Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-09-02
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   2
Sección:   Opinión - Editorial
Centimetraje:   16x36
  • Medidas para la reactivación del empleo
    El Sur Concepción
    Los últimos datos entregados por el INE ayudan a dimensionar la magnitud de la crisis y, especialmente, del desafío que implica para los líderes del sector público y privado hacer frente a esta condición, en particular para ayudar a la reactivación del empleo en la Región y el país.
    De acuerdo al más reciente boletín del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la tasa de desocupación laboral de la Región del Biobío alcanzó un 11% durante el trimestre móvil mayo-julio, cifra que supera por primera vez los niveles alcanzados tras el terremoto y tsunami de febrero de 2010. En aquella ocasión, el porcentaje entre los trimestres febrero-abril y marzo-mayo llegó al 10,9%.

    El INE informó que cerca de un quinto de la fuerza laboral proyectada para 2020 se perdió, es decir, la cantidad de personas ocupadas decayó en 17,4% en doce meses, lo que equivale a 122.708 trabajadores menos en Biobío.

    Se trata de datos que ayudan a dimensionar la magnitud de la crisis y, especialmente, del desafío que implica para los líderes del sector público y privado hacer frente a esta condición, en particular para ayudar a la reactivación del empleo en la Región y el país.

    Y ahora, dado el ingreso a cuarentena de un total de siete comunas del Gran Concepción -que representan la mitad de la población total de la Región, en tomo a las 700 mil personas- la preocupación por este indicador y sus nefastas consecuencias se agrava. En esa línea, se requerirá, sin duda, una labor muy coordinada, seria y multisectorial para ayudar verdaderamente a reactivar el empleo en la zona.

    Se trata de una tarea gigantesca, donde si bien un factor clave será el rol de los privados, aquello no será suficiente. En efecto, expertos consultados por El Sur han advertido que la recuperación en materia laboral no puede pasar exclusivamente por el sector privado, ya que muchas de las firmas o negocios se encuentran actualmente ahogados a raíz del pago de costos fijos. Eso sí, dijeron que la clave pasa también por lograr una reconversión hacia el área digital, a modo evitar más cierres de empresas y contribuir a mantener las plazas ya existentes. junto con lo anterior, yen vista de las cuarentenas, remarcaron la necesidad de que los trabajadores de la provincia puedan estudiar o capacitarse en los próximos días en rubros particulares, a través de mecanismos a distancia y que permitan adquirir conocimientos en relación al teletrabajo o al marketing digital.

    En materia de propuestas, un aporte reciente ha sido el de un grupo de académicos y del Centro de Políticas Públicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, que desarrollaron una serie de proposiciones para reimpulsar el mercado laboral en Chile, en base a la experiencia internacional y con énfasis en la posibilidad de aplicarlas de forma rápida localmente. Así, plantearon medidas en cuatro áreas de potencial intervención: subsidios al empleo, apoyo al microemprendimiento, empleos de emergencia y actualización del capital humano. Respecto de los subsidios al empleo, recomendaron reforzar la actual Ley de Protección al Empleo, evitando una mayor destrucción de puestos de trabajo. Además, sugirieron implementar un nuevo subsidio que promueva la mantención y creación de nuevos empleos siguiendo los ejemplos exitosos de varios países; y fortalecer los subsidios existentes (Subsidio al Empleo joven y Bono al Trabajo de la Mujer), que benefician a grupos específicos.

    En relación al fomento del microemprendimiento, sostienen que puede cumplir un rol relevante, por lo que se recomienda ofrecer financiamiento u opciones de cooperación para asegurar una reapertura segura, así como facilitar el acceso a mercados por parte de los microemprendedores. También destacan que para asegurar la creación rápida de puestos de trabajo, una alternativa eficaz son los programas de empleos de emergencia, enfocados en personas con bajo nivel de calificación, y se debe priorizar las comunas más afectadas económicamente por el covid-19.

    Asimismo, coincidiendo con los expertos locales, indican que en la actualidad surge la necesidad de potenciar oportunidades de capacitación y actualización de conocimientos en las personas.

    Como se ve, se trata de múltiples y complejas tareas que pueden ayudar a enfrentar tan complejo momento en materia laboral.