Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-08-09
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B8
Sección:   ECONOMÍA Y NEGOCIOS DOMINGO
Centimetraje:   53x27
Karla Rubilar, titular de Desarrollo Social
“Tengo que poner mucho énfasis en La Araucanía, pero no me puedo permitir no trabajar en la red de protección social que construimos para todas las personas de este país”
El Mercurio
En su primera entrevista, la ministra delinea sus prioridades: protección social, La Araucanía y los más vulnerables. Respecto a las ayudas estatales, reconoce 'llegamos tarde a algunas familias' y advierte 'me la voy a jugar por el 100%' en el pago de la cuarta cuota del IFE en septiembre, y no descarta un quinto y sexto pago dadas las condiciones que ha impuesto la pandemia.
'Desde que comencé en política, el 2006 como diputada, mi sueño fue ser ministra de Desarrollo Social'. Es la confesión de Karla Rubilar, la nueva titular de la cartera que tiene bajo su responsabilidad desarrollar políticas para erradicar la pobreza, dar protección social a los más vulnerables, el conflicto en La Araucanía y a su cargo las subsecretarías de Evaluación Social, Servicios Sociales y la Niñez.

En el currículum político de Rubilar —43 años, médico y madre de cuatro hijos— figura haber sido diputada por Renca, Conchalí y Huechuraba; intendenta de la Región Metropolitana y vocera de gobierno tras el estallido social. Ahí estaba cuando el Presidente Piñera le pidió hacerse cargo del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, en reemplazo de Cristián Monckeberg.

Asumió el martes 28 de julio y desde entonces su agenda no le ha dado respiro. Ya visitó La Araucanía, territorio azotado nuevamente por la violencia, y se ha interiorizado de los temas y desafíos que enfrenta Desarrollo Social. Reconoce que es 'un ministerio enorme', pero como el tiempo es un recurso escaso y quedan 20 meses de gobierno, centrará sus esfuerzos en tres grandes prioridades. La primera es protección social y cómo enfrentar los nuevos desafíos en pobreza y vulnerabilidad. Lo segundo es la agenda indígena y ahí su objetivo es promover el diálogo para recomponer confianzas (ver recuadro). 'Y por último, este ministerio tiene el rol de hacer visible a los invisibles y ahí hablamos de los adultos mayores abandonados, de las personas en situación de calle, discapacidad y de los niños', precisa.

—¿Cuál es su mayor preocupación en esta tan amplia cartera?

'Tengo que poner mucho énfasis en La Araucanía, pero no me puedo permitir no trabajar en la red de protección social que construimos para todas las personas de este país. Esta red tiene que responder en un momento como el que vivimos hoy, con protección directa y ayuda que llegue literalmente al bolsillo de esas familias. Pero también una red de protección permanente, no solo para las emergencias'.

—¿Por qué siempre le toca poner el pecho a las balas: como intendenta, vocera y ahora en este ministerio?

'Lo que la gente pide es que uno esté, no necesariamente que opines igual, pero que pongas la cara, estés en terreno y asumas los errores, y eso lo aprendí de mi madre. Gran parte del problema que tenemos tiene que ver con desconfianzas y, en parte, esa burocracia gigante del Estado no permite que el ciudadano se sienta escuchado. Muchos de los problemas en la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) tienen relación con que la gente que postulaba no recibía una respuesta'.

—En este Gobierno se han nombrado cuatro ministros en esta cartera y los últimos tres en solo dos meses. ¿Se está devaluando el Ministerio de Desarrollo Social?

'He escuchado esa inquietud, pero hemos vivido tiempos complejos y ojalá yo me pueda quedar los 20 meses que restan. No creo que el MDS se haya devaluado. Al revés, creo que el Presidente lo considera extremadamente importante y por eso lo mantiene en el Comité Político'.

—Hay quienes cuestionan que, al ser parte del Comité Político, se transformó en un botín preciado por los partidos y que afectó los objetivos técnicos del ministerio.

'Estar en el Comité Político es una tremenda oportunidad, pero es un medio y no un fin. Es un medio para lograr que el MDS esté presente en todas las carteras, pero no es una oportunidad para hacer carrera política. Puede haber una tentación y estar en el Comité Político es un tema relevante para los partidos, pero hoy estoy yo y soy independiente hace seis años. Conozco y respeto a los partidos políticos, pero sirve ser independiente para dedicarse al ministerio'.

'Llegamos tarde a algunas familias'

—¿Las herramientas que ha dispuesto el Gobierno para enfrentar esta pandemia han sido oportunas y suficientes?

'En su cuenta pública el Presidente pidió disculpas a todas las familias a las que pudimos llegar tarde. ¿Qué nos pasó? Es una reflexión que vamos a tener que hacer, muy profunda y rápida, porque se viene el proceso de la reactivación. El Registro Social de Hogares (RSE), que es el instrumento para determinar cómo se entregan los recursos del Estado focalizando, nació durante la Presidencia de Michelle Bachelet. En tiempos normales, el Registro Social de Hogares respondía relativamente bien, pero con la dificultad que no era universal. Claramente se generó un problema grave al enfrentar esta emergencia, el sistema tiene desfases y, además, muchos no estaban en el registro porque nunca habían pedido ayudas. Sin duda llegamos tarde a algunas familias y siempre las cosas pueden hacerse mejor'.

—¿Qué les responde a quienes están en situación extrema, cesantes hace meses, y no pueden acceder a beneficios estatales porque no califican?

'Tenemos una cantidad importante de personas que no calificaron para el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) en primera instancia, pero con el cambio de ley que modificó las exigencias, los invitamos a postular nuevamente y son un millón y medio de beneficiarios. El resto, que nunca postuló, y queremos que reciban el tercer y cuarto pago del IFE, vamos a salir a buscarlos desplegando personal en terreno, porque aunque no se hayan inscrito, muchos sí califican y tenemos que darles esa posibilidad'.

—¿Fue ingenuo el Gobierno al creer que la alfabetización digital era mucho mayor y que la gente iba a poder postular y acceder a los beneficios? ¿Por qué sigue comunicando mal el Gobierno?

'Estuve en el ministerio de la comunicaciones y sé que es muy difícil llegar a las personas con la información. La brecha digital es una de las más brutales que tenemos, no solo en los mayores, sino también el acceso a internet en las comunas rurales es muy limitado. Por eso nuestra página es libre de datos gracias a un convenio con las empresas. Durante esta pandemia el canal online ha sido el único que hemos podido utilizar, porque tuvimos las limitaciones sanitarias y de movilidad y eso generó un impacto negativo para que muchos pudieran acceder a los beneficios y somos muy conscientes de eso'.

—¿La cuarta cuota del IFE, ayuda a cargo de su ministerio, se va a pagar por el 100% del beneficio o por el 80%?

'Me la voy a jugar por el 100%, pero es una conversación que tendremos con el Ministerio de Hacienda. Si nos la jugamos por el 100% es porque estamos pensando en un quinto y sexto IFE, porque el pago debe disminuir en forma gradual. La discusión ahí va a ser si el quinto y sexto pago van a ser incentivando el trabajo, el emprendimiento, o solo un subsidio directo'.

—¿Es partidaria de seguir entregando este beneficio, más allá del cuarto pago?

'Creo que todavía estamos mal, recordemos que hay comunas que están regresando a cuarentena y todavía muchas personas necesitan protección social pura y dura, que es la transferencia directa. Antes de dos semanas vamos a tener esto resuelto'.

—¿Cómo van a mejorar las bases de datos del RSH?

'No estábamos preparados para enfrentar esta pandemia, y esa es la verdad. Hay varios desafíos y yo me la voy a jugar por un Registro Social de Hogares Universal, por revisar la calificación económica de este instrumento y avanzar a una estructura de protección también de clase media. Además, por primera vez vamos a hacer una Encuesta Complementaria de Bienestar Social, entre julio y agosto de 2021, donde vamos a medir cómo se siente la gente con lo que tiene, para no quedarnos en los números duros de cuánto tienen. Va a partir apenas termine la Casen, que vamos a comenzarla el 31 de octubre próximo y que el año pasado se tuvo que suspender'.

—¿Fracasó el Presidente Piñera en su promesa de ser el Gobierno de la clase media?

'Tenemos varios proyectos de ley en el Congreso que buscan materializar la red Clase Media Protegida. Voy a reactivar esa agenda en el Congreso porque creo que es importante, buscar los acuerdos y las voluntades, y ojalá la podamos sacar adelante y sea también un aporte para el próximo gobierno. Esa clase media, que está sobre el 60% del RSH y que no recibe beneficios, vive en una cuerda floja permanente y es un tema pendiente llegar a esas familias'.

Recuadro
- Crisis en La Araucanía: 'Me la voy a jugar por un diálogo puro, que regenere confianzas, porque si hay un problema en la región es la desconfianza'.

- "No estábamos preparados para enfrentar esta pandemia, y esa es la verdad. Hay varios desafíos y yo me la voy a jugar por un Registro Social de Hogares Universal'.

- La Araucanía: 'Han sido 500 años de conflictos y pensar que en 20 meses tendremos la solución, es impracticable. Lo importante es dar pasos concretos, aunque sean pequeños'

—¿Cómo se logra la paz en La Araucanía?

'No hay nadie que tenga la solución mágica para La Araucanía, es un problema multisectorial y necesita múltiples actores comprometidos. En estos 20 meses no quiero generar grandes expectativas. Esto se trata de ir dando pasos que se vayan cumpliendo, más que grandes anuncios o grandes desafíos impuestos. Tenemos pendiente una agenda político-institucional y debiéramos ser capaces de sacarla adelante. Creo en el diálogo sin exclusiones, sin temporalidad y sin una negociación de por medio. Me la voy a jugar por un diálogo puro, que regenere confianzas, porque si hay un problema en la región es la desconfianza. Tenemos una agenda que está en deuda hace rato y debemos decidir qué vamos a hacer con nuestros pueblos originarios en materia institucional. Si en el plebiscito gana el Apruebo, viene la constituyente y ahí hay una oportunidad de que participen nuestros pueblos en el debate de la construcción del Chile de los próximos años. Son todos debates que debemos zanjar y yo voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para dar estas primeras señales de cumplimiento, porque en La Araucanía la sensación de incumplimiento es brutal'.

—¿Cómo se controla la violencia y se evita otro caso Catrillanca?

'Tenemos que ser capaces de identificar quiénes generan esta violencia tan dura, encontrarlos y sancionarlos como corresponde, aislarlos de las comunidades que quieren vivir en forma pacífica. Esa es una labor muy importante de Interior. Hay que entender que las víctimas de esta violencia son los chilenos campesinos, emprendedores, empresarios, que viven en La Araucanía, pero también lo son el pueblo mapuche. Bajo ningún parámetro podemos caer en la tentación de estigmatizar la violencia y ponerle una chapa de 'Pueblo Mapuche'. La inmensa mayoría de los pueblos originarios son pacíficos, quieren salir adelante y contribuir a la paz. Esto es extremadamente complejo, han sido 500 años de conflictos y pensar que en 20 meses o en los próximos cuatro años tendremos la solución, es impracticable. Lo importante hoy es dar ciertos pasos concretos respecto de compromisos adquiridos, aunque sean pequeños'.

—¿Qué iniciativas va a impulsar en favor de La Araucanía?

'Tengo la intención de viajar, al menos, cada 15 días a la región, y voy a formar un Comité Ministerial con Vivienda, Agricultura, Economía y Obras públicas, porque me interesa que el ministro Alfredo Moreno vuelva a La Araucanía. Además de la deuda pendiente en materia histórica y política, esta región es una de las más pobres del país y este comité es muy importante para abordar las urgencias'.

—¿Se va a retomar la Consulta Indígena?

'No tenemos contemplado retomar la Consulta Indígena dentro de nuestras prioridades. Sí tenemos la agenda político-institucional y queremos sacarla adelante; revisar qué está pasando con el Plan Impulso y su alcance. Me voy a enfocar en los compromisos incumplidos y voy a actuar sobre eso, porque antes de ponerse creativo lo primero que uno tiene que hacer es cumplir lo que promete'.
Pie de pagina
Constanza Capdevila de la Cerda.-