Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-10-15
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A8
Sección:   Vida - Ciencia - Tecnología
Centimetraje:   32x20

Pie de Imagen
'Hay que proteger la calidad de quien ejerce la profesión médica por el bien de los pacientes', enfatiza el doctor Vicente Valdivieso.

Debido a la pandemia, el anuncio del ganador se realizó a través de internet. En la foto, el jurado y el ganador.
Doctor Vicente Valdivieso:
Premio Nacional de Medicina 2020 recae en destacado internista y gastroenterólogo
El Mercurio
Junto con sus aportes en torno a patologías digestivas, centró su labor en la formación y calidad de los médicos especialistas.
Es el galardón más importante que se entrega en reconocimiento a la trayectoria y los méritos de los médicos en Chile y, este año, el Premio Nacional de Medicina fue para el doctor Vicente Valdivieso (85), quien a lo largo de su carrera realizó aportes importantes en patologías digestivas y en la formación de los médicos especialistas del país.

El anuncio, dado a conocer ayer, tuvo un par de hitos: es la décima vez que se entrega el premio, desde su creación en 2002 (es bienal), y la ceremonia se realizó a través de una conferencia por Zoom, debido a la pandemia. De hecho, aún está por definirse la entrega del premio, el próximo mes.

Conectado al computador desde su casa en Santiago, el doctor Valdivieso agradeció al jurado presente de manera virtual, integrado por representantes de la Asociación de Sociedades Científicas-Médicas de Chile, la Academia Chilena de Medicina, la Asociación de Facultades de Medicina de Chile y el Colegio Médico, entre otros.

'Desde hace varios años, los miembros de la Academia Chilena de Medicina me han honrado con su aprecio y confianza, colocando mi nombre entre quienes, a su juicio, califican para recibir este premio. Su buena intención me llena de agradecimiento', dijo Valdivieso, quien se impuso a 11 candidatos.

El doctor Eghon Guzmán, presidente del jurado, precisó que 'ganarse el Premio Nacional de Medicina, a diferencia de los otros premios nacionales, que son fundamentalmente gubernamentales, es un reconocimiento de los pares. Es la comunidad médica la que creó este premio y la que lo ha mantenido en el tiempo, lo financia y lo resalta. Y destaca a todos aquellos que han dejado una huella enorme en su trayectoria'.

En el caso de Valdivieso, su extensa y reconocida trayectoria, de la que se retiró hace cuatro años, comenzó al egresar de Medicina en la U. Católica, cuando fue el mejor alumno de su promoción, en 1959. En esa misma casa de estudios desarrolló una labor como académico e investigador, tras cursar su especialización en Gastroenterología en la U. de California (EE.UU.), a mediados de los años 60.

Al volver, centró su trabajo en torno a los lípidos, el colesterol y las secreciones biliares, y desarrolló estudios sobre la epidemiología de la colelitiasis (cálculos en la vesícula) y otras patologías digestivas, como la presencia de la bacteria Helicobacter pylori. 'El 70% de los adultos la lleva en su estómago; tenemos que hacer más esfuerzos por eliminarla de la flora bacteriana de los chilenos porque es capaz de inducir úlceras y cáncer gástrico (el país presenta una de las prevalencias más altas del planeta)', advierte al teléfono tras la premiación.

Preocupado por la buena formación de los especialistas, Valdivieso fue uno de los promotores y presidente por 15 años de la Corporación Nacional de Certificaciones Médicas (Conacem). Además, fue secretario ejecutivo de Apice, la agencia encargada de la acreditación de los programas universitarios de especialistas en las diferentes áreas de la medicina. 'El Congreso eliminó a las agencias acreditadoras y hoy ese trabajo no se está haciendo como corresponde. Hay que proteger la calidad de quien ejerce la profesión médica por el bien de los pacientes', enfatiza.

Hoy, la pandemia lo tiene recluido en su casa. 'Aparte de la reacción universal de temor, la sensación que domina es la incapacidad de entender bien lo que está sucediendo y cómo controlarlo. Pese a todo, es apasionante y nos permite buscar salidas a situaciones complejas', dice, y cita como ejemplo el impulso que el actual contexto ha dado a la telemedicina. 'No reemplaza el contacto directo entre médico y paciente, pero beneficia a las personas con un mayor acceso a especialistas'.

Recuadro
- Continuidad asegurada

Autor de decenas de artículos científicos publicados en revistas chilenas e internacionales, la carrera del doctor Valdivieso también incluye cargos en la Dirección de Investigación de la UC, la Escuela de Medicina, el Consejo de la Facultad y el Centro de Formación de Docentes Clínicos, entre otros. Labores por las que recibió el grado honorífico de Profesor Emérito.

Es miembro de número de la Academia Chilena de Medicina y miembro honorario de diversas sociedades científicas; en 2018 fue distinguido como Maestro Chileno de la Medicina Interna.

Casado, tiene seis hijos, 19 nietos y dos bisnietos. Uno de sus hijos y un par de nietos han seguido sus pasos en la medicina. 'Así que la continuidad de mi labor está asegurada', comenta entre risas.
Pie de pagina
C. González-