Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2022-01-12
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   C6
Sección:   Nacional - Prueba de Transición
Centimetraje:   28x28
También se incrementaron diferencias entre resultados de hombres y mujeres:
A pesar de cambios, persisten las brechas entre colegios públicos y privados en la PDT
El Mercurio


Sin mayores cambios respecto del año pasado, e incluso, en comparación con la última PSU de 2020. Así se comportaron las brechas entre alumnos de establecimientos públicos y privados, de acuerdo con los puntajes de la Prueba de Transición (PDT) que se dieron a conocer ayer.

De hecho, 95 de los 100 recintos de mayor rendimiento son particulares, como detalla el análisis realizado por la Universidad Católica de Valparaíso para 'El Mercurio', ejercicio que también desglosa por tipo de dependencia (ver rankings en esta página).

La Subsecretaría de Educación Superior entregó ayer los resultados del test que buscó evaluar menos temas e incorporar preguntas para medir competencias más que contenidos. El contexto de pandemia, además, llevó a priorizar el currículum, entendiendo que muchos colegios no alcanzarían a pasar todas las materias.

Y aunque la primera vez que se aplicó la PDT, en 2021, se produjo una leve reducción en las brechas entre alumnos de colegios públicos y privados, este año el subsecretario Juan Eduardo Vargas asegura que 'la situación no muestra una disminución, se mantienen'.

Eso sí, esto último es visto como algo positivo por la cartera, aunque se hayan incorporado facilidades en el examen, luego de que diversas fuentes alertaran sobre un posible aumento en las desigualdades a causa de la emergencia sanitaria.

'Alumnos de colegios particulares pagados tuvieron muchas más posibilidades de asistir presencialmente y de aprender más', plantea Vargas.

En promedio, en Comprensión Lectora y Ciencias aumentó la brecha, mientras que en Matemáticas se mantuvo y en Historia cayó un punto (ver infografía).

Ricardo Carbone, director de Gestión y Desarrollo de la U. Alberto Hurtado, considera que 'hay todavía un desafío en avanzar más en la reducción de la brechas', y que si no se hubiera modificado la prueba, esas diferencias podrían haber sido más amplias: 'Es probable que los resultados hubiesen sido peores, porque la PSU estaba centrada en contenidos, y ahora hubo priorización'.

A juicio de Sergio Celis, académico de la U. de Chile e investigador asociado del CIAE, 'haber mantenido la brecha por establecimientos puede ser una buena noticia (...): al menos no se empeoró'.

Otro indicador que se amplió fue el de los resultados entre hombres y mujeres. Incluso, se observó en los test en que las alumnas tenían mejor desempeño, como Comprensión Lectora.

Natalia Ávila, directora de Postgrado de la Facultad de Educación de la UC, evalúa que pudo deberse a que 'las niñas tienen más labores de cuidado en el contexto de pandemia, pero no sabemos'.

Carbone añade que 'sería interesante analizarlo, para ver si se explica por algún efecto de la pandemia o por otras variables'. El subsecretario Vargas, en tanto, considera que 'hay un pequeño incremento', pero que 'estadísticamente es poco significativo'.

La cartera, en cambio, destacó que hubo una reducción en las brechas entre establecimientos científico-humanistas y técnico-profesionales.

Nivelación

Las brechas entre alumnos habían sido detectadas por las universidades, las que han preparado planes de apoyo. Al respecto, el rector de la UC de Valparaíso, Claudio Elórtegui, dice que aplicarán 'instrumentos que indagan sobre sus competencias académicas y rasgos psicoeducativos'. Y añade: 'Los programas de apoyo no solo se centran en la nivelación de contenidos, sino también en el desarrollo de habilidades y capacidades'.
Pie de pagina
Dierk Gotschlich y Javiera Herrera -