Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-08-06
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   9
Sección:   Negocios son Noticia
Centimetraje:   29x14
Empleo CUANDO TERMINE LA PANDEMIA
Encuesta determina amplia preferencia por mantener el teletrabajo
El Sur Concepción
Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al coronavirus como una pandemia mundial el pasado 11 de marzo, muchas cosas han cambiado. Y una de ellas es la forma como vivimos y realizamos nuestras más diversas actividades diarias. El trabajo, por ejemplo, adaptó sus clásicas estructuras, dando paso a prácticas que tuvieron que pasar de intenciones a una masiva realidad.

El más claro ejemplo es el trabajo a distancia u home office. Debido al confinamiento y el distanciamiento social, las empresas tuvieron que desarrollar esta práctica. Sin embargo, aunque se trata de una medida considerada transitoria, habrá mucho debate al respecto de su permanencia cuando pase la pandemia Prueba de ello son los resultados obtenidos por Robert Half en una encuesta realizada a trabajadores chilenos.

El sondeo fue realizado a más de 1.000 personas que están trabajando normalmente, empleados en entornos de oficina en Chile. Del universo de trabajadores encuestador, el 67% fueron hombres y el 32%mujeres, de los cuales el 21% está en el rango entre los 18 y 34 años, mientras que el 70% está entre los 35 y 54 años de edad. Y de ellos, el 80% dijo estar trabajando en oficina antes de la pandemia Un 780/o de los encuestados reconoció estar trabajando desde su casa Una realidad que antes de la pandemia era vista como un cambio a futuro, pero que se instaló y exigirá que las empresas revisen y reconsideren sus políticas laborales al respecto una vez que pase esta crisis.

Según los resultados, un 44% mencionó que es muy probable que desee trabajar más tiempo desde su casa después que termine la pandemia del covid-19. A ellos se suma un 37% que considera esta opción como algo probable.

Las razones son muy variadas. La más frecuente se relaciona con el ahorro de tiempo y dinero en desplazamientos, comida y otros costos (82%), seguida de una sensación de mayor productividad y menor distracción (42%) y la preferencia de tener un espacio propio de trabajo en casa (30%). Los encuestados también mencionaron con mucha frecuencia respuestas asociadas a una mayor libertad para manejar su tiempo con la familia y el equilibrio entre la vida profesional y personal.

Sin embargo, también están aquellos que no ven la opción dome office con muy buenos ojos. Un 19% de los encuestados dijo que es poco probable que desee trabajar más tiempo desde sus hogares. El 47%de ellos asegura que se sienten menos productivos y más distraídos en casa que si estuvieran en una oficina.

Un 40% también dijo sentir que pierde oportunidades o tareas cuando no está en la oficina, mientras que el 22% aseguró sentirse solo y preferir estar cerca de sus compañeros de trabajo. Problemas relacionados con no tenerla tecnología y herramientas adecuadas fueron apuntados como otra razón.

Los números apuntan a una tendencia que estará en el centro del debate. Con adherentes y detractores, será un elemento de análisis y un aspecto relevante para la fuerza laboral en el momento en que se termine la crisis.