Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-11-29
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   15-16
Sección:   ENTREVISTA
Centimetraje:   40x56
Paola Hartung Vicepresidenta de Acera
ANTOFAGASTA SERÁ UNO DE LOS PILARES FUNDAMENTALES EN LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA
Norte Minero
Recién asumida en el cargo gremial, Hartung ahondó en la agenda social con miras a concretar el proceso de descarbonización de la matriz energética nacional, donde Antofagasta es una región clave para que se alcance un 70% de energías renovables al 2030.
La Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera) inició noviembre con cambios. Uno de ellos y que marcará un antes y un después en el gremio fue la elección de la primera mujer en el cargo de vicepresidenta de la asociación. Se trata de Paola Hartung Martínez, ingeniera civil eléctrica y magíster en ingeniería industrial de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, quien actualmente se desempeña como directora de Asuntos Regulatorios de AES Gener para Chile y Colombia, entre otros roles.

Hartung destaca lo significativo que es haber sido electa vicepresidenta de la asociación gremial. -Acera cuenta desde hace años con presencia de mujeres en su directorio, pero ahora ha querido dar un paso más allá y me incorporó en un cargo directivo". Nos obstante, el incremento que ha tenido la participación de mujeres en las distintas áreas de sector energético, está aún es baja ya que sólo llega al 24 %.

Pero Hartung es optimista y ve el vaso medio lleno. "De a poco las empresas del gremio han ido incorporando a más mujeres en sus procesos, tanto en la construcción, operación y mantenimiento de plantas, ya sean renovables como convencionales. Y ese cambio también se ha visto en los niveles ejecutivos, donde se ha observado un importante crecimiento con profesionales que han decidido hacer carrera en el sector.

Pero además del tema de género, la nueva vicepresidenta asumirá otros importantes desafíos como la transición energética sustentable y responsable, y en esa misma línea, en el desarrollo del almacenamiento de energía. Todo en el marco de la coyuntura social y política que vive el país.

A más de un mes del estallido social en Chile y en el marco de la agenda social propuesta por el gobierno, ¿cuál es la postura de Acera ante la estabilización de precios de las tarifas eléctricas? El gobierno y el sector eléctrico en general están haciendo un enorme esfuerzo para adelantar los beneficios de haber incorporado en la matriz las energías renovables. Por ello, estamos trabajando con fuerza en la implementación de esa ley para que dé tranquilidad y certezas a los inversionistas, pero también que permitan un alivio en la cuenta de la luz. Nuestra visión es que con harta dedicación y apoyo, todas las decisiones que se tomen hoy y a futuro sean efectivas.

Entonces, ¿el objetivo de ustedes es resguardar que este mercado opere en forma eficiente, seguro y cada vez más diversificado?

Estamos trabajando para lograr una transición energética segura y responsable. Hoy, a través de la iniciativa legal aprobada hace algunas semanas, estamos brindando un apoyo importante en materia de precios a todos los chilenos, pero estamos convencidos que la misma transición energética, en la cual energía renovable tiene un rol crucial, permitirá a futuro tener energía más barata y eficiente.

La idea en un mediano y largo plazo ¿es que los precios no se encarezcan en regiones mineras como Antofagasta?

Los mecanismos de estabilización buscan lograr que los precios se mantengan estables. Eso es lo que buscó el Gobierno con esta ley. En el caso de las licitaciones de energía para clientes regulados, el mecanismos establecido incorpora energía a precios más baratos. Por lo tanto, no se prevé que existan alzas en el futuro.

DESCARBONIZACIÓN

Ahora, otro aspecto a poner el subrayado se encuentra en la agenda ambiental, es decir, en el derecho de vivir en un entorno sin contaminación. El sector energético, a través de Acera, realiza un aporte a la agenda social desde el ámbito medioambiental. Querernos contribuir a ayudar a solucionar los ternas de pobreza energética, el acceso a la energía y también el ser capaces de viabilizar la transición energética que Chile necesita.

¿Qué pasa con las comunidades aledañas a los proyectos de energías renovables?

Es muy importante cuidar la relación de la industria eléctrica con las comunidades donde finalmente se están instalando o se van a instalar los proyectos que paulatinamente reemplazarán a la generación tradicional del país. Por este motivo, trabajamos junto a las comunidades que nos acogen para concretar de buena manera la transición energética que estamos viviendo.

En ese sentido, planteas una conversación desde la génesis de estos proyectos con miras a la descarbonización de la matriz energética.

Aquí en particular hay procesos de acercamiento temprano con las comunidades, de manera de ir resolviendo las inquietudes que ellas tienen cuando se desarrollan proyectos de energías renovables. En suma, lo importante es que todos entendamos los beneficios que traen las nuevas tecnologías para las propias comunidades, el país y por supuesto para la eficiencia del sistema.

Caminando por esa vereda, ¿es un factor clave en la transición energética la tecnología del almacenamiento?

El almacenamiento de energía es un tema muy importante. En Acera creemos que la descarbonización se dará de forma natural, porque la matriz energética en Chile transita en ese camino. Sin duda existen algunos desafíos para incrementar la penetración de energías renovables al sistema, entre los que está el qué hacer cuando tenemos horas en las que hay menos sol o viento. En ese momento, los sistemas de almacenamiento cobran un rol muy importante.

Además se encuentra el reto de la penetración de renovables con un sistema de transmisión más robusto, dada la complejidad de construir líneas de transmisión.

Los sistemas de almacenamiento le dan solución tanto al tema de la transmisión como a las horas en que el recurso eólico o solar es escaso. Un sistema de transmisión más robusto se puede lograr a través de sistemas de almacenamiento que liberen capacidades que hoy tienen restricciones, y segundo porque un sistema de almacenamiento es una forma complementaria para incorporarle más suficiencia a una central renovable.

¿Así se logra un sistema más eficiente?

El operador de la red puede gestionar de forma más eficiente el sistema cuando tiene la posibilidad de almacenar energía solar económica, barata y desplazarla a otras horas del día, que no necesariamente son las horas de luz diurna. Por lo tanto, el sistema de almacenamiento permitiría que durante la noche se inyecten energías provenientes de una fuente solar. Estamos convencidos que es una solución complementaria para tener a futuro un sistema de transmisión que inyecte nueva energía al sistema.

Pero muchas veces estas incorporaciones tecnológicas hacia la descarbonización de la matriz se asocia a una mayor cesantía, por ejemplo, por el cierre de las termoeléctricas.

Obviamente, la transición conlleva algunos cambios, pero no todos son negativos pues los cambios requieren de trabajadores que conozcan los sistemas eléctricos. Además, la transición energética genera nuevos proyectos, nuevas construcciones, la necesidad de mano de obra y, por ende, también trabajo para las comunidades aledañas. Debemos ver la transición energética como algo positivo que abrirá diversas oportunidades para la gente.

PROYECCIONES

Lo importante es que las cifras energéticas en Chile son auspiciosas, sobre todo porque la meta de la Ley 2025 (de alcanzar un 20% de energías renovables en la matriz para ese año) se cumpliría casi cinco años antes de lo previsto.

Actualmente, ya tenemos muchas horas del día con más de un 20% de generación renovable, por lo tanto, como porcentaje anual también vamos a cumplir la meta mucho antes. Todo indica que al año 2030 tendremos un 70% de energías renovables como generación presente en el sistema, de las cuales el 45% es renovable y 25% sería hidroeléctrica.

¿Y en cuanto a las proyecciones de la Región de Antofagasta?

La Región de Antofagasta concentra hoy prácticamente el 20% de la capacidad instalada renovable del sistema. Así las cosas, sin ninguna duda, esta región del norte del país será uno de los pilares fundamentales en la transición energética chilena.
Pie de pagina
Por Jonathan Durán C.-