Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-03-09
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   21
Sección:   Pymes
Centimetraje:   20x17

Pie de Imagen
Además de en lechugas hidropónicas, esta tecnología se usa en arándanos y paltas.
Partículas de oxígeno se agregan al agua y reducen el consumo hasta 20%
Nanoburbujas mejoran el riego en la agricultura
Las Últimas Noticias
La tecnología importada por Grupo Laevo también disminuye la presencia de plagas y patógenos en los cultivos.
Bajo la premisa de ofrecer tecnologías sustentables para el rubro agrícola, el Grupo Laevo debutó en territorio local con un innovador sistema láser dedicado a espantar pájaros de cultivos y plantaciones. El segundo batatazo lo dio hace poco, cuando comenzó la importación de nanoburbujas para la agricultura. 'La primera pregunta que la gente se hace es qué tiene que ver una cosa con la otra, pero a final todo es tecnología', dispara Cristóbal Haverbeck, gerente general de esta empresa.

Esta tecnología consiste en añadir nanopartículas de distintos gases en el agua que riega los cultivos. En este caso, partículas de oxígeno. El uso de estos equipos se originó en Japón, explica Haverbeck, pero ellos los importan desde California, Estados Unidos. 'Al ser 2.500 veces más pequeñas que un grano de sal fina, las nanoburbujas se inyectan a la fuente de agua que alimenta los cultivos, llegando a subir los niveles de oxígeno hasta en 300%', asegura.

Este subidón implica una serie de beneficios para el crecimiento de la planta, puesto que reduce la presencia de agentes patógenos y plagas. También ayuda a fortalecer las raíces, reduciendo el consumo de agua de riego hasta en 20%. 'Otra particularidad es que al ser tan pequeñas, éstas pueden permanecer entre 30 a 60 días sin reventarse en el agua. Hoy tenemos usuarios agrícolas que cultivan y cosechan arándanos, paltas, cítricos, manzanas, tomates y lechugas gracias al uso efectivo de las nanoburbuja, y sin hacer la diferencia de si son cultivos tradicionales o hidropónicos', complementa Haverbeck.

-Al parecer tampoco genera residuos que luego van al medio ambiente.

-Exacto. Es sabido que la agricultura necesita y utiliza muchos químicos para cumplir con sus procesos, pero nosotros buscamos diferenciarnos con una solución de eficiencia comprobada y sin ningún agente contaminante de por medio. Puesto que esta tecnología aún es relativamente nueva, nuestro principal objetivo es consolidarnos en la industria agrícola local para luego migrar al extranjero con proyectos en Perú y México.

-¿Y capacitan al agricultor sobre el uso de esta tecnología?

-Sí, trabajamos como un traje a la medida puesto que cada plantación o cultivo tiene necesidades distintas, sin embargo, la primera es una etapa supervisada por nuestros expertos. Luego y de forma progresiva, vamos educando e informando al usuario. Más información en la web de Grupo Laevo (https://bit.ly/30rSeVn).
Pie de pagina
MAKARENA ZAPATA R.-