Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-09-07
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A10
Sección:   Vida - Ciencia - Tecnología
Centimetraje:   20x15

Pie de Imagen
La investigación explica que el efecto de la apertura de bares y restaurantes podría tener grandes repercusiones en la evolución de la epidemia.
Preocupación por relajo de medidas:
Estudio español alerta a la UE de una "segunda ola" de covid-19
El Mercurio
El informe advierte que el momento actual de la pandemia es crucial para detener su avance, de lo contrario se podría vivir una situación similar a la ocurrida en marzo.
España está sufriendo "una segunda ola" de la epidemia de covid-19, que podría llegar al resto de Europa en los próximos días, alertó un estudio del Hospital Universitario Germas Trias i Pujol (Can Ruti), de Badalona (Barcelona), y la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). El informe, fechado el 2 de septiembre, y que ya fue enviado a la Comisión Europea, fue dado a conocer públicamente ayer domingo.

Ambos centros de investigación explican que el "efecto de bares y restaurantes podría tener grandes repercusiones en la evolución de las epidemias", donde las medidas se respetan mucho menos que en otras circunstancias, como la distancia interpersonal de seguridad y el uso de mascarilla.

Con el título "Análisis y predicción del covid-19 para UE-EFTA-Reino Unido y otros países", el estudio advierte a las autoridades europeas de que el momento actual es crucial para detener la segunda ola y que, en caso contrario, se podría volver a una situación parecida a la de marzo, cuando estalló la transmisión descontrolada del virus.

Los investigadores se preguntan por qué España encabeza en número de casos la segunda ola, siendo que es un país de altas temperaturas en el verano, momento en que se hace más vida al aire libre. Esas circunstancias dan pie para que la tasa de contagio sea 20 veces más baja que en espacios cerrados.

La clave, dicen, está en que España levantó las restricciones de movilidad, especialmente entre provincias, antes que otros países de la Unión Europea en un momento en que "la tasa de casos positivos podría ser tres veces superior a la que realmente se estaba detectando" y la actividad social se incrementó notablemente.

Todo el país permaneció en estado de alarma más de tres meses, desde mediados de marzo pasado, con fuertes limitaciones de movimiento de personas, que se suavizaron gradualmente al final, hasta desaparecer totalmente.

España sigue distanciada entre los países europeos por número de casos desde que comenzó la pandemia (más de 500 mil), seguida por el Reino Unido (más de 340 mil) y, sobre todo, por incidencia en los últimos 14 días por cada cien mil habitantes, 216,8 contagios, por delante de Francia (98,2), Rumania (69,9), Ucrania (65,7), Bélgica (49,2) y Países Bajos (40,4).

España también lideraba el 1 de septiembre la incidencia acumulada total por cien mil habitantes en Europa, con 1.002 afectados, seguida de Suecia (837), Bélgica (737), Portugal (571), Rumania (461), Italia (447), Francia (438), Países Bajos (415) y Alemania (292).
Pie de pagina
EFE-