Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-09-21
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   14
Sección:   Sociedad
Centimetraje:   30x24

Pie de Imagen
Frank Demaille, CEO de Engie para Latinoamérica.

CEO de la empresa para América Latina
La revolución verde que lidera el francés Frank Demaille en Engie
La Segunda
El ejecutivo lidera el cierre de seis unidades de generación a carbón en el país. Serán reemplazados por US$1.000 millones de inversión en renovables.
A fines de 2019 Frank Demaille (44) llegó a Chile con su esposa Alexandra y sus hijos Lucie (8), Ariane (4) y Augustin (18 meses). El francés llegó al puesto de CEO de Engie Latinoamérica —que comprende Argentina, Chile, Colombia, México y Perú— liderando un equipo de 10 mil personas. A ese desafío suma el plan para hacer más amigable con el medio ambiente a la empresa francesa: En Chile cerrará seis unidades de carbón, reemplazando cerca del 60% de su matriz por energía renovable.

El ingeniero cuenta que no le costó adaptarse ya que conoció Santiago en 2014 cuando formaba parte de la División de Energía Internacional de Engie: 'Me gusta este país, sus entornos. Antes de la pandemia me iba en bicicleta todas las mañanas a la oficina', comenta el oriundo de Lille.

Demaille llegó con varios planes. Los más importantes: descarbonizar el portafolio energético de la francesa en la región y sacarle el cartel de empresa exclusivamente generadora a Engie, entrenado de lleno a otros negocios como la electromovilidad.

Mientras pedaleaba a su oficina, Demaille iba pensando ideas que se fueron materializando: cerraron importantes contratos como la instalación de 2.440 paneles solares en el Aeropuerto de Santiago, que permitirán mitigar cerca de 500 toneladas de dióxido de carbono. También cerraron un contrato para abastecer de energía renovable a todos los Mall Plaza del país, entre otros hitos energéticos.

Pero también por su oficina han pasado otros planes como el tren que uniría el terminal aéreo de la capital con el centro de Santiago y desarrollar en la región el hidrógeno verde. De hecho, la oficina mundial de Engie para este negocio está en Santiago.

Borrando el carbón

En 2019, Demaille y el CEO de Engie Chile, Axel Leveque anunciaron el cierre de sus seis centrales de carbón en las comunas de Tocopilla y Mejillones, lo que implica dejar de emitir 3 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Demaille comenta que esto implica sacar del parque '800MW de unidades de carbón al año 2024, dos de esos cierres ya fueron concretados y en paralelo anunciamos el desarrollo de 1.000 MW renovables en los próximos años'.

El francés tiene experiencia en planes descarbonizadores. Antes de llegar a su actual puesto en Santiago, tuvo que implementar un plan similar en Norteamérica, donde estuvo al mando de las operaciones Engie de EE.UU. y Canadá. Recuerda que ahí el objetivo era 'apoyar a los clientes a consumir energía lo más verde posible'

'Son impresionantes los cambios que hay en el mundo de la energía en poco tiempo. Uno de los mayores desafíos de mi carrera fue cambiar el portafolio de generación de Engie en EE.UU. En 3 años, pasamos de una matriz de gas y carbón a tener más de 3000 MW de renovables en construcción', rememora.

Invertir en pandemia

Tras la salida del carbón, la empresa tuvo que poner dinero sobre la mesa para compensar la generación con foco en energía limpia. En octubre pasado anunciaron un plan de inversión por US$1.000 millones. Y actualmente construyen el parque eólico Calama, el parque solar Capricornio (Antofagasta) , Tamaya Solar (Tocopilla). Y además adquirió en junio el Parque Eólico, Monte Redondo (Coquimbo) y la central hidroeléctrica Laja en el Bio Bìo.

Pero Demaille dice que, a pesar de la pandemia no bajarán el ritmo de inversión y están analizando el plan de reactivación anunciado a fines de julio por el Presidente Piñera. Ahí podrían aparecer nuevas oportunidades.

'Los paquetes de medidas anunciadas son un gran esfuerzo para Chile, bien enfocado en la reactivación, en el cuidado y creación de nuevos empleos y apoyo a pymes y medianas empresas (...) En particular el mundo energético será clave, dado que un gran porcentaje de los proyectos que el Gobierno quiere agilizar se refieren a energías renovables y a proyectos como plantas de desalinización. Esto está perfectamente alineado con la estrategia y el expertise de Engie', comenta el ejecutivo francés.


Recuadro
Uno de los mayores desafíos de mi carrera fue cambiar el portafolio de generación de Engie en EE.UU'.

Ganando dinero pese a la crisis
A fines de julio, Engie Energía Chile informó los resultados del segundo trimestre, y a pesar del coronavirus informó utilidades que estuvieron levemente sobre lo esperado.

La firma reportó utilidades por US$40,6 millones, lo que implicó un crecimiento de 8%. Esta cifra incluso se ubicó un 4,6% por sobre las estimaciones del consenso de Bloomberg (US$ 38,8 millones).

Además en julio, la empresa tuvo otra buena noticia. La clasificadora de riesgo Fitch Ratings elevó las calificaciones de la deuda de largo plazo en moneda extranjera y local de Engie Energía Chile, dejándola en BBB+, desde BBB.

Pie de pagina
Por Sergio Sáez-