Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-11-19
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B5
Sección:   Especial - “Sostenibilidad y negocios”, presentado por acciona
Centimetraje:   53x27
HIDRÓGENO VERDE:
El elemento más simple del universo que hace a Chile soñar en grande
El Mercurio
La Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde aspira a convertir a nuestro país en una potencia exportadora de este energético para 2040 y a crear una industria tan importante como la del cobre. ACCIONA, que ha apostado fuerte por las energías renovables en Chile, ya se lanzó a la carrera por el hidrógeno verde con Power To Green Hydrogen Mallorca, en España, un proyecto emblemático de descarbonización y transición energética.
Los antiguos terrenos de una fábrica cementera en la isla de Mallorca, España, que cerró sus operaciones hace dos años, se reconvirtieron al futuro, a las energías renovables, gracias al proyecto Power to Green Hydrogen Mallorca. La iniciativa —de un consorcio internacional liderado por ACCIONA y Enagás— prevé la construcción en el lugar de una planta de hidrógeno verde alimentada por energía fotovoltaica, que estará funcionando a finales de 2021. Se trata de uno de los proyectos estratégicos de la Unión Europea para acelerar el desarrollo del hidrógeno renovable, que en este caso se utilizará para el suministro energético limpio a varios sectores de Mallorca, como industria y transporte, hoteles, puertos, e incluso edificios públicos.

El objetivo final es diseñar un ecosistema económico basado en hidrógeno verde, replicable en otras islas, que reducirá las emisiones de CO2 en ese territorio en hasta 20.700 toneladas al año. Y es que la carrera por el desarrollo del hidrógeno verde a nivel mundial está fuertemente impulsada por la necesidad de acelerar la transición energética hacia una sociedad libre de CO2. Más de 70 países, incluido Chile, se han comprometido con la carbono neutralidad al 2050, y naciones que representan casi el 90% del PIB global ya tienen políticas e iniciativas públicas de apoyo al hidrógeno. 'El hidrógeno verde es una materia prima para diversos sectores industriales y un vector energético de emisiones cero al obtenerse íntegramente a partir de energía renovable', explica Belén Linares, directora de Innovación de Energía de ACCIONA. 'Resulta un respaldo idóneo para la generación renovable, ya que por sus características intrínsecas es inocuo para el medio ambiente y completa con almacenamiento el círculo que un sistema eléctrico renovable necesita', agrega.

UNA OPORTUNIDAD ÚNICA PARA CHILE

Si bien el hidrógeno es el elemento químico más abundante del planeta, no se encuentra en forma aislada en la naturaleza, por eso debe extraerse de sustancias como el agua, el carbón o el gas natural. Hablamos de hidrógeno verde cuando se obtiene directamente del agua, empleando energías 100% limpias, como la eólica o la solar, a través de la electrólisis. 'Al día de hoy, producir hidrógeno gris, a partir de gas natural, es casi un 60% más barato que producir el verde. El azul, a partir también de gas natural, aunque con captura de CO2, es un 35% más barato, pero sigue siendo contaminante. Sin embargo, prevemos que el hidrógeno verde va a acelerar su curva de aprendizaje de manera exponencial en los próximos 10 años, para rozar ya los umbrales de competitividad hacia 2030, especialmente en los sectores de movilidad en transporte pesado', asegura Belén Linares.

Chile tiene tremendas ventajas comparativas para llegar a ser líder mundial en producción y exportación de este energético y sus derivados —incluyendo amoníaco, metanol y combustibles sintéticos—, gracias a su enorme potencial de energías renovables. 'Entre el 50% y 80% del costo de producción del hidrógeno verde depende de la energía renovable, y nuestro país tiene condiciones superiores: la mejor radiación solar del planeta, en Atacama, y de los vientos más constantes del mundo, en Magallanes', afirma el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet. 'Como la energía solar y eólica continúan reduciendo sus costos de producción, podemos anticipar que el hidrógeno verde se irá haciendo competitivo para varios usos en esta década. Así, a partir del análisis que realizamos con la consultora McKinsey & Company, proyectamos que el hidrógeno verde puede representar para Chile una industria tan importante como lo es el cobre actualmente', agrega. A principios de noviembre, el Gobierno lanzó la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde, que tiene tres objetivos principales: contar con 5 GW de capacidad de electrólisis en desarrollo al 2025, producir el hidrógeno verde más barato del mundo para 2030 y estar entre los tres principales exportadores del energético para 2040. Este nuevo polo de progreso para el país implicará —según las estimaciones— la creación de unos 100.000 empleos y US$ 200 mil millones en inversión durante los próximos 20 años.

LA CARRERA QUE HAY QUE GANAR

Pero Chile compite por el mercado del hidrógeno verde con otros países con grandes recursos renovables, como Australia, Sudáfrica, Marruecos y Medio Oriente, que están más cerca geográficamente de los principales consumidores de este elemento (Japón, Corea, China y Europa). 'Es por esto que se identificó la necesidad de utilizar financiamiento público para cerrar brechas que hagan viable la operación comercial del hidrógeno verde, y así atraer a los consorcios internacionales que están invirtiendo con visión de largo plazo en este mercado: empresas de energía, minería, automotoras y fertilizantes', dice Jobet.

Para ello, se realizará una ronda de financiamiento por US$ 50 millones para proyectos de hidrógeno renovable, de manera de crear experiencia temprana que le permita al país, en una primera etapa, generar este energético para consumo doméstico de gran escala (uso en refinería, elaboración de amoníaco verde, uso en camiones mineros, implementación en camiones pesados de ruta, uso en buses de larga autonomía e inyectarlo como energético en redes de gas). 'Además, estableceremos dos equipos operativos: uno para acompañar la tramitación de permisos y el desarrollo de pilotajes de hidrógeno verde y sus derivados en Chile, y el segundo, para posicionar internacionalmente al país y generar tres consorcios internacionales de al menos 1 GW cada uno', finaliza el ministro.

Recuadro
DE ELEMENTO QUÍMICO A ENERGÉTICO

Si nuestro país quiere ser competitivo en materia de hidrógeno verde, debe contar cuanto antes con una normativa que regule este energético. El problema es que la legislación chilena actual no reconoce al hidrógeno como un combustible, sino solo como un elemento químico, lo que limita su uso, producción, almacenamiento y comercialización. Pero la Ley de Eficiencia Energética, que debería ser aprobada este año, cambiará el panorama.

'Uno de nuestros desafíos es poder contar con un marco normativo que aborde la cadena de valor del hidrógeno en su conjunto bajo la calificación de energético. En ese sentido, estamos trabajando para poder establecer con celeridad un régimen normativo y de fiscalización adecuado que permita el uso y manejo de forma segura de este nuevo combustible, favorezca su masificación y entregue certidumbre a los futuros inversionistas y desarrolladores; esperando que el citado trabajo finalice durante el 2022', dice el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet.

MISIÓN CAVENDISH

Uno de los desafíos de instalar la nueva industria del hidrógeno verde en Chile es el desconocimiento que existe a nivel de sociedad sobre su potencialidad. 'El hidrógeno ha estado entre nosotros en todo, incluso en procesos de producción de alimentos, pero aun así hay que ahondar en su uso como combustible, como materia prima, entre otras cosas', dice María Paz de la Cruz, gerenta general de la Asociación Chilena de Hidrógeno.

Por eso, la organización y el Club de Innovación crearon Misión Cavendish, un espacio de discusión, aprendizaje y convergencia de ideas para apoyar el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde en nuestro país. En concreto, se trata de un programa de actividades y webinars, liderados por especialistas en el tema, mediante los cuales se busca enseñar, sensibilizar y actualizar a los distintos actores con miras a impulsar la agenda económica de Chile en materia de hidrógeno renovable. ¿Por qué lleva ese nombre? Henry Cavendish (1731–1810) fue un físico y químico británico a quien se le atribuye el descubrimiento del gas hidrógeno y la composición química del agua.