Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-01-08
Tipo:   Suplemento
Página(s):   5
Sección:   Suplemento - Empresas&Mercados
Centimetraje:   34x16
  • Banco Central pide a los bancos facilitar más billetes de $1.000 y $2.000 en cajeros automáticos
    La Tercera - Pulso
    El ente rector manifestó su preocupación, en particular por la menor cantidad de supermercados tras el estallido social, dado que estas entidades actuaban como sencilladores informales del sistema.
    Bajar la denominación de los billetes que entregan los cajeros automáticos es lo que el Banco Central, a través de una carta, a los bancos privado del país esta semana. Mediante una carta circular, el instituto emisor llamó a las entidades financieras a poner a disposición del público los billetes de $1.000 y $2.000 en los cajeros automáticos y en las cajas de atención presencial. Según el Banco Central, e 'en los últimos años se ha venido observando una permanente y considerable disminución en la cantidad de billetes de baja denominación que las empresas bancarias solicitan al instituto emisor para ser puestos a disposición del público.

    Ello es especialmente notorio en el caso de las denominaciones de $2.000 y $5.000'. Y agrega:'por el contrario, el requerimiento por billetes de las denominaciones de $10.000 y $20.000 ha aumentado sostenidamente. Prueba de esto es que, hoy en día, de la totalidad de ATM (cajeros) solo el 25% posee bajas denominaciones y del total de gavetas, solo el 21% posee bajas denominaciones'. Es más, el BC concluyó que dentro de estos billetes de bajas denominaciones que ofrece la banca, sólo el 15% de los billetes disponibles es de $5.000, hay 0% de $2.000, y un 6% de $1.000.

    Es por esto que la entidad que preside Mario Marcel dijo a los gerentes de los bancos que 'estima que si la disponibilidad de billetes de menor denominación (de $1.000 y $2.000) aumenta del 6% actual a 15%, se lograría mitigar en buena medida el problema planteado y que se ha visto agravado tras los acontecimientos recientes'. Cuando el Banco Central habla de acontecimientos recientes, se refiere a la crisis social que inició el 18 de octubre. Fue justo después de esa fecha cuando el BC 'envió una carta a los gerentes generales de las empresas bancarias autorizadas para operar en el país, indicando la preocupación de esta autoridad por la menor disponibilidad de ATM en algunas zonas de Santiago y otras ciudades.

    En especial, se dejó constancia que, si bien a nivel agregado se apreciaba el abastecimiento de efectivo relativamente bien cubierto, a nivel local se observaba que había más de veinte comunas con potenciales Mario Ybar. problemas, a lo que se sumaba la baja presencia de billetes de menor denominación, motivo por el cual se instó a las entidades bancarias a trabajar en la forma de resolver dicha situación', recalca en su carta circular. De hecho, a la sesión de directorio de la Asociación de Bancos (ABIF) celebrada el pasado 20 de diciembre, fueron invitados el presidente y el gerente general del BC, entre otros, para discutir el IEF del segundo semestre.

    Allí manifestaron su preocupación por la baja disponibilidad de los billetes de menor denominación en el efectivo circulante. 'Esta situación se viene arrastrando por años, sin embargo, luego del 18 de octubre, entendemos que se ha agravado, puesto que hoy existe un 25% menos de grandes supermercados operativos (estos actuaban como 'sencilladores' informales del sistema), y, sumado a esto, se ha incrementado considerablemente el canal tradicional (almacenes de barrio), así como el comercio en lugares abiertos, ambos usuarios relevantes del efectivo de baja denominación', detalló el BC.

    Recuadro
    - Sólo el 25% de los cajeros ofrece billetes de baja denominación.

    - CIFRAS CLAVE

    $5.000 Sólo el 15% de los billetes dispuestos que ofrece la banca es de $5.000.

    21% De los cajeros automáticos del país ofrece billetes de baja denominación.

    6% De los billetes que ofrece la banca al público es de $1.000, y 0% de $2.000.

    - 'La denominación de los billetes en los cajeros automáticos es determinada por cada banco de manera de cumplir tanto con los requerimientos normativos así como con la demanda esperada de sus clientes. En el caso de Chile, y de manera inédita a nivel internacional, la regulación establece un uptime mínimo de 95% para los cajeros automáticos, esta restricción en conjunto con otras asociadas al abastecimiento de efectivo de los cajeros, han limitado la gestión de la banca en esta materia, generando consecuencias como las mencionadas'. LUIS OPAZO Gerente general de la ABIF
    Pie de pagina
    MARIANA MARUSIC-