Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-10-16
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A10
Sección:   Vida - Ciencia - Tecnología - La Pandemia del Coronavirus
Centimetraje:   28x20

Pie de Imagen
El cáncer de mama es la primera causa de muerte oncológica en mujeres en Chile. La mamografía (en la foto) es el principal mecanismo de detección temprana.
Miedo al contagio de covid-19 en centros de salud habría impulsado la baja:
Hasta en 80% bajaron en Chile exámenes preventivos de cáncer de mama durante la pandemia
El Mercurio
Médicos temen que la caída eleve la mortalidad por la patología debido a diagnósticos tardíos. El llamado es a confiar en los protocolos de seguridad y a retomar los controles.
Los exámenes preventivos contra el cáncer de mama disminuyeron drásticamente en Chile con la llegada del nuevo coronavirus. Esto, tanto en centros públicos como privados.

Así lo aseguran médicos locales entrevistados, como el doctor Juan Manuel Donaire, oncólogo mamario de Clínica Las Condes y jefe de patología mamaria del Hospital Barros Luco, quien estima que en el centro privado la realización de mamografías bajó en un 60% entre marzo y septiembre, mientras que en el servicio de salud metropolitano sur la disminución 'también fue muy considerable'.

Desde la Clínica Alemana confirman una situación similar: 'Entre abril y junio, nuestros exámenes preventivos de cáncer de mama bajaron en un 75% y los diagnósticos de nuevos casos en un 40%, lo cual también es importante, porque podría ocurrir que ahora empecemos a detectar casos en etapas más avanzadas', comenta Eduardo Cunill, gíneco-oncólogo de ese centro.

El doctor Nicolás Droppelmann, cirujano oncólogo y jefe del Programa de Cáncer de Mama de la Clínica U. de los Andes, por su parte, agrega: 'Entre abril y junio disminuyeron hasta en un 80% los exámenes preventivos de esta enfermedad, como las mamografías, tanto en centros públicos como en clínicas de Chile'.

Y añade: 'Las pacientes dejaron de consultar por miedo al contagio con el coronavirus, y vimos que en julio seguían con mucho temor y no hubo convocatoria a retomar los exámenes'.

En la Red de Salud UC Christus, en tanto, experimentaron una baja del 30% en sus actividades generales relacionadas con el cáncer de mama durante los meses de cuarentena, de acuerdo con el doctor César Sánchez, jefe de oncología médica del Centro de Cáncer UC.

'Disminuyeron la cantidad de mamografías y también la consulta de pacientes con diagnóstico, es decir, las sanas han retrasado el screening y las que ya tienen la enfermedad han postergado el seguimiento', asegura el doctor.

Se trata de un problema que también está ocurriendo en otros países. En Argentina, estos controles cayeron 70% durante los primeros meses de cuarentena, según médicos locales, mientras que en Reino Unido casi un millón de mujeres dejaron de realizarse mamografías a partir de marzo pasado, de acuerdo con el British Medical Journal.

El problema son las consecuencias. Retrasar los exámenes preventivos aumenta considerablemente la posibilidad de llegar a un diagnóstico tardío de la enfermedad, lo que eleva a su vez el riesgo de muerte.

En Chile, se diagnostica una mujer con cáncer de mama cada tres horas, mientras que cuatro fallecen cada día por este mal.

Badir Chahuán, jefe de cirugía oncológica mamaria de la FALP, comenta: 'Diagnosticar un cáncer de mama en una etapa tardía produce un aumento notable de la mortalidad por el atraso del estadio en el que estamos encontrando el cáncer, y por eso es muy importante diagnosticarlo a tiempo, para poder tener más opciones de curación'.

El doctor Droppelmann añade: 'Sabemos que en una población que se hace mamografía todos los años y desarrolla cáncer, solo el 5% muere y el 95% se va a salvar, mientras que si tomamos a un grupo de mujeres que no había hecho controles preventivos y le detectan la enfermedad, el 40% va a morir'.

Postergar estas pruebas también podría tener otras consecuencias. 'No solo tememos por el posible aumento de la mortalidad, sino que también porque diagnosticar tarde implica que muchas pacientes requerirán tratamientos más complejos e invasivos, que podrían evitarse', puntualiza el doctor Donaire.

Recuadro
- Volver a la consulta

Los médicos hacen un llamado a todas las mujeres sobre los 40 años a consultar con su médico si deben realizarse estos exámenes. 'El riesgo de frente al cáncer es mucho mayor que el riesgo de contagio de covid-19, porque los centros estamos preparados para atender con protocolos de prevención', asegura Droppelmann. El doctor Cunill reafirma esta idea. 'Los centros de salud contamos con medidas para atender con todos los cuidados, por lo que el llamado a las pacientes es a la confianza y a retomar los controles'.
Pie de pagina
JANINA MARCANO-