Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-07-30
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   D6
Sección:   Innovación - Desarrollo sostenible
Centimetraje:   42x28

  • Pie de Imagen
    Debido a la crisis sanitaria se estima que entre 40 y 60 millones de personas vivirán en pobreza extrema a fines de 2020. La foto muestra una protesta en Quito, Ecuador.

    Trabajadores municipales preparan comida para las familias que no logran obtener su sustento en Peronia, Guatemala. Alrededor de todo el mundo se han organizado ollas comunes y entrega de alimentos.

    Voluntarios distribuyen mascarillas caseras y alcohol en gel en la favela Heliópolis, en Sao Paulo. A nivel mundial, entre la tercera parte y la mitad de la población tenía cobertura de servicios esenciales de salud antes de la pandemia.
    Metas impulsadas por Naciones Unidas para el año 2030:
    La pandemia tiene en jaque a los Objetivos de Desarrollo Sostenible
    El Mercurio
    Si bien hasta fines de 2019 el mundo había avanzado en pos de ser más equitativo, hoy la crisis sanitaria ha hecho perder lo logrado y se estima que ni siquiera a mediados de siglo se llegará a la meta. Pobreza, hambre y educación son las áreas más afectadas.
    En 2015 Naciones Unidas creó una hoja de ruta para asegurar que el progreso llegara a todos por igual. Así nacieron los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que entregan un marco para que los países y el mundo en su conjunto puedan trabajar. Pobreza, hambre, salud, educación, igualdad de género, agua y saneamiento, energía, trabajo, industria, desigualdades, ciudades, producción y consumo, clima, vida submarina, ecosistemas terrestres, paz y justicia son los desafíos.

    Aunque aún faltaba mucho por conseguir, hasta 2019 se había avanzado en varios ODS, pero la pandemia está borrando esos resultados. Aún no se dimensiona hasta dónde llegará el retroceso, pero expertos estiman que las metas que estaban fijadas para 2030 ni siquiera se lograrían en 2050.

    Hasta el año pasado, el 8,2% de la población mundial vivía en pobreza, una cifra que iba en constante disminución. Pero la pandemia está revirtiendo esa tendencia positiva por primera vez en dos décadas. Se espera que solo en 2020 la pobreza aumente hasta 8,8%, cifra similar a la de 2017.

    Por otro lado, se estima que antes de la crisis sanitaria el 26,4% de la población mundial (2 mil millones de personas) vivía con inseguridad alimentaria. Hoy, la misma pandemia y la pérdida de fuentes de sustento están agravando el panorama.

    En tanto que el confinamiento y las medidas de protección han hecho que más del 90% de los estudiantes del mundo, unos 1.500 millones, hayan suspendido sus clases. Muchos han podido continuar su educación de manera virtual, pero una inmensa cantidad no. Esto está acentuando la brecha para los más vulnerables.

    'Los esfuerzos mundiales llevados a cabo hasta la fecha han sido insuficientes para lograr el cambio que necesitamos, lo que pone en riesgo el compromiso de la agenda con las generaciones actuales y futuras', advirtió António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas. 'Ahora el covid-19, una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes y que amenaza vidas y medios de subsistencia, dificulta aún más la consecución de los ODS', agregó.

    Avances a nivel local

    En Latinoamérica, hasta el año pasado Chile era uno de los países que más había avanzado en los ODS. La erradicación de la pobreza y el acceso y uso sostenible de recursos hídricos tenían logros considerados óptimos. Mientras que tres objetivos tenían un rezago moderado, otros 11 un retraso significativo y solo uno estaban en nivel crítico (específicamente por la gran prevalencia de obesidad en el país).

    Los efectos de esta emergencia han sido transversales, asegura Alejandra Candia, subsecretaria de Evaluación Social del Ministerio de Desarrollo Social y Familia. 'La gran mayoría de los ODS se han visto afectados, ya sea por las consecuencias en el empleo y el desarrollo económico, o través de los riesgos sanitarios o consecuencias sociales', explica.

    'Sabemos que en los próximos meses y años enfrentaremos una dura realidad y que retrocederemos parte de lo avanzado. Nuestro rol debe ser buscar soluciones', continúa. Parte de esto se ha cristalizado en la Red de Protección Social, la que incluye iniciativas tales como la Ley de Protección al Empleo, los créditos Fogape y el Bono Covid, entre otros. Pero las medidas tendrán que ser muchas más.

    Todos los países, incluido Chile, están en un proceso de reorganización de sus metas para lograr los ODS, cuenta Margarita Ducci, directora ejecutiva de la Red Pacto Global Chile. Como el plan tiene presupuestos comprometidos con antelación, el ajuste será en los énfasis. 'La pobreza se va a volver uno de los temas principales', opina.

    Pacto Global es la iniciativa de Naciones Unidas sobre sostenibilidad empresarial más grande del mundo y articula el trabajo con los ODS desde el mundo privado. Aunque el 84% de las empresas que son parte de ella están tomando medidas sobre los objetivos, solo el 46% los incorpora a su actividad principal y el 37% está diseñando modelos de negocios que contribuyen a los ODS, dice su último informe.

    'Por esta razón y por la presión que está poniendo la pandemia, Pacto Global vio la necesidad de establecer indicadores más específicos y detallados de las acciones que las empresas están tomando para impulsar los avances', dice Margarita Ducci. SDG Ambition es un programa internacional de seis meses que les permitirá a las empresas miembros del grupo aprender a priorizar y conectar los objetivos propios con los ODS en el nuevo contexto de la crisis sanitaria.

    Aunque se necesitan acciones inmediatas, la pandemia también está obligando a crear estrategias a largo plazo para lograr los ODS. La segregación, la gran cantidad de tiempo que se destina a los traslados, y la contaminación que ello implica han quedado en mayor evidencia durante el confinamiento. 'Existe la tecnología y hay formas de planificar la ciudad para ayudar a disminuir estos problemas', dice Juan Carlos Muñoz, director del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (Cedeus) y académico de Ingeniería de la U. Católica.

    Pero ello requiere una nueva forma de pensar. 'No podemos seguir construyendo más autopistas, por ejemplo, sino que debemos pensar en otras formas de movilidad más sustentables', asegura. Ello permitirá contaminar menos y ayudar a un desarrollo más equitativo.

    Y agrega: 'Desde el punto de vista social, la crisis sanitaria ha demostrado que se puede parar un poco el ritmo del movimiento de las ciudades'.

    Recuadro
    Ya antes de la pandemia, Naciones Unidas había estimado que la pobreza en el mundo no se lograría erradicar antes de 2030.
    Ahora los pronósticos son aún más sombríos.

    Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son un llamado de Naciones Unidas a los gobiernos, las empresas y la sociedad civil para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos al año 2030.
    Pie de pagina
    Lorena Guzmán H.-