permitido que los atacantes evolucionen, aprendiendo de sus errores y perfeccionando sus métodos. Sin embargo, la experiencia acumulada por los proveedores de TI y seguridad digital, también se ha traducido en el desarrollo de eficientes estrategias defensivas y preventivas, que han probado su valor en innumerables ocasiones. Un CSIRT es un equipo tipo Onemi (ya hay uno implementado en el Ministerio del Interior), interno o externo, que cuenta con tecnologías y procesos, y cuyo principal objetivo es minimizar y controlar los daños ante un ciberataque.

Además, se ocupa de asesorar, responder y recuperar la normalidad en las operaciones, así como de prevenir futuros incidentes, operando tanto proactiva como reactivamente. Para lograr su objetivo, coordina a todas las áreas, personas y procesos involucrados en un incidente.

Solo entendiendo bien el problema —hay expertos y tecnologías para abordar este tema de manera eficiente— y tomando las riendas en el asunto —lo que implica reconocer la complejidad del desafío—, empresas y Estado podrán estar mejor preparadas para enfrentar las amenazas que estamos sufriendo hace un buen tiempo. Para esto, es clave que lo público y lo privado trabajen en torno a una estrategia común, de carácter nacional, con el apoyo de todos los actores de la sociedad. El tiempo apremia y si no nos ayudamos nosotros mismos, nadie lo hará. Ojalá que el próximo incidente (que lo habrá, eso es seguro) nos encuentre preparados y con astucia para enfrentarlo, porque el Chapulín Colorado ya no está aquí para defendernos.
Pie de pagina
ROSARIO NAVARRO, VICEPRESIDENTA DE SONDA Y MIEMBRO DEL COMITÉ EJECUTIVO, Y CONSEJERA SOFOFA-