Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-09-11
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A10
Sección:   VIDA - CIENCIA - TECNOLOGÍA
Centimetraje:   31x21

  • Pie de Imagen
    - El aumento de la temperatura inutilizará tierras de cultivo de café en Centroamérica, afectando a pequeños campesinos, muchos de ellos indígenas.

    - La demanda de carne aumentará, especialmente desde África y Asia, asegura el consultor de la FAO Martín Piñeiro. Para cubrirla, se deberá impulsar una ganadería sustentable.

    - La región latinoamericana posee la mayor reserva de suelos arables del mundo (30% del total mundial) y un 30% de las reservas de agua renovable, pero la escasez hídrica que ya afecta a países como Chile representa un importante desafío.
    Umbral que establece la ciencia para frenar el cambio climático:
    Gran parte de Latinoamérica superará los 2 °C de aumento de temperatura en 10 años más
    El Mercurio
    Es la advertencia de un informe de la FAO, que forma parte de una serie de 33 investigaciones sobre los desafíos rurales, agrícolas, alimentarios y ambientales que enfrenta la región.
    En menos de una década, la mayor parte de la cuenca del Amazonas, Bolivia, los Andes peruanos, Venezuela y el oriente de Colombia, presentarán el temido aumento de 2 °C en la temperatura media del planeta respecto de los inicios de la revolución industrial, y que espera revertir el Acuerdo de París sobre cambio climático. América Central, México y el Caribe, en tanto, superarán esa barrera hacia 2040. Los últimos en remontarse sobre ese umbral serán la Patagonia chilena y argentina, entre 2065 y 2075. Así lo reconoce un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que forma parte de una serie de 33 investigaciones sobre los desafíos rurales, agrícolas, alimentarios y ambientales de la región para conseguir los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU (https://bit.ly/2ZFqzBA).

    Entre las consecuencias, se prevé para 2050 una disminución de la producción de trigo en zonas de riego de Argentina. Algo parecido ocurrirá en México, América Central, el norte de Sudamérica y el noreste de Brasil con el maíz y los porotos. Preocupa también el futuro de las plantaciones de café de Centroamérica. 'El café de calidad solo se da en ciertas alturas sobre el nivel del mar, pero esas alturas ahora se van a mover, van a subir. ¿Qué vamos a hacer con esos cientos de miles de campesinos que viven acá y que en sus campos no van a poder producir café?, ¿como vamos a hacer para moverlo a otras zonas?', se preguntó el ingeniero agrónomo argentino Martín Piñeiro al comentar ayer los resultados en la sede de FAO en Santiago.

    No hay ganador

    Piñeiro, asesor especial del director general de la organización internacional, reconoce que para hacer frente a este y otros desafíos, se requerirán de inversiones enormes y de un esfuerzo público y privado gigantesco. En los documentos se indica que, con el aumento de temperatura, países del cono sur, como Argentina y Uruguay, tendrían las condiciones para producir más leche, pero esto será a costa de otros países, como Perú, Ecuador y Colombia, que perderían esa capacidad. 'Y puede que en producción lechera, a lo mejor, Argentina gane, pero va a perder en trigo y en muchas otras cosas. El balance es que no hay ganador', señala Piñeiro.

    El mundo va a presentar una mayor demanda de alimentos y el hemisferio va a ser la principal región exportadora. 'Toda Asia será un gran mercado para los productos agropecuarios, incluyendo India. Esto, en parte, es porque el hemisferio americano tiene la mejor dotación de recursos naturales para la producción y es el continente que ha tenido la principal revolución tecnológica', asegura Piñeiro. Otro tema identificado como urgente es el desarrollo de una ganadería sustentable. 'Hay todo un tema hoy de criticar a la carne, pero tenemos cientos de millones de consumidores emergentes en los países de Asia que por primera vez tienen los ingresos necesarios para consumirla.

    Esto que se dice de que hay demasiada carne es un promedio global y si bien puede que haya mucho más que la necesaria en algunos países del norte, no es así en muchos de África o Asia, donde nunca la han comido y quieren hacerlo'. La pesca también plantea un desafío serio a la luz del aumento de la temperatura, advirtió Carolina Trivelli, investigadora del Instituto de Estudios Peruanos. 'Se reducirá en 40% la extracción. Esto ya está afectando aguas relevantes para la pesca, haciendo que se desplacen especies', advierte. Esto traerá un impacto tanto en la disponibilidad como diversidad de ellas.
    Pie de pagina
    RICHARD GARCÍA-