Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-04-27
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B10
Sección:   Economía y Negocios
Centimetraje:   24x13

Pie de Imagen
Yolanda Martínez, representante del BID en Chile.
SE TRATA DE DOS INSTRUMENTOS QUE RONDAN LOS US$ 1.500 MILLONES:
Fondo del BID costeará beneficios a clientes eléctricos
El Mercurio
Instancia afina detalles para sellar alianza con otras entidades y empresas para mantener la cadena de pago de la industria.
La entrega de beneficios para hacer frente al pago de las cuentas de servicios básicos se ha vuelto un dolor de cabeza para el Gobierno, y es que pese a que hace semanas se anunció un acuerdo con las empresas del sector para ir en apoyo del 40% de la población más vulnerable, en el Congreso se siguen discutiendo nuevas fórmulas. En paralelo, las empresas del sector han reiterado su disposición a flexibilizar los pagos, pero han pedido ayuda de parte del Gobierno, y es que sobre todo las firmas más pequeñas, ligadas al mundo renovable, acusan no contar con espaldas financieras para enfrentar un eventual rompimiento de la cadena de pagos. Sin embargo, gracias a la ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se está cerca de llegar a una solución.

Según revela la encargada de la instancia multilateral para nuestro país, Yolanda Martínez, están afinando los detalles de un fondo a través de la filial BID Invest, que facilitará una línea de crédito de entre US$ 300 y US$ 500 millones para las empresas. 'Acceder al financiamiento de largo plazo tiene un directo beneficio a los usuarios, ya que se traduce en tarifas más bajas y mantener el tren de inversiones en tecnologías limpias que requieren plazos mayores para financiarse', asegura Martínez, quien agrega que en dicho fondo participan otras instituciones financieras, en un mecanismo que se construye de manera colaborativa y como un compromiso para hacer viable el plan anunciado por el Gobierno. Estos recursos son claves para un sector que ya se vio fuertemente restringido a fines del año pasado, cuando luego del estallido social el Ejecutivo puso en marcha un plan que estabilizó las tarifas de la luz.

'Se está contemplando un financiamiento de casi US$ 1.100 millones para prácticamente toda la industria, que también está avanzando bien, y estamos trabajando con todos los principales actores del mercado, junto con dos bancos internacionales, para inyectar la liquidez necesaria para absorber ese congelamiento de tarifas. Esta solución es muy importante, ya que permite a los generadores mitigar en parte los menores ingresos que recibirían, y poder hacer frente a sus obligaciones financieras de sus respectivos proyectos', aseguró Martínez. Respecto a los plazos comprometidos para ambas iniciativas, la encargada del BID aseguró que no existen retrasos ni dificultades en el proceso, solo que se siguen afinando detalles para llegar a los acuerdos que son necesarios, ente los que se incluye un due diligence con las empresas beneficiadas, pero, dada la emergencia que se está viviendo, se esperan novedades que podrían anunciarse muy prontamente.

Descarbonización

Pero el trabajo del BID con el sector energético local no se ciñe solo a estos instrumentos, y es que también la entidad está jugando un rol muy importante en el proceso de descarbonización de la matriz energética. En esa línea, el banco está implementando un mecanismo que busca incentivar económicamente el retiro anticipado de centrales a carbón, aun con mayor anticipación al plan anunciado por el Gobierno y las empresas.

Según explican desde la entidad, la idea es poder poner un precio a las emisiones de carbono evitadas, y que este ingreso permita viabilizar nuevas centrales de energía renovable que reemplacen a esa generación en base a carbón. 'Estamos muy avanzados con una empresa del mercado para realizar la primera transacción que contempla un financiamiento de US$ 125 millones y una reducción de 450.000 toneladas anuales de CO2', asegura Martínez.
Pie de pagina
TOMÁS VERGARA P.-