Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-07-18
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B6
Sección:   Economía y Negocios
Centimetraje:   22x27
CChC redujo proyecciones para la inversión sectorial y reveló efecto de la pandemia en infraestructura y vivienda:
Construcción caería 11,9% este año y costos por paralizaciones suman US$ 3.648 millones
El Mercurio
La cesantía en esta industria promediaría el 14% en 2020, destruyéndose 120 mil empleos, el doble que en el peor momento de la crisis subprime , señala el gremio.
La construcción es uno de los sectores que con mayor fuerza han sentido el impacto de la crisis sanitaria y el deterioro de la economía este año, lo que se sumó al golpe que había recibido a fines de 2019 por el estallido social.

Así, la proyecciones del rubro para el año se han deteriorado progresivamente. La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) acaba de corregir a la baja sus estimaciones para la inversión en construcción en 2020, pasando de una caída de 10,5% -prevista en marzo- a una merma actual de 11,9%.

Esto implicaría un gasto de 605,3 millones de UF en 2020, 82 millones de UF menos que en 2019, cuando esta industria creció 5,7%. Este escenario implicará que la tasa de cesantía sectorial llegará a 16% entre el segundo y tercer trimestre, promediando 14% en 2020. De este modo, se destruirían hasta 120 mil plazas de trabajo, el doble que el peor momento de la crisis subprime. Hace unos meses solamente, la CChC proyectaba una merma de 70 mil puestos.

De acuerdo a los nuevos datos elaborados por el gremio, se observan deterioros en las cifras de los rubros infraestructura y vivienda. Especialmente a este último, ligado a iniciativas inmobiliarias privadas sin subsidio (ver infografía), cuyas obras han sido afectadas por paralizaciones debido a las cuarentenas.

En las inversiones públicas si bien se prevén avances, en la mayoría de los casos son más débiles que los vaticinios previos. En las concesiones de OO.PP. se pasa de un alza de 29,4% prevista en marzo, para todo el año, a un avance de sólo 2,8%.

Respecto del alza de costos por paralizaciones de proyectos de vivienda e infraestructura por las cuarentenas, la CChC ve un efecto de US$ 3.648 millones. Esto representa 26% del PIB sectorial y 12% de la inversión.

Actualmente están paralizados 912 proyectos habitacionales en el país -82% en la Región Metropolitana-, que involucran 118.159 viviendas y a 380 mil trabajadores. El costo de su detención suma US$ 551,24 millones.

A lo anterior se suma una fuerte caída en la venta de viviendas nuevas y un aumento de meses para agotar stock, destacando 'el alza sin precedentes en el mercado de departamentos (a 84,4 meses), debido a los altos índices de desempleo a nivel nacional', señala el informe.

En el rubro infraestructura, en tanto, el gremio advierte una 'paralización o semiparalización de obras, reducción de dotación de trabajadores para mantener distanciamiento social, y prevenir contagios y desplazamientos de cronogramas de términos de obras. Aquí, el impacto en mayores costos asciende a US$ 3.097 millones. De estos, US$ 2.043 millones están vinculados a planes privados y el resto, a públicos y concesiones en magnitudes similares.

Recuadro
- "Mientras no se encuentre una vacuna contra este virus, tenemos que aprender a convivir entre el control sanitario y el desarrollo de las actividades productivas'. Patricio Donoso Presidente de la CChC

- CChC pide mejorar acceso a crédito e iniciar la reactivación

Ante el sombrío panorama que enfrenta su sector, el presidente de la CChC, Patricio Donoso, plantea tres medidas. Una de ellas es 'resguardar la sostenibilidad de las empresas por la vía de ampliar o implementar nuevos mecanismos de acceso a financiamiento'. Añade que se debe 'establecer un plan de desconfinamiento, tanto a nivel general como para las compañías, con parámetros, etapas y condiciones muy claras para no exponer la salud de las personas'. Por último 'poner en marcha un robusto plan de reactivación, que logre el carácter de un acuerdo nacional y una gobernanza que asegure su rápida y eficiente implementación'.

—¿Cuánto tiempo más resiste el sector antes de que se vean problemas más graves en las empresas, como cierres o quiebras?

'Es muy difícil proyectarlo, porque depende de la realidad de cada una de las empresas. Pero recogemos la preocupación y cada día que pasa se acumulan los costos de las paralizaciones, lo que atenta contra la sostenibilidad de las compañías. Más aún si hay dificultad para llegar a las líneas de financiamiento, en el caso de empresas que facturan más de un millón de UF'.

—¿Ven como un riesgo la reactivación del estallido social?

'Absolutamente. Un plan de reactivación económica requiere no solamente de los recursos públicos, sino también de la inversión privada, y esta última necesita certezas, seguridades'.
Pie de pagina
Marco Gutiérrez V.--