Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-02-26
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   14
Sección:   El Día
Centimetraje:   28x23

Pie de Imagen
Las promesas de compraventa suelen tener asociadas multas que se dejan documentadas.
Analistas del sector inmobiliario dicen que es más versátil que un aval o un vale vista
El cheque se niega a morir: tres situaciones en las que aún manda
Las Últimas Noticias
Pese a su utilidad, su uso va a la baja y la Comisión del Mercado Financiero evalúa que se dejen de emitir a todos los cuentacorrentistas.
¿Pagar el arriendo con cheque o transferencia bancaria? Cristián Ortiz, socio de la empresa de asesoría inmobiliaria y administración Grupo Gio Propiedades, prefiere que los arrendatarios de los 272 departamentos que administra le paguen con cheque y dejen documentado el año completo al momento de firmar el contrato.

'Lo cobramos el día tres y el día siete o diez se lo depositamos a los dueños, así nos ordenamos con los pagos y no tenemos que andar preocupándonos de que si el arrendatario se olvidó de pagar, tener que estarle recordando que lo haga', comenta.

Sin embargo, el cheque está tan obsoleto que la Comisión para el Mercado Financiero activó durante enero el proceso de Consulta Pública antes de permitir a los bancos dejar de dar talonarios a todos los cuentacorrentistas. Las transferencias electrónicas y los pagos en línea con tarjetas (de débito, crédito y prepago) dejaron atrás al documento. En el rubro inmobiliario, el cheque se resiste a morir.

Es un instrumento que permite tanto a dueños de propiedades como arrendatarios y proveedores garantizar pagos. Sigue siendo importante para ciertos trámites inmobiliarios en que, si bien puede reemplazarse por otros instrumentos, no es tan versátil como el cheque.

'Puedes emitir un cheque y no es necesario contar con el dinero en ese momento', afirma Max Schnitzer, gerente general de Grupo Alpha Inmobiliaria. Un ejemplo sucede cuando transa una propiedad. 'Al hacer una promesa de compraventa, se deja un cheque en garantía por el 10% del valor de la operación a modo de multa en caso de que alguna de las partes no cumpla con el acuerdo', plantea Schnitzer.

Podría reemplazarse por un vale vista, pero es engorroso, afirma Cristian Lecaros, CEO de Inversión Fácil: 'Para emitir un vale vista tienes que tener la plata en la cuenta corriente. Además, puede ser nominativo o cruzado y si se pierde, pierdes la plata. En cambio, si te faltan fondos y sabes que te va a llegar dinero, puedes emitir un cheque igual'. También podría recurrirse a una garantía bancaria.

'Pero es un trámite largo porque es como un crédito que tiene que aprobar el banco (va a comité para su revisión). También podría usarse la tarjeta de crédito, en que te captura el dinero de la misma manera que sucede cuando se arrienda un auto en que se liquida al final, pero igual queda retenido el cupo', detalla Schnitzer.

Otro ejemplo lo plantea Víctor Danús, gerente general de Prourbe Gestión Inmobiliaria. Dice que también se documentan con cheque las reservas para arrendar una propiedad que luego se descuenta del valor del arriendo o garantía.

También se pagan las comisiones al agente inmobiliario que participó en la transacción. 'Podría pagarse con transferencia, pero cuando son sumas muy grandes, no da el cupo para hacerlo. S i u n a c a s a s e v e n d e e n $400.000.000, tienes que dejar el 2% para comisión del agente, se tendría que dejar un vale vista por $8.000.000 con una instrucción en notaria porque se cobra cuando finaliza el proceso, casi seis meses después', dice. El tercer caso es cuando reemplaza al aval.

Ortiz explica que le ha funcionado mejor pedir pago con cheques que solicitar aval para arrendar, porque los pagos están seguros con los documentos en su poder. Y si los cheques no tienen fondos, se recurre a la justicia por el delito de giro doloso, que es más rápido que perseguir a un aval.

Coincide Lecaros: 'Me sigue gustando el cheque. Administramos 1.500 departamentos donde hay casos que pagan por Servipag y dejan cheque en garantía. Si el arrendatario tiene cheque, quiere decir que está bancarizado y los bancos ya le hicieron un chequeo financiero'. Sin embargo, Schnitzer afirma que poner una cláusula en el contrato indicando que el deudor será informado a Dicom se ha vuelto más eficiente que cualquier cosa. 'Si una persona llega a Dicom por morosidad, está obligado a pagar porque en algún minuto lo van a llamar del banco o tendrá problemas para encontrar trabajo', dice.

Recuadro
Gastos comunes: el cheque vivió su pandemia

La pandemia le dio el tiro de gracia al cheque como modalidad para pagar los gastos comunes. Si a enero de 2020, el 6,7% de sus 166.225 clientes lo pagaron con cheque, a enero de este año la cifra llegó sólo a 1,6%, siendo reemplazado por el pago en línea y transferencia bancaria, cuenta Trinidad Arcos, gerenta de Asuntos Corporativos de la plataforma de administración de edificios Comunidad Feliz. 'Los adultos mayores son los que se quedan usando este sistema, son más reacios a cambiar', afirma.

Donde aún no está obsoleto es en el pago que realizan las comunidades a los proveedores, afirma Cristián Ortiz, de Grupo Gio Propiedades. 'Es una burocracia que sirve para verificar el pago y acusar recibo, y así queda todo transparentado. Y como las personas que integran los Comité de Administración son gente mayor, están más acostumbrados al papel, de firmar los cheques y pedirte el comprobante de pago físico, les gusta verificar todo manual', detalla.
Pie de pagina
FRANCISCA ORELLANA-