Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-02-02
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   7
Sección:   Actualidad
Centimetraje:   33x23

Pie de Imagen
EL EX MINISTRO DE ENERGÍA Y ACTUAL DIRECTOR DE DESARROLLO DEL INSTITUTO, RICARDO RAINERI BERNAIN.
ENTREVISTA. RICARDO RAINERI, director de Desarrollo del Instituto de Tecnologías Limpias (ITL):
"El ITL espera crear 35 emprendimientos entre el tercer y décimo ano de operación"
El Mercurio de Calama
El ex ministro de Energía, Ricardo Raineri, quien además cuenta con una larga trayectoria como profesor e investigador universitario y consultor internacional, fue nombrado por el consorcio estadounidense Associated Universities Inc. (AUI) como director de Desarrollo y responsable de ejecutar la etapa de instalación del Instituto de Tecnologías Limpias (ITL).

El ingeniero comercial de la Universidad Católica, con un doctorado en Economía de la Universidad de Minnesota, participa en el Grupo de Trabajo Técnico del Diálogo de Alto Nivel sobre Transición Energética de las Naciones Unidas (DESA); fue además presidente de la Asociación Internacional de Economía de la Energía y ex miembro del directorio del Banco Mundial.

Hoy, Raineri, quien ha asesorado a AUI por dos años, es la cara más visible del ITL que desde su adjudicación por parte de Corfo, a principios de enero, ha desatado una serie de cuestionamientos, que él, junto con el presidente de AUI, Adam Cohen, han liderado la defensa de la licitación.

¿En qué pie se encuentra la conformación de la personalidad jurídica del Instituto?

Estamos trabajando aceleradamente en todos los aspectos de instalación del Instituto Chileno de Tecnologías Limpias (ICTL), conforme a lo establecido por Corfo en las bases y de acuerdo al cronograma que fijamos en la propuesta y quedó en acta de adjudicación. Uno de ellos es la conformación de una Fundación, sin fines de lucro, que estará domiciliada en Antofagasta.

¿Es efectivo, según informó Pablo Terrazas, que el consorcio ganador tiene que integrar a los otros dos que participaron y no fueron adjudicados en la licitación?

La adjudicación del ICTL que ha hecho Corfo a la propuesta presentada por AUI y 22 asociados establece como requerimiento ofrecer a las universidades, centros y/o institutos que cuenten con capacidades científicas y tecnológicas en Chile, y que hubieran participado en el presente concurso, su incorporación al trabajo del ICTL para fortalecer el rol de los actores nacionales. Esto se hace a través de la suscripción de un memorándum de entendimiento (MOU por su nombre en inglés).

Sin embargo, más allá de este requerimiento, el ICTL operará con un modelo de plataforma abierta, donde todas las personas e instituciones que deseen participar pueden hacerlo sobre la base del mérito de sus propuestas, en invitaciones abiertas y competitivas, que contribuyan al éxito de los objetivos que se han planteado para el ICTL. Además, consecuentes con la propuesta de AUI de crear un ITL que opera con una plataforma abierta, estamos abiertos a que otras universidades, asociaciones gremiales, empresas y entidades puedan integrase como asociados del ICTL, sumándose a las 22 instituciones que fueron parte de la propuesta.

¿Cuándo y cómo debería definirse a los integrantes de la mesa directiva y al representante de una universidad de la zona norte?

Una vez cumplida la tramitación de la personalidad jurídica, se procederá al nombramiento de los integrantes de la mesa directiva. Esta estará compuesta por siete miembros: dos directores serán representantes de órganos de la Administración del Estado, un director proveniente de las universidades de la Macrozona Norte, tres directores representantes del sector privado de la Macrozona Norte, y un director será representante de AUI. Los nombres (de quienes no corresponden a los representantes del Estado) se escogerán a partir de una definición del perfil que se busca para cada cupo y de un amplio proceso de consulta con las instituciones asociadas y otros grupos de interés sobre el desarrollo del ICTL. El objetivo es contar con una mesa directiva balanceada y representativa de los intereses de la Macrozona norte, con personas que, por su desarrollo profesional, aporten al éxito del ICTL. Dentro de sus roles estará velar que el ICTL sea fiel a su misión de acuerdo con lo que se ha propuesto, adopte las mejores prácticas en materias de gestión, acceso, propiedad intelectual, transparencia, ética, igualdad de género y otros grupos minoritarios, meritocracia, y sea muy eficiente en el uso de los recursos con el fin de maximizar los beneficios y su impacto en la Macrozona norte y el país.

¿Qué expertise tienen las universidades de Utah y Colorado School of Mines en las materias que son los ejes centrales del ITL?

Todas las universidades que forman parte del consorcio, nacionales y extranjeras, cuentan con competencias que son de gran valor para el éxito del instituto, y esperamos que más universidades y centros de investigación en Chile estén interesadas en sumarse a esta iniciativa, aportar desde sus competencias y capacidades al trabajo del ICTL. Ciertamente todos podrán beneficiarse del trabajo que se desarrollará, mejorando nuestras competencias en capital humano especializado y avanzado, innovación, desarrollo y emprendimiento dentro de las áreas temáticas del ICTL, lo que permitirá escalar aún más la gran contribución que se haga al desarrollo regional, la macrozona norte y el país.

Respecto de las universidades que menciona, ambas están dentro de las mejores del mundo en ingeniería de minerales y minería y todo lo que se relaciona con ello. Estas cuentan con programas excelsos de investigación y de formación de capital humano en sistemas energéticos avanzados. Por ejemplo, Colorado School of Mines tiene un programa junto a NREL (Nacional Renewable Energy Laboratory), que es el único laboratorio dependiente del Departamento de Energía de Estados Unidos dedicado a la investigación, el desarrollo, la comercialización y el despliegue de tecnologías de energía renovable y eficiencia energética. Ola Universidad de Utah que, entre otros, cuenta con un Centro de Cambio Global y Sustentabilidad, que cataliza la investigación sobre el cambio global y la sustentabilidad. También, forma parte de nuestro consorcio el Wilson Center, que es reconocido como uno de los diez mejores centros de pensamientos en el mundo, quien, junto con el BID, lideran la iniciativa del triángulo de litio que involucra a Argentina, Bolivia y Chile, que tiene como finalidad apoyar el desarrollo sostenible de los recursos de litio en la región.

¿Cuál es la motivación de AUI en el ITL, considerando que es una organización sin fines de lucro y que los avances susceptibles de ser patentados serán nacionales?

AUI es una corporación autónoma e independiente sin fines de lucro, que se dedica precisamente al fomento de la investigación, la innovación, la creación y transferencia de tecnología, el desarrollo de capital humano, la educación y divulgación. Por ello, siendo fiel a su misión, AUI ve en el ICTL una oportunidad de hacer un gran aporte en Chile al desarrollo de ciencia aplicada y tecnología en los ámbitos de la minería sustentable, la energía solar, el desarrollo de hidrogeno verde, el desarrollo de materiales avanzados y litio, permitiendo a Chile escalar en la cadena de valor y en las competencias regionales. Queremos que el Instituto sea un referente a nivel internacional en las materias de su competencia. El éxito de AUI está en crear y desarrollar centros de investigación y desarrollo tecnológico que hagan posible lo que se pensaba imposible, y que ninguna institución puede hacer por su cuenta.

En Chile AUI está desde la década de 1990 y es conocida como la organización de gestión de los intereses de Norteamérica en el Observatorio ALMA, con una inversión total (entre su construcción y operación) cercana a US$ 1.600 millones, realizada en cooperación con la República de Chile y en asociación con Japón, Taiwán, Corea, EE.UU., Canadá y 16 estados miembros del Observatorio Europeo Austral. Sin Alma no podríamos haber apreciado las imágenes de un agujero negro; y sin Chile Alma no hubiese sido posible. El éxito del ICTL requiere de un trabajo conjunto, colaborativo, y asociativo de muchos actores, regionales, nacionales e internacionales.

¿Por qué AUI resignó parte del financiamiento propuesto por Corfo de US$193 millones?

De acuerdo con las bases, el aporte de SQM para el ITL es sobre una ventana de diez años, después de los cuales el ITL debe ser autosustentable económicamente. AUI, a través del ICTL, aspira acceder a los recursos del aporte l+D de SQM con el fin de multiplicar aún más los impactos positivos sobre el desarrollo regional y la creación de valor agregado en Chile para nuestros recursos. El modelo de operación que ha propuesto AUI para el ITL se hace cargo de generar un ecosistema que permitirá que el ICTL siga allegando recursos del sector privado, público y otras fuentes de financiamiento para que sea sustentable, se garantice su operación y sea un referente a nivel global más allá de los primeros diez años en que se contará con los recursos del aporte provenientes de SQM.

¿Cuáles son los desafíos que debiera cumplir el ITL este 2021?

Son variados y en distintos frentes. Por ejemplo, está todo lo relacionado con la puesta en marcha del ICTL, que involucra aspecto relacionados a la constitución jurídica de la entidad chilena (ICTL) sin fines de lucro; de su gobernanza, como es la elección de su directorio y personal clave; apertura de oficinas; definición de locaciones para laboratorios e infraestructura clave de investigación aplicada y de desarrollo de tecnologías. También, se va a dar inicio a un conjunto de proyectos de I+D que represente cada una de las tres áreas principales de enfoque tecnológico, que son colaboraciones integradas entre todo el grupo de socios, que conecten el trabajo a lo largo del escalamiento tecnológico con planes claros de comercialización; además, se harán convocatorias abiertas para propuestas de investigación aplicada y desarrollo de tecnología, abordando la innovación central vinculada a las tres áreas principales de enfoque tecnológico del Instituto. Finalmente, entre otros, están los vinculados a promover una robusta participación regional, de actores e industria locales.

Recuadro
35 emprendimientos como mínimo

• Raineri. respecto al número de nuevas empresas que podrían crearse al alero del ITL en 10 años, dijo que "el ICTL junto con proveer servicios tecnológicos: desarrollar capital humano especializado y avanzado, y capacitar a emprendedores: generar propiedad intelectual que da origen a patentes y licencias para el uso de estas: espera crear un mínimo de 35 emprendimientos nuevos, principalmente centrados en las fases dos y tres de operación, esto es entre el tercer y el décimo año de operación".
Pie de pagina
Cristián Venegas M.-