Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-10-11
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   10-11
Sección:   Nacional
Centimetraje:   31x54
Plan universal de aseguramiento y salud mental: las reformas a la salud que proponen los presidenciables
La Tercera
Adicional ala administración de las políticas sanitarias ligadas al Covid-19, los programas presidenciales de Gabriel Boric, José Antonio Kast, Yasna Provoste y Sebastián Sichel plantean una serie de modificaciones en el área de la salud. Al menos tres de los cuatro candidatos proponen avanzar, aunque con matices, en un seguro único universal. Por otro lado, también se pone como eje central la resolución de la lista de espera, aunque en ello hay diferencias. Mientras algunos apuestan a mantener la red integrada creada durante la pandemia, otros apuntan a la resolución fortaleciendo la red pública.
Si bien el manejo de la pandemia es una de las preocupaciones de quienes postulan a La Moneda en la elección de noviembre, el apartado de salud no Covid-19 en los programas presidenciales incluye reformas de gran impacto. De hecho, si se comparan las bases programáticas de Gabriel Boric, José Antonio Kast, Sebastián Sichel y Yasna Provoste, al menos tres de los cuatro postulantes proponen avanzar -aunque con matices- hacia un seguro único de salud.

Mayores recursos para salud mental, aumento de la dotación en la red pública y cambios al rol de las isapres componen las principales definiciones de los aspirantes a La Moneda.

Gabriel Boric: Énfasis en un "administrador único" de salud y en patologías mentales

Dentro de sus propuestas, el actual diputado plantea la existencia de un administrador único de salud "decretando la universalización de la cobertura de Fonasa, quedando todas las personas del país afiliadas a dicha institución. Esta recaudará y solidarizará las cotizaciones de las y los trabajadores (7%), junto a los aportes del Estado".

Aunque las isapres no desaparecerán, el programa de Gabriel Boric plantea que se transformen en "seguros complementarios voluntarios" bajo un estricto marco normativo. Se prohibirá, por ejemplo, la "integración vertical" -es decir, una clínica y una isapre de un mismo dueño- entre prestadores privados y las aseguradoras.

El coordinador de salud del equipo programático, Matías Goyenechea, explica que "nosotros planteamos terminar con una salud dividida, como es ahora, entre los más sanos y los pacientes más enfermos, o los de menores y mayores recursos. Aquello implica avanzar a mancomunar los recursos disponibles de la seguridad social y, en paralelo, un fortalecimiento de la red pública y de los actores privados (clínicas e isapres), bajo reglas públicas".

Goyenechea agrega que "un primer paso, por ejemplo, es socializar la atención prima-ha con foco en la prevención en salud, que sea universal para todas las personas. Los tres millones de beneficiarios de las isapres no tienen ese acceso".

El experto plantea que la campaña de vacunación es un ejemplo de que esto es posible: "Independientemente de su previsión, las personas han acudido a vacunatorios de los Cesfam en su mayoría. Esto es un punto de partida. Desde el primer día de gobierno vamos a ir activando procesos legislativos en función de construir hacia el fin del gobierno este sistema universal de salud".

En cuanto al eje programático de salud mental, Boric propone aumentar progresivamente durante los cuatro años de gobierno el gasto dedicado en la partida presupuestaria a este grupo de patologías.

"Lo principal es que queremos equiparar la carga de enfermedad -que ha aumentado por la pandemia- y el gasto del Estado en estas patologías", explica Goyenechea. Asimismo, la propuesta contempla un "programa de atención integral para víctimas de trauma ocular y represión estatal" para quienes se hayan visto afectados tras el estallido social o por alguna otra situación de violación de derechos fundamentales por parte del Estado.

José Antonio Kast: Continuidad de un modelo de colaboración público-privado y "libertad" de elección del prestador

Para la coordinadora de salud del comando de José Antonio Kast, María José Hernández, "la colaboración público-privada es una de las estrategias que proponemos en Ideas Republicanas". Es por ello que en las 42 propuestas del área contenidas en el programa del candidato, destacan las tendientes a externalizar algunas operaciones de la red asistencial y "licitar prestaciones o servicios, contratar y/o comprar servicios de salud integrales para la población".

De hecho, la base programática del candidato plantea que "toda la red estatal debe estar abierta a usuarios de seguros privados, implementando sistemas de cobro ad-hoc, cumpliéndose el principio de no discriminación".

En esa línea, Hernández plantea que las personas deben tener la libertad de elegir dónde atenderse. "Para ello se plantea el Fondo de Compensación de Riesgo (FCR). Se les entregarán subsidios a las personas -no a los prestadores de salud o Fonasa, como es ahora- para que ejerzan el derecho de elegir la institución que dará respuesta a su problema de salud. De esta forma, el beneficio será portable por la persona al sector público o privado, teniendo Fonasa que competir con el resto de los prestadores para atraer público a su sistema. Este FCR será ajustado por la Superintendencia de Salud según los ingresos, sexo, edad y estado de salud".

Otra propuesta central de Kast es reducir el costo de los medicamentos en tres pasos: acelerar el proceso de certificación de medicamentos bioequivalentes, remover restricciones de venta directa en establecimientos comerciales que no sean farmacias, como por ejemplo los supermercados, y la dispensación de estos en el sector público.

Yasna Provoste: Disminución de listas de espera y sistema "sin isapres"

A diferencia del programa de José Antonio Kast, quien propone profundizar en las licitaciones al sistema privado para la resolución de listas de espera, la idea de Provoste es priori-zar la resolución de las mismas en la red pública de salud, sin recurrir a las clínicas, aumentando la dotación de camas que se aplicó durante la pandemia.

"La capacidad y experiencia adquirida por el sistema público en la pandemia no la perderemos y la reorientaremos a resolver las listas de espera, GES y no GES, evitando así tener que recurrir a compra de servicios al sector privado", plantea el documento programático.

El vocero y encargado de salud de la campaña de Yasna Provoste, el diputado Víctor Torres, detalla que "hay una propuesta que implica un fondo especial para financiar las prestaciones que puedan estar atrasadas, de tal manera que puedan ir mejorando los tiempos de respuesta. Por otro lado, está la creación de un modelo de gestión de listas de espera que se llama `Centrado en las personas' y lo que hace es implementar 'navegadores', esto significa que habrá profesionales a cargo del seguimiento de cada caso en lista de espera".

Una de las coincidencias con el candidato de la izquierda, Gabriel Boric, es que Torres explica que de llegar al gobierno las isapres no van a existir.

"Hoy son seguros privados que tienen lógica de mercado y que, por lo tanto, segregan por sexo, por edad y por ingreso, entonces no cumplen un rol de seguro de salud. Lo que nosotros planteamos es la creación de un seguro único con la cotización del 7% obligatorio y la persona que quiera contratar un seguro complementario, o sea un seguro que se llama de segundo piso, por ejemplo, para atenderse en una clínica privada, puede complementar sobre su 7% con estos seguros complementarios que van a ser regulados", explica Torres.

Asimismo, otra definición de Provoste es el "aumento progresivo" de los recursos ala atención primaria. "Esto permitirá disminuir las brechas existentes en recursos humanos, infraestructura y tecnología conforme al modelo de atención de salud familiar, mejorando en calidad, resolutividad e incorporando las tecnologías para el acceso a horas vía teléfono o web y atenciones a través de telemedicina", señala en el documento programático.

Sebastián Sichel: Formación especial para médicos de la atención primaria y aseguradoras de salud "sin discriminación"

En coincidencia con Boric y con Provoste, el primer punto del eje de salud de Sebastián Sichel es el plan universal de salud. Sin embargo, y a diferencia de los otros dos aspirantes a La Moneda que plantean dejar a Fonasa como el único asegurador común, el expresidente de BancoEstado plantea que el seguro único debe ser ofrecido por todas las aseguradoras, tanto por el seguro público como los seguros privados.

"Toda la población accederá a un mismo plan de salud, que será amplio en servicios, de calidad y cubrirá las necesidades mínimas acordadas por la sociedad. Este plan debe ser ofrecido obligatoriamente por todas las aseguradoras. Esto facilitará que todos los habitantes accedan a un mismo paquete de servicios, sin importar sus ingresos ni condiciones de salud. La prima de este plan no discriminará a personas según su riesgo, por lo que será un precio fijo para todos los beneficiarios de una misma aseguradora. Esto pone fin a la discriminación arbitraria de precios. Este plan incluirá los medicamentos ambulatorios, por lo que las personas no tendrán que desembolsar grandes sumas de dinero para poder obtenerlos" , detalla el programa del candidato.

En cuanto a la formación de nuevos médicos especialistas, Sichel propone la creación de un nuevo plan de estudios en medicina para profesionales del área de la salud como enfermeras, kinesiólogos y matronas -entre otros- que ya se hayan desempeñado por al menos cinco años en la atención primaria.

Esta nueva beca estatal, eso sí, contemplaría un período de devolución con trabajo en el sistema público mayor al estándar de casi todos los programas del Ministerio de Salud. "Deben rendir un examen de conocimientos para acceder a estudiar medicina en un programa abreviado de cinco años, con el compromiso de desempeñarse por un mínimo de 10 años en la atención primaria", plantea el documento programático.

La coordinadora de salud de la campaña de Sichel, Daisy Pezoa, ha dicho que la resolución de las abultadas listas de espera tras la pandemia será una prioridad en los primeros 100 días de gobierno. Pezoa ha explicado que se utilizará al máximo la capacidad de la red asistencial, incluso en horarios inhábiles: "Queremos extender el horario de atención de los hospitales, aumento de extensión del funcionamiento de los pabellones y con convenios público-privados que permitan descongestionar la espera".
Pie de pagina
Rocío Latorre e Ignacia Canales-