Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-12-22
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A8
Sección:   Vida - Ciencia - Tecnología - La Pandemia del Coronavirus
Centimetraje:   35x20

Pie de Imagen
Los investigadores aseguran que aunque algunos test PCR podrían tener problemas para detectar la mutación en la proteína Spike, sí identifican otras regiones del genoma del virus.
Se presentó en Gran Bretaña y ya ha llegado a otros países:
¿Podría la mutación del virus afectar la efectividad de los PCR?
El Mercurio
El Centro Europeo para la Prevención de Enfermedades advierte que la variante inglesa podría provocar errores en las pruebas diagnósticas. Sin embargo, expertos llaman a la calma, ya que aseguran que la mayoría de los exámenes sí reconocen el covid-19.

Justo cuando la humanidad está en plena ofensiva contra el coronavirus mediante la vacunación, una variante detectada en Gran Bretaña pareciera mostrar que el enemigo también se está defendiendo.

Sin embargo, en su caso sería algo no planificado: todos los organismos sufren mutaciones constantemente y el virus cada vez que se replica presenta errores, que son al azar y estos se van acumulando, explica Miguel Allende, director del Centro de Regulación del Genoma. Algunos de esos errores generan cambios muy pequeños; otros llevan a que el virus sea menos exitoso en replicarse y finalmente la variante desaparezca, y, por último, están los que generan cambios biológicos favorables.

'El virus no está eligiendo hacer nada, simplemente por azar se generan en ellos espontáneamente capacidades que para nosotros parecen mejoras y aparentan ser intencionales, pero así opera la naturaleza', afirma.

De esa clase sería la mutación detectada en la variante del Reino Unido, la que según algunas versiones aceleraría el contagio en 70%. 'Se sospecha que en este caso los cambios generaron una variación funcional en la proteína Spike, que es clave para penetrar la información viral a las células humanas, y eso hizo que tuviese mejor capacidad de infección', indica el especialista.

Este cambio en el genoma de la proteína podría eventualmente complicar su detección por los test PCR, advirtió el Centro Europeo para la Prevención de Enfermedades, que dijo que era uno de los posibles impactos de la mutación.

No obstante, Allende, quien también es coordinador del Consorcio Genomas CoV2 —que concentra la información pública de secuencias genómicas del virus realizadas por instituciones y centros universitarios—, asegura que esto podría ocurrir solo con versiones muy específicas del PCR.

'Hay distintos PCR y según la empresa que vende los kits, es la secuencia genómica que están tratando de detectar. Efectivamente, uno de los genes que se detectan en los distintos PCR es el de la proteína Spike. En particular la empresa Thermofisher, con el kit TaqPath, tenía uno de sus blancos de detección en el lugar (del virus) donde ocurrió la mutación'.

Pero la mayoría de los PCR analizan no uno, sino varios lugares del genoma al mismo tiempo, 'y tienen que salir todos positivos para que uno tenga confianza de que el virus está presente'. Para la empresa afectada no es tanto el problema, porque todavía detecta en otros dos puntos, asegura el genetista.

Las vacunas en desarrollo también están preparadas para hacer frente a la mutación, dice. De hecho, ayer la compañía AstraZeneca se asoció con los desarrolladores de la vacuna rusa Sputnik para combinar sus planes de investigación. Al respecto, un representante de Sputnik aseguró que la fórmula 'será muy efectiva' contra la nueva variante.

En Chile

Aunque la mutación se ha detectado en otras zonas geográficas, como Gibraltar, la OMS dijo que la nueva variante no está fuera de control todavía.

Para Allende, la detección de la variante fue posible porque Reino Unido es uno de los países que más secuencian genomas. Por ello no descarta que la variante también esté en otras partes del mundo donde no haya sido detectado. 'No me extrañaría que estuviese en otros países de América, incluyendo Chile, pero no lo hemos detectado, porque tenemos un nivel de secuenciación muy bajo', sostiene Allende.

Coincide el virólogo de la U. de Chile, Fernando Valiente. 'La muestra que ha realizado el Consorcio (en el país) es todavía muy pequeña, no es representativa para decir si la mutación está presente o no ha llegado todavía'.

Detalla que desde mayo a la fecha han secuenciado unos 200 genomas más la información que les proporciona el Instituto de Salud Pública (ISP).

La propuesta del Consorcio Genomas CoV es contar con un programa de vigilancia genómica en tiempo real a través de una red que incluya a todas las regiones.

Recuadro
- Cómo se detectó

Las secuenciaciones del genoma que permiten detectar variantes se obtienen a partir de muestras nasofaríngeas de los test PCR realizados en los distintos países. Esto forma parte de un plan de vigilancia internacional, explica el virólogo de la U. de Chile Fernando Valiente. 'El Reino Unido posee uno de los consorcios de secuenciación más grandes que existen, y por ello han detectado variantes que circulan allí y países aledaños, ya que trabajan con Holanda, Suecia e Islandia. Acá en América del Sur también hay iniciativas en Argentina, Brasil, y Chile tiene el Consorcio Genomas CoV2', destaca.

Hasta ahora, en Chile se han detectado más de 1.600 variaciones del virus. En Magallanes, por ejemplo, han surgido variantes que no se han expandido al resto del territorio.
Pie de pagina
Richard García-