Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-11-20
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   C5
Sección:   Nacional
Centimetraje:   26x28

Pie de Imagen
Certificación El director del ISP, Heriberto García, adelanta que el 26 de noviembre dos inspectoras viajarán a China para revisar la producción y garantizar la calidad de la vacuna de Sinovac.
Director del ISP, Heriberto García, advierte que evidencia actual aún no permite asegurar uso en adultos mayores:
Por ahora, vacunas en desarrollo solo serían autorizadas para pacientes entre 18 y 60 años
El Mercurio
Los laboratorios se encuentran realizando pruebas para garantizar eficacia y seguridad en mayores de 60 años, lo que podría aumentar el rango etario de inoculación durante el próximo año.
La gran esperanza de que la vida durante el próximo año pueda retomar la normalidad conocida hasta antes de la llegada del covid-19 está puesta en los desarrollos de vacunas que realizan varios laboratorios a nivel mundial.

Durante la última semana, se han dado a conocer prometedores avances que hacen pensar que durante el primer semestre del próximo año podría haber un tratamiento disponible. Y si bien el Ministerio de Salud ha asegurado que uno de los focos prioritarios estará puesto en los adultos mayores, es probable que este segmento de la población deba seguir esperando.

En entrevista con 'El Mercurio', el director del Instituto de Salud Pública (ISP), Heriberto García, afirma que cada vacuna ha hecho sus estudios clínicos en grupos etarios específicos. Por lo mismo, añade que 'lo que se debe autorizar es el mismo rango etario en que la vacuna hizo el estudio. Efectivamente, las vacunas no han sido probadas en niños, y están haciendo recién una extensión de estudios clínicos en Estados Unidos, en la vacuna de Pfizer, respecto de algunos adultos mayores, pero todavía no tan mayores, sino que hasta los 70 años, aproximadamente'.

Pero entonces, ¿cuáles son los rangos en los que se autorizaría el uso de una eventual vacuna?

El director del ISP señala que 'en general, es en mayores de 18 años y hasta los 60 años. Podría ocurrir que a medida que avance el año 2021, y que se conozcan más resultados de ensayos clínicos en fase 3, se amplíen los rangos etarios, pero eso es algo que es parte del desarrollo propio de la investigación'.

Agrega que 'hay que entender que uno esperaría que terminaran todos los estudios clínicos, con todas las edades, con todos los parámetros y análisis, y ahí recién se autoriza. Ahora estamos autorizando mientras se hacen los estudios y estamos viendo cómo vamos ampliando los rangos etarios. Por eso esperaríamos en 2021 ver cómo avanzan los estudios que se siguen haciendo y que permitirán que esto llegue a un mayor rango etario'.

Por su parte, el ministro de Salud, Enrique Paris, concuerda y señala que 'hasta el momento, las publicaciones van entre 18 y 59 años, aunque la industria asegura que la está probando en otras edades, porque cuanto más cobertura poblacional podamos dar, mejor. Pero hasta el momento la autorización sería para esos rangos etarios, a no ser que de aquí a marzo salgan otras publicaciones u otras autorizaciones'.

Avances auspiciosos

Por supuesto, todos los laboratorios trabajan para que sus vacunas sean certificadas como seguras y eficaces entre la población de adultos mayores, la más afectada por el covid-19. Ayer, de hecho, la Universidad de Oxford publicó en la revista The Lancet los resultados de pruebas clínicas de segunda fase de la preparación que está desarrollando.

La información recopilada, catalogada como 'prometedores resultados preliminares', demuestra que la vacuna sería segura e igual de eficaz entre los adultos mayores que en la población de entre 18 y 55 años. No obstante, estos estudios están en la fase 2 y se han realizado en adultos mayores sin enfermedades de base, lo cual es otro factor que debe ser analizado.

Ante dicho escenario, el director del ISP da luces sobre el panorama a mediano plazo.

—¿Cuándo podríamos tener una vacuna lista?

'Si se dieran todos los plazos que uno espera, y dependiendo del momento en que se hagan las solicitudes de autorización por parte de los laboratorios, que estimo que podría ser a principios del próximo año, considerando que como ISP esperamos tardar un mes en revisar los antecedentes —proceso que puede tardar más de seis en un período prepandemia—, uno esperaría que a fines de febrero o principios de marzo podríamos estar con una vacuna aprobada'.

—¿Qué se le dice a la gente que tiene miedo a vacunarse?

'Nosotros, como ISP, tenemos que entregar la garantía de que la vacuna que llegue es segura, que es fabricada con calidad y que tiene una eficacia comprobada. Estamos haciendo un trabajo grande para dar la seguridad de eso, por eso, vamos a ir incluso a China a hacer una inspección'.

Recuadro
Estudios

Ayer, Oxford publicó sus resultados en fase 2, que muestran buenas cifras en adultos mayores.

Inspectoras viajarán a revisar vacuna china

Dos inspectoras del Instituto de Salud Pública viajarán el 26 de noviembre a Beijing para inspeccionar la producción de la vacuna que elabora el laboratorio asiático Sinovac. De esta forma, buscan garantizar prácticas de buena manufactura y acelerar el posterior proceso de autorización.

Se prevé que el equipo arribe a China el 29 de diciembre, tras lo cual deberá realizar una cuarentena de 14 días, por lo que la inspección se llevará a cabo recién entre el 14 y el 18 de diciembre.

El ISP viajará exclusivamente a China, ya que en el país asiático no existe una agencia de acreditación de alto nivel, como sí sucede en EE.UU. y Europa.

El director del instituto, Heriberto García, asegura que 'son funcionarias que van a aportar mucho a una situación en la que el país necesita tranquilidad, sobre todo para que este porcentaje de la población que no está dispuesto a vacunarse, sí se vacune, porque va a tener la certeza de que estamos haciendo un trabajo adecuado'.
Pie de pagina
Max Chávez -