Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-12-06
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B4
Sección:   ECONOMÍA Y NEGOCIOS DOMINGO
Centimetraje:   51x27
Mario Kreutzberger desde Miami:
“CHILE VIVE UN MOMENTO DIFÍCIL EN QUE NADIE LE CREE A NADIE. Podemos tener opiniones antagónicas, pero debemos respetarnos”
El Mercurio
El destacado profesional de las comunicaciones recibe este miércoles 9 de diciembre el premio Fundación Credicorp Capital por su contribución a la filantropía y progreso de la sociedad. Ad portas de cumplir 80 años y con un nuevo proyecto de entrevistas en carpeta, aborda la coyuntura. 'Yo estoy de acuerdo con eso que algunos dicen: está mal pelado el chancho', lanza.
'E

sta pandemia es el hito más grande que hemos vivido. Ni el atentado a las torres gemelas, nada se asemeja al impacto que tiene esto', dice Mario Kreutzberger, el hombre que dio vida a Don Francisco y que este 28 de diciembre cumple 80 años de vida, 60 de ellos en televisión.

Desde su casa en Miami, la que descarta que esté a la venta como publicaron varios medios, cuenta que lleva encerrado prácticamente un año producto del coronavirus y que ha tenido que extremar los cuidados por su salud y la de su mujer, Temmy Muchnik.

'No todos los días son buenos, hay algunos malos, estoy aburrido en el encierro. Esto es difícil de aceptar, para alguien de mi edad estar un año encerrado significa perder el 20% de la vida que te queda. No es lo mismo que para un tipo de 40', reflexiona emocionado.

Cuenta que, a pesar de que salió de las pantallas con programas estables, tiene una serie de proyectos en la puerta del horno. El primero es el libro 'Con ganas de vivir', su cuarta publicación, que acaba de terminar de escribir y donde aborda sus últimos veinte años de vida. En mayo espera que la editorial Penguin Random House lo tenga disponible en librerías. En materia televisiva, está preparando una serie de programas que serían exhibidos por CNN Internacional y donde planea entrevistar a famosos, algo que lo tiene muy entusiasmado (ver recuadro).

En lo inmediato, este miércoles 9 de diciembre, en una ceremonia virtual, recibirá el Premio Fundación Credicorp Capital, que en su décima versión eligió al destacado comunicador por su contribución a la filantropía y progreso de la sociedad. Kreutzberger asegura: 'He recibido muchos reconocimientos, pero este especialmente lo tendría que cortar en millones de pedacitos, porque no me corresponde. Tanto en la Teletón como en todas las campañas que he hecho ha participado mucha gente, está el talento y el esfuerzo de muchos', advierte.

-¿Por qué tan volcado a la ayuda social durante toda su vida?

'Mi sueño siempre ha sido unir a la gente. Junto con el entretenimiento siempre me gustó la solidaridad, la filantropía, poder juntar a la gente para hacer cosas y ayudar a los más necesitados, yo tengo una vocación por eso'.

-¿Qué es para usted la filantropía?

'No todo lo que un empresario exitoso gana es utilidad, hay un porcentaje que se tiene que reinvertir en la sociedad y eso es filantropía. En Estados Unidos parte del éxito de una persona es el contribuir con obras filantrópicas. En Chile es muy difícil, hay filantropía, pero debiera haber más, porque cuando alguien hace un acto filantrópico lo primero que dicen es o se robó la plata o gracias a ese acto está ahorrando cinco veces más de lo que donó. Chile vive un momento difícil en que nadie le cree a nadie. Podemos tener opiniones antagónicas, pero debemos respetarnos'.

'Está mal pelado el chancho'
-¿Le preocupa Chile?

'Sí. No es ningún secreto que Chile está muy enfrentado. No es ningún secreto que la gente duda de todo, que cada cosa que se hace se pone en duda. Se duda de la oposición y del Gobierno. Lo que está gobernando el país es la duda. Además, esta pandemia ha dejado al descubierto la gran desigualdad que existe. Las comunicaciones hoy son democráticas, el más modesto y el más rico se comunican igual, pero no viven igual. Nunca me he metido en política y solo estoy hablando del menos común de los sentidos, que es el sentido común. Pero no cabe duda de que en una pandemia una persona de estrato social modesto se puede cuidar mucho menos y eso tiene que hacernos reflexionar en un país mejor'.

-¿Cómo se recupera la confianza?

'Mejorando las expectativas reales de la gente, pero es algo muy difícil, porque si fuera sencillo el mundo sería otro. Yo estoy de acuerdo con eso que algunos dicen: está mal pelado el chancho'.

-¿Una nueva Constitución es capaz de resolver estas inequidades?

'No lo sé, por eso yo no podría presentarme a constituyente. Me parecería una vergüenza hacerlo si no estoy preparado, se necesitan conocimientos políticos y estudiar muchas Constituciones'.

-¿Cuál es su opinión de los empresarios chilenos, muchos de ellos socios en la Teletón?

'Los empresarios han entendido que independiente de todos los gravámenes que tienen las compañías, Chile tiene que mejorar y que la filantropía es parte de esto. Dar es hacer justicia, porque da el que tiene para el que no tiene, pero esto tiene que ser regulado, para que todas las personas se sientan integradas'.

-¿Qué le parece que siempre se cuestione el uso y destino de los fondos que se recaudan con la Teletón y ahora último con la campaña 'Vamos Chilenos'?

'Es lo que decía: Toda la gente duda de todo. Los fondos de 'Vamos Chilenos' pasaron a la Fundación Conecta Mayor, para adultos mayores, de la Universidad Católica. Todas esas acusaciones son irresponsables. El dinero está, pero han tenido dificultades para entregar los dispositivos por las cuarentenas en algunas zonas. Nadie debiera dudar de la buena voluntad e intención de la universidad, eso es crear dificultades'.

-Ad portas de cumplir 80 años, ¿cuál es su balance?

'Todos los años con ganas de vivir y tratando de hacerlo lo mejor posible. He cometido muchos errores y fallas. He sido injusto, sin quererlo, he sido tonto, he tomado decisiones equivocadas, he hecho cosas buenas, me he divertido, he reído y llorado. Soy un ser humano común y corriente que ha vivido la vida a concho'.

-¿Le queda algo pendiente?

'Me gustaría entrevistar al Papa Francisco y también a Kamala Harris'.

-¿Votó en las últimas elecciones en Estados Unidos?

'Sí, pero no te voy a decir por quién. Fue una elección contundente, donde Biden sacó 6 millones más de votos populares. Me parece que Estados Unidos va a tener que regular esto de alguna manera, porque en la elección anterior la candidata Hillary Clinton sacó 3 millones de votos más que Trump y perdió. Pero en este país pase lo que pase las instituciones siguen operativas y funcionan. Quizás eso tenemos que aprender en Chile'.

Recuadro
'Los empresarios han entendido que independiente de todos los gravámenes que tienen las compañías, Chile tiene que mejorar y que la filantropía es parte de esto. Dar es hacer justicia'.

Prepara serie de programas de entrevistas

'Las cosas cambian y los intereses también. Hoy quiero hacer cosas distintas. El solo hecho de haberme dejado el pelo con mis canas indica que estoy aceptando un nuevo rol y etapa en mi vida. Ya no quiero hacer el Chacal de la Trompeta, me gustó mucho hacerlo, pero estoy cumpliendo 80 años y quiero hacer otras cosas', cuenta Mario Kreutzberger.

Adelanta, como primicia, que está preparando una serie de programas para fines de enero próximo. 'Estamos en conversaciones con CNN Internacional para que lo transmita y quiero entrevistar a personas conocidas, artistas, políticos, deportistas, especialista, y preguntarles cosas de su vida, como ¿cuándo te llegó el agua al cuello? Y compartir esas reflexiones', desclasifica.

-Y a usted, ¿cuándo le llegó el agua al cuello?
-'La primera vez fue cuando uno de mis hijos tenía cuatro años y estaba muy enfermo. No sabía qué hacer y estaba desesperado. Ahí me llegó el agua al cuello y me llegó muchas veces más. A todos nos ha llegado el agua al cuello y conversar esos temas va a producir algo en los televidentes. Yo creo que el futuro va a ser una mezcla de televisión con internet, y aquí la gente va a poder opinar y preguntar. Será un experimento. Voy a hacer en mi casa de Miami un estudio, igual como en Santiago, para poder hacer mis programas'.

-¿Cómo ve su futuro laboral?
-'Lo peor que podría hacer es quedarme sentado mirando la terraza, necesito actividad todos los días. Pude trabajar en la primera línea de la televisión hasta los 78 años y ahora me tengo que ubicar de otra manera, pero creo que todavía le puedo ser útil a la vida. Siempre he dicho que uno no se retira, lo retiran las circunstancias, el rating, las capacidades físicas y mentales'.

-¿Hay Don Francisco para rato?
-'No sé, pero si de mí depende, sí. Quiero morirme el último día a última hora, porque quiero colaborar y participar'.

'Se está barajando hacer la próxima Teletón el 3 y 4 de diciembre de 2021'

-¿La Teletón pasada fue la última para usted?
-'Yo creo que sí. Siempre voy a colaborar y estar donde me pidan, pero debe venir una nueva generación y vamos a cambiar de posición. Se está barajando hacer la próxima Teletón el 3 y 4 de diciembre de 2021 y mi sueño es que sea como siempre fue: con las sucursales de los bancos, con el Estadio Nacional lleno, en el Teatro Teletón, con las conexiones a todo Chile, con los animadores en regiones, como anhelamos todos volver a vivir'.

-En marzo pasado usted señaló: 'Después de esta crisis vamos a tener que replantearnos el modelo económico de la Teletón y hacer algo diferente'. ¿Qué tiene en mente?
-'Como dije, no soy yo quien lo tiene que pensar. Entre todos los que construimos esta obra debemos trabajar y descentralizar. Hay muchas cosas que cambiar, pero ni Mandrake el mago sabe cómo viene el futuro. Eso sí, no hay que olvidar que, para orgullo nuestro, no hay ningún país en el mundo que haya hecho una Teletón como la nuestra. No existe una campaña de esta naturaleza. La respuesta de Chile y de la organización ha sido extraordinaria, hay muchos empresarios que pertenecen y que han pertenecido al directorio de la Teletón y que le dedican su tiempo, y empresarios que han donado porcentajes muy altos de lo que ha recaudado la Teletón. Hemos juntado más de un billón de dólares en todos estos años solo con solidaridad'.

-¿Es partidario de cambiar el modelo?
-'Nada está escrito en piedra. Lo que está escrito en piedra es que esto fue construido por la solidaridad de todo Chile y basado en la televisión chilena. La Teletón ha sido un ente sumamente eficiente, que de atender al 5% de los niños en Santiago, en 42 años de vida ha llegado al 98% de los niños de Chile. La Teletón le dio la visibilidad a la discapacidad en Chile, la gente se olvida que se rebajaron las esquinas por la Teletón, que los estacionamientos para discapacitados nacen después de la Teletón, que hay accesos para que una silla de ruedas pueda entrar a un edificio y eso antes no existía. Hay que hacer justicia y reconocer que la Teletón le hace muy bien a Chile'.

-¿Cuándo planea dar un paso al costado?
-'No voy a dar un paso al costado. Lo que tengo claro es que se necesita una nueva generación que lidere, porque es una irresponsabilidad que un gallo de 80 años tenga la posición que yo tenía en la Teletón. Pero voy a dar el paso que me corresponda, porque sería una barbaridad de mi parte decir: ‘Bueno, señores, ahora la cosa está difícil y como yo ya he estado 42 años, ahora bajo la cortina'. Yo hoy estoy a disposición de la institución'.

-¿Es efectivo que Ximena Casarejos saldría de la dirección ejecutiva?
-'No lo sé, pero Ximena Casarejos, para hacerle justicia, ha hecho la mayoría de las teletones. Ha realizado una gran labor y si sale de una posición va a ir a una más alta, porque ella ha sido constructora de esta obra. Los dos le hemos dedicado alma, corazón y vida a esta iniciativa'.
Pie de pagina
CONSTANZA CAPDEVILA DE LA CERDA-