Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-03-19
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   6-7
Sección:   Economía
Centimetraje:   34x47
Economía cayó 5,8% en 2020, pero entró a este año con aires de repunte pese a cuarentenas
El Diario Financiero
La inversión bajó 11,5%, mientras que el consumo repuntó apoyado por las ayudas del Gobierno y los retiros de fondos desde las AFP
Una caída del Producto Interno Bruto (PIB) 5,8% -la mayor desde la crisis de los ‘80- fue la huella que dejó en el país la pandemia en 2020, según informó ayer el Banco Central.

Pero no se trató de un golpe parejo. De hecho, después que la economía se desplomó 14,2% entre abril y junio comparado con igual lapso de 2019, vino una cierta moderación y la actividad comenzó a repuntar en la medida que se distendía el confinamiento. Así, en octubre-diciembre no hubo bajas. Los rubros más perjudicados por las medidas que limitaron la movilidad de las personas con el propósito de controlar el contagio del Covid-19 fueron los servicios y la construcción; mientras que lograron crecer la minería -la del cobre aumentó 0,4%-, administración pública, servicios financieros y comunicaciones y de información.

Desde la perspectiva del gasto, la demanda interna se contrajo 9,1% con un consumo total que lo hizo 6,8% y una inversión -medida por la Formación Bruta de Capital Fija (FBC)- que disminuyó 11,5%.

En el último trimestre se constató una recuperación en el consumo -tras cuatro mermas consecutivas -impulsado por las medidas de apoyo a los ingresos de los hogares y los dos retiros por el 10% de lo acumulado en las cuentas individuales que administran las AFP.

Ambos factores inyectaron un mayor dinamismo en el comercio y empujó al consumo de los hogares que logró crecer 4,1% en los últimos tres meses del año.

Recuperación a la vista

'Las Cuentas Nacionales ratificaron la recuperación de la economía en la última parte del año, alcanzando el mismo nivel del último trimestre de 2019, lo que entrega un buen sustento para este año', comentó el gerente de Macroeconomía de Inversiones Security, César Guzmán.

Auspicioso, el PIB ajustado por estacionalidad mostró mejoras con respecto al período inmediatamente anterior en el tercer y cuarto trimestre de 5,1% y 6,8%.

'El cierre de las cifras de PIB 2020, nos deja con un 2021 con bastante optimismo de una pronta recuperación de la economía tras la crisis sanitaria provocada por el covid-19', ratificó la economista de Euroamerica, Martina Ogaz.

Y pese a que se asume un magro desempeño para este primer trimestre -con un actividad que podría caer 1% o subir apenas 0,1%-, las cuarentenas de marzo no logran por ahora opacar las perspectivas de recuperación.

¿La Razón? 'La recuperación del PIB debería acelerarse en el segundo semestre de 2021 cuando el 80% de la población ya debería estar vacunada', señaló la economista para Chile y Brasil de BofA, Ana Madeira, quien espera un crecimiento de 5% para el presente ejercicio, el más bajo dentro de las estimaciones recopiladas por DF.

A ella le sigue el economista senior de LyD, Tomás Flores, quien apunta a un alza de 5,1%, apoyado además en la reactivación del comercio mundial (principalmente por el precio del cobre).

Más optimistas están Ogaz (6,2%) y Guzmán (7%) junto al economista jefe de BTG Pactual Chile, Pablo Cruz quien al igual que Itaú, Santander y BanChile ajustaron al alza en un rango de 6% a 7%.

Mención aparte es el entusiasmo del economista para América Latina de Capital Economics, Nikhil Sanghani, cuya lectura del desempeño trimestral desestacionalizado de la economía -combinado con las noticias de avances de la vacuna en el país- lo llevan a proyectar una expansión del PIB de 9% para este año desde el 6,5% que tenía previamente.

Por trimestre, el mayor dinamismo se verá en el segundo -influído por la baja base de comparación-con un repunte entre 9,6% y 15,5%.

Luego las estimaciones se moderan en un rango que va desde 6,4% y 10% para el tercero y de 1,5% hasta 6,2% para el cuarto.

Recuadro
Chile registró superávit de cuenta corriente ante menor dinamismo de importaciones

Chile cerró 2020 con un superávit en su cuenta corriente debido al menor dinamismo de las importaciones -ante la baja en la demanda interna por las restricciones sanitarias- y el alza del sector exportador. La cuenta corriente anotó un saldo positivo de US$ 3.370 millones el año pasado, equivalente a 1,4 puntos del PIB, revirtiendo la tendencia de déficit que registraba al menos desde 2018. En 2019, el saldo negativo ascendió a US$ 10.454 millones.

Acorde con el instituto emisor, el resultado reflejó el superávit de la balanza comercial de bienes, el cual respondió a un incremento de las exportaciones, determinado por el precio del cobre; y a una contracción de las importaciones, asociada a los efectos económicos de la crisis sanitaria mundial. Asimismo, la cuenta financiera registró salidas netas de capital por US$ 995 millones durante 2020, asociadas al pago de préstamos externos efectuado por el sector bancario. En 2019, habían ingresado flujos por US$ 9.199 millones al país.

El banco recalcó que, en contraposición, se observaron entradas de capital al país por el retorno de activos realizado por el Gobierno y los fondos de pensiones, 'en línea con el financiamiento de las medidas de apoyo económico y del retiro de una parte de los fondos de pensiones, en el contexto de la pandemia del Covid-19'.

Por su parte, la deuda externa aumentó hasta ubicarse en US$ 208.981 millones (74,1% del PIB), un alza de más de US$ 10.000 millones respecto a 2019, impulsada por la emisión de bonos de las empresas y el Gobierno y la revalorización de los títulos de deuda.

'El cierre de las cifras de PIB 2020 nos deja con bastante optimismo de una pronta recuperación de la economía', dice Martina Ogaz, economista de Euroamerica.

Ministro Cerda dice que la cifra fue más positiva de lo que esperaban y apuntó a un 'mejor' 2021

Como una cifra 'complicada', pero 'mejor a lo que espérabamos', calificó ayer el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, la caída de 5,8% que registró el Producto Interno Bruto (PIB) de Chile durante el año pasado, un ejercicio marcado por las consecuencias de pandemia del coronavirus.

El mercado apuntaba a un desplome de la actividad de 6% en el ejercicio 2020, el mismo cálculo que tenía la Dirección de Presupuestos (Dipres) en el último Informe de Finanzas Públicas -IFP- dado a conocer a mediados de febrero.

'Desde ese punto de vista, también esperamos que el 2021 sea un año mejor en términos económicos, sanitarios y sociales. Para eso estamos trabajando', aseguró el secretario de Estado.

Cerda manifestó que el Ejecutivo está desarrollando una 'batería de políticas que nos permitan recuperar rápido los empleos y también, mientras tanto, ir en ayuda de las familias que lo necesitan'.

Esto, en referencia a la extensión de beneficios como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), los ajustes al subsidio para la contratación y mantención de trabajadores y el nuevo Bono Clase Media, entre otras ayudas estatales.

'Como Gobierno estamos decididos a trabajar para que el año 2021 sea un año mejor y sea un año de esperanza para todos los chilenos', cerró Cerda.
Pie de pagina
POR PAMELA CUEVAS V.-