Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-11-19
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   3
Sección:   Finanzas & Mercados
Centimetraje:   33x24
ESTUDIO DEL CENTRO DE POLÍTICAS PÚBLICAS DE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA
Inclusión financiera al debe: quintil más pobre de Chile no registra avances en diez años
El Diario Financiero
Las barreras de acceso siguen afectando a los sectores de menores ingresos. Con la pandemia la brecha podría incrementarse por la incertidumbre económica.
Una de las preocupaciones de las autoridades económicas, como por ejemplo la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), el Banco Central y la Superintendencia de Pensiones, es la masificación de los productos y servicios financieros.

Sin embargo, un estudio elaborado por el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica revela una importante deuda que tiene el país en materia de inclusión financiera con el sector más vulnerable de la población. Según el informe, el primer quintil, el segmento de menos recursos, no ha registrado avances en esta materia en diez años.

De acuerdo con el Índice de Inclusión Financiera construido por el equipo de investigación de la UC, en el que un valor más cercano a 1 se interpreta como mayor inclusión, el primer quintil se ha mantenido en 0,18 entre 2007 y 2017 (ver gráfico). Por el contrario, el sector de mayores ingresos, el quinto quintil, pasó desde 0,31 a 0,48 en el mismo período. En tanto, el promedio de los sectores económicos avanzó desde 0,22 a 0,32.

El documento advierte que se espera que la actual crisis sanitaria profundice estas brechas en Chile.

'Durante los periodos de crisis económica la demanda y el uso del efectivo se incrementa. Así también lo hace la preferencia de compras en el mercado informal que no cuenta con pago que no sea en efectivo, reduciendo el uso de los medios de pago bancarios. A su vez, la mayor incertidumbre económica eleva las barreras de acceso al crédito, sobre todo para los segmentos de mayor riesgo. Con ello, es factible esperar un incremento de las brechas de inclusión financiera poscrisis Covid-19', explica la investigadora del Centro de Políticas Públicas UC, Dominique Keim.

Brechas en medios de pago

Para construir el Índice de Inclusión Financiera la UC consideró las barreras que existen para acceder a este mercado, los instrumentos financieros y el uso de estas herramientas, componente que tiene la mayor preponderancia en el indicador.

De acuerdo con el estudio, el nulo crecimiento en inclusión financiera por parte del quintil más pobre de Chile se debe a que principalmente este grupo de personas todavía hace un bajo uso de los servicios e instrumentos financieros, sobre todo los digitales, que han ido en aumento en los otros quintiles.

De hecho, apenas un 17,6% de los hogares de este segmento de la población utilizaba la banca online en 2017 versus el 90,1% que registró el quintil más rico (ver gráfico). Del mismo modo, solo un 16,4% realizó transferencias a través de internet, en comparación al 86,8% de los hogares con mayores ingresos.

'Esto se atribuye a que el dinero en efectivo sigue siendo evaluado como el instrumento de pago más fácil y confiable en Chile, lo que se acentúa en sectores de menores ingresos y de mayor edad, de acuerdo con información que reporta el Banco Central.

En los sectores más vulnerables, predominan las compras de bajos montos en comercios minoristas y/o informales, donde no se aceptan pagos distintos al efectivo. Hay que considerar que en Chile el 65% del comercio no cuenta con pago electrónico, lo que es un desafío del sistema financiero y de la política pública importante', señala Keim.

Barreras de entrada

Otra dimensión de la inclusión financiera que analiza en estudio son las barreras de ingreso a los servicios financieros que ofrece el mercado.

En 2017 un 28,3% de los hogares declaró en la Encuesta Financiera de Hogares del Banco Central no haber realizado solicitudes de créditos, debido al costo que representaba o previendo que los bancos no se los otorgarían. Ese porcentaje representó un 14,3% para el quinto quintil, mientras que significó un 38,5% de para el primero y 39,4% para el segundo.

'Los sectores más vulnerables realizan menos solicitudes de instrumentos de crédito y uso de instrumentos financieros por los costos asociados o porque no cuentan con la información necesaria. Por tanto, hay una oportunidad para el sector financiero y de las políticas públicas en avanzar en la reducción de estos costos, entregando más y mejor información, además de propender a que existan productos a costos razonables para la población más vulnerable', comenta Keim.

Sobre el acceso a los servicios financieros, los sectores de menores ingresos tienen una menor proporción de tenencia de instrumentos como las tarjetas de débito, créditos de casas comerciales y cuentas corrientes. Sobre este último producto, la diferencia entre el primer y el quinto quintil es de 75,92 puntos porcentuales, con un 8,32% de los hogares versus un 84,24%, respectivamente.

'Acá la política pública y las iniciativas de innovación financiera han jugado un rol importante y siguen avanzando en nivelar el acceso a los instrumentos financieros para toda la población', acota la investigadora de la UC.

Recuadro
0,18 ES EL ÍNDICE DE INCLUSIÓN FINANCIERA DEL PRIMER QUINTIL
Pie de pagina
POR DANIEL VIZCARRA-