Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-03-10
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B9
Sección:   Economía y Negocios
Centimetraje:   23x19

  • Pie de Imagen
    Tras el estallido social, el Gobierno dio a conocer un mecanismo que busca congelar los precios de la energía hasta fines de 2021.
    Entidad publicó ayer el reglamento:
    CNE anuncia detalles de mecanismo que estabiliza valores de la cuenta de la luz
    El Mercurio
    En caso de superar límite de US$ 1.350 millones, se podrá ajustar la devolución de los montos que tienen que ser reintegrados a partir de 2023 a las generadoras.
    Luego del estallido social de octubre del año pasado, una de las primeras medidas que adoptó el Gobierno fue la de instaurar el mecanismo para estabilizar los precios de la energía. Esta iniciativa mantendrá los valores del suministro, que representa hasta el 70% de las cuentas de la luz que pagan los clientes residenciales mensualmente, congelados hasta fines de 2021, produciendo créditos a favor de las empresas de generación que serán saldados hasta 2027, aprovechando el menor costo de los contratos de las licitaciones futuras.

    Ayer la Comisión Nacional de Energía (CNE) publicó el reglamento mediante el cual se regirá este sistema, que cuenta con un techo producto de un fondo de hasta US$ 1.350 millones. En el documento se detalla cómo se calcularán los pagos a las empresas de generación y los plazos para ello, pero además se sostiene que en caso de que los informes semestrales en que se hará seguimiento del mecanismo se proyecta que los montos comprometidos superan el límite establecido, se podrá ajustar el precio estabilizado.

    Dicha herramienta apunta a los niveles de precios congelados del último decreto tarifario y que están vigentes actualmente, los cuales además de ser ajustados por el IPC respectivo, eventualmente se podrán sumar cargos por energía y por potencia, buscando equilibrar el fondo destinado para los créditos con las empresas. En esa línea, se detalla que durante el período no existirán ajustes respecto de los cálculos que se realizan para determinar el mecanismo de equidad tarifaria, ni el reconocimiento de generación local que reciben los usuarios residentes cercanos a centrales.

    Otro de los puntos que cobra relevancia y que podría significar importantes consecuencias en las empresas de generación de energía tiene que ver con que en el artículo 25 se define que el valor del dólar en que será utilizado en los cálculos será el promedio de entre abril y septiembre, es decir, $695, lejos de los $842 en que se transaba ayer la divisa. Por último, en cuanto a los usuarios que durante la extensión del mecanismo quieran transformarse en clientes libres, estos deberán participar de igual modo a través de un componente específico que se adicionará al peaje de distribución, montos que posteriormente serán incluidos en los balances asociados a la compra y retiro de energía y potencia.
    Pie de pagina
    TOMÁS VERGARA P.-