Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-04-05
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   11
Sección:   Economía y Negocios
Centimetraje:   35x28

Pie de Imagen
Rodrigo Briceño, gerente general de CAP Acero.
GERENTE GENERAL CONFÍA EN EL ROL QUE TENDRÁ LA INDUSTRIA EN LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA
Huachipato atento: crisis sanitaria y volatilidad de precios del acero le pone mayor presión
El Sur Concepción
El contexto económico nacional e internacional es muy complejo y desafiante, y veremos la caída de muchas empresas en este proceso, dice Rodrigo Briceño.
Una de las características más distintivas de la Región del Biobío es la gran industrialización de su matriz pro ductiva, y la Compañía Siderúrgica Huachipato es sin dudas, una de las más representativas.

Para una industria de este tamaño que por más de una década arrastra una serie de vicisitudes financieras debido a la competencia desleal, al desplome de precios internacionales del acero y al dumping, ahora se le suma una crisis sanitaria global que la obliga a aplicar planes especiales y que imponen nuevos desafíos.

¿Cómo está abordando esta contingencia una industria del tamaño de Huachipato y que no puede detener sus procesos productivos? Quien responde es Rodrigo Briceño, gerente general CAP Acero.
Efectivamente, dice, "somos de las empresas con operaciones continuas que no pueden parar, no solo por los altos impactos económicos que ello implica; sino porque en caso de detenerse, nuestras instalaciones pueden tener daños irreversibles que llevarían a una detención A indefinida de la planta. Esta situación la están enfrentando todas las siderúrgicas integradas del mundo (basadas en alto horno y planta de coque), que mantienen sus operaciones incluso en Italia, a diferentes ritmos, para asegurar la salud de sus trabajadores.

¿Y en concreto cuáles son las medidas que están aplicando?
Hernos tomado todos los resguandos sanitarios que nos permitan asegurar que nuestro personal, propio o contratista, trabaje en las mejores condiciones que le eviten riesgos a su salud. Partimos entregando gran cantidad de información a nuestros colaboradores, minimizando la presencia de gente en la planta, vía mecanismos de teletrabajo, asegurando que quienes asistan, tengan la menor exposición y el mayor distanciamiento social posible. Posteriormente, abordamos medidas de provisión de elementos en zonas de alta circulación de gente, sanitización regular de buses, casinos, vehículos, púlpitos de operación y camarines. En esto no hemos escatimado recursos, ya que nuestros trabajadores y su salud son nuestra principal preocupación. Adicionalmente, tomamos resguardos de cuarentenas voluntarias a personal propio o contratista que manifieste algún riesgo de su salud, o de alguien en su núcleo familiar inmediato, que haya llegado del extranjero o en zonas de riesgo.

Todo ello sin afectar sus remuneraciones ni estabilidad laboral, ya que entendemos que el mismo compromiso que tienen los trabajadores con su empresa debemos tenerlo con ellos en estos momentos difíciles. Sin duda, las medidas van a ir evolucionando en la misma forma en que se vaya adquiriendo más conocimiento de la enfermedad.

-¿Y desde el punto de vista operacional, como se ha ido abordando esta contingencia?
-Desde el punto de vista operacional, hemos ajustando los turnos de manera de operar adecuadamente en las condiciones de toque de queda y cordones sanitarios. Quiero detenerme, agradecer y felicitar a los trabajadores de la siderúrgica, propios y contratistas, así como a los dirigentes sindicales y dirigentes de comités paritarios, que han tenido toda la voluntad de abordar este tremendo desafío en conjunto, promoviendo mecanismos para asegurar las condiciones sanitarias del personal que se encuentra en planta, como también la continuidad operacional. Esto ha sido un desafío de equipo, y estamos convencidos que es la única forma en que podremos salir bien parados de esta situación.

- ¿Entonces, cuáles son los planes de la compañía a corto plazo?
-En el corto plazo debemos acostumbramos a vivir en un mundo muy distinto al que teníamos hasta hace poco y gestionar permanentemente incertidumbres; tener un entorno de trabajo seguro para todos nuestros colaboradores y garantizar la continuidad operativa. Y asumir que en cualquier momento tendremos colaboradores contagiados, ya que no es posible controlar todas las variables. Tenemos que evitar que estas personas contagien a otros, a través de las mejores prácticas y protocolos.

Con todo, cuánto prevé facturar este año CAP Acero?
Difícil aventurarse en esto, puesto que va a depender mucho de la evolución de los precios en los mercados, los cuales han mostrado una enorme volatilidad estas últimas semanas, y con una fuerte tendencia a la baja en algunos segmentos. Esperamos eso sí, mantener un nivel de actividad que nos permita superar las 700.000 toneladas despachadas el año 2019.

Esperarían como industria estratégica para el país, que el Estado les otorgara algún tipo de ayuda para poder sortear mejor esta coyuntura, cuyas consecuencias aún están en la incertidumbre?
Somos nosotros los que esperamos que el Estado cuente con Huachipato para el período de reactivación económica que deberemos llevara cabo en el país, ojalá lo más pronto posible, de manera de generar el menor impacto en las familias. La industria nacional en esto tiene un rol fundamental, ya que por sus encadenamientos productivos mueve muchas empresas locales, grandes, pymes o de menor tamaño.

Solo por dar un ejemplo, la siderúrgica trabaja con cerca de 440 pequeños proveedores locales, con más de US$ 120 millones por año en compra de bienes y servicios. Adicionalmente, entre impuestos locales y remuneraciones, unido a la cifra anterior, Huachipato deja cerca de US $160 millones por año sin contar con todos los encadenamientos productivos que tiene en la industria del transporte, la sementera, la metalmecánica y otras.

Confiamos en que el Estado actúe generando las adecuadas medidas económicas que nos permitan enfrentar juntos lo que se viene, potenciando la producción nacional. En esto se requiere de medidas decididas como las que hoy están tomando países como China, que ha disminuido los impuestos a las exportaciones de acero para fomentar esta industria, o medidas arancelarias como las que Europa o Estados Unidos tienen, porque claramente, la gran industria en conjunto con el Estado seremos actores fundamentales en la recuperación económica de Chile.

Recuadro
Se observa la profunda disminución de actividad en muchos mercados, y por otra, la necesidad de diversificar los orígenes del abastecimiento.

"Esperamos que el Estado cuente con Huachipato para el período de reactivación económica que deberemos llevar a cabo en el país, ojalá lo más pronto posible, de aranera de generar el menor impacto en las familias".

"En el corto plazo debemos acostumbramos a vivir en un mundo muy distinto al que teníamos hasta hace poco y gestionar permanentemente incertidumbres; tener un entorno de trabajo seguro para todos nuestros colaboradores y garantizar la continuidad operativa".

160 millones de dólares aporta CAP Acero a la región en compras de sienes y servicios, año.

Niveles de producción y ventas para este año
A esta crisis sanitaria ya le había precedido la guerra comercial y el estallido social. ¿Cómo va a afectar esto en los niveles de producción y de ventas de CAP Acero este año, tanto en el mercado interno como en los despachos al exterior?

Frente a eso, Rodrigo Briceño responde que "sin dudas esta crisis va a sumar problemas adicionales a los que nos Ilevaron a una pérdida financiera histórica el 2019, lo que nos pone en una situación muy feble. El contexto económico nacional e internacional es muy complejo y desafiante, y veremos la caída de muchas empresas en este proceso, frente a lo cual sería irresponsable descartar una situación similar para nosotros dada la incertidumbre reinante hoy. Sin embargo, con el compromiso de nuestros colaboradores vamos a trabajar fuertemente para asegurar la continuidad operativa y disminuir las necesidades de caja en este período, de modo de sortear de mejor forma la crisis. En cuanto a ventas, aún es difícil aventurarse. Por trina parte se ve tina importante disminución de actividad en el país en el corto plazo y por otra, nuestros productos están orientados hoy en más de un 60% a la minería, de forma directa e indirecta, y creemos que los impactos en este rubro van a ser más acotados en cuanto a demanda.

A nivel de exportaciones vemos un panorama mixto en cuanto a volumen. Por una parte se observa la profunda disminución de actividad en muchos mercados, y por otra, la necesidad de diversificar los orígenes del abastecimiento."
Pie de pagina
POR CARMEN GLORIA SANDOVAL V. -