Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-11-09
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   C12
Sección:   Nacional
Centimetraje:   23x18

  • Pie de Imagen
    Autoridades. En la foto, el ministro Jaime Mañalich y el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga.
    La cartera retiró una iniciativa que se discutía en la Cámara de Diputados:
    Salud presentará una nueva reforma a Fonasa que creará un Plan de Salud Universal
    El Mercurio
    Cobertura mínima será de 80% en prestaciones ambulatorias y hospitalizaciones. Además, cada afiliado tendrá una red de prestadores en convenio donde atenderse.
    En Chile, cerca del 80% de las personas se atiende en el sector público de salud, es decir, son afiliados a Fonasa. Es justamente este sistema el que presenta los mayores problemas, los cuales se ven reflejados, por ejemplo, en las largas listas de espera. De hecho, hay casi dos millones de pacientes que aguardan por una consulta médica o una intervención quirúrgica.

    Con ese panorama, y en el marco de la crisis que vive el país, el Ministerio de Salud anunció ayer que presentará una nueva reforma a Fonasa, mediante un proyecto de ley que ingresará al Congreso en diciembre. En abril, Salud ya había presentado otra iniciativa que buscaba la modernización de esta institución, pero esta ya fue retirada de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, para que los parlamentarios puedan estudiar el nuevo texto.

    'Este es el mayor cambio que se ha aplicado en Fonasa en los últimos 40 años para asegurar el acceso y calidad de salud para los beneficiarios del sistema, en consonancia con los movimientos sociales y las demandas que hemos tenido', aseguró el ministro Jaime Mañalich. El nuevo texto, al igual que el anterior, apunta a que el seguro público deje su rol como mero financiador y tome una labor activa en garantizar los derechos de atención de sus beneficiarios.

    Uno de los principales cambios es que el Gobierno buscará crear un Plan de Salud Universal para los afiliados —similar al que busca crear la reforma a las isapres—, que reemplazará al actual sistema que funciona mediante la modalidad institucional o de libre elección. Este plan único, entre otras cosas, garantizaría prestaciones de medicina preventiva, enfermedades AUGE, atenciones de urgencia vital, prestaciones curativas hospitalarias y cirugías mayores ambulatorias, consultas médicas ambulatorias, insumos y medicamentos, y el seguro catastrófico, que actualmente se discute en el Congreso.

    Cobertura y prestadores Pese a que aún el proyecto no está terminado, según Mañalich, 'la cobertura para los beneficiarios de Fonasa será de 80% mínimo en servicios ambulatorios y hospitalizados, ese es el piso. Por supuesto, mientras menos ingresos tenga la persona más cobertura tiene'. Si bien el plan es único, cada beneficiario tendrá una red de prestadores en convenio dependiendo del lugar donde resida y la complejidad de las patologías que tenga.

    Así, y a diferencia de lo que sucede en la actualidad, podrán elegir dónde atenderse dentro de la red. Estos recintos estarán a disposición de los afiliados, aunque habrá un orden de preferencia a respetar: tendrán prioridad los hospitales públicos, luego los recintos universitarios, corporaciones sin fines de lucro y finalmente las clínicas privadas. Además, se reformulará el gobierno corporativo de Fonasa y se creará un consejo de cinco miembros; estará el director de la entidad, acompañado de los subsecretarios de Redes Asistenciales, de Economía y de Hacienda.
    Pie de pagina
    MAX CHÁVEZ-