Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-03-26
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   2-3
Sección:   Tema del Día
Centimetraje:   33x41

Pie de Imagen
EL LANZAMIENTO DEL LIBRO SE REALIZÓ EN EL AUDITORIO DEL LICEO FEDERICO VARELA DE CHAÑARAL, INSTANCIA EN LA QUE SE GENERÓ UN DIÁLOGO SOBRE LAS MEDIDAS PARA ENFRENTAR FENÓMENOS METEOROLÓGICOS.

VISITARON EL MEMORIAL EN HOMENAJE AL NIÑO BENJAMÍN CARRASCO Y DEJARON SUS RESPECTIVAS OFRENDAS FLORALES.

EL LIBRO FUE ENTREGADO A DISTINTAS PERSONAS.
Geólogo expuso las deficiencias de la planificación territorial en un libro sobre el 25M
El Diario de Atacama
ANÁLISIS. Participación real de la comunidad en las decisiones ambientales, conocimiento científico y una visión más compleja son algunos de los puntos que según el académico de la Universidad de Chile, faltan para diseñar medidas de mitigación ante fenómenos meteorológicos. En el texto participaron 46 académicos.
La importancia de una participación real y efectiva de la comunidad en la toma de decisiones medioambientales, y la planificación territorial basada en conocimiento científico fueron algunos de los temas abordados por el geólogo y académico de la Universidad de Chile, Gabriel Vargas. Los cuales se dieron a conocer en el libro "Aluviones y Resiliencia en Atacama. Construyendo saberes sobre riesgos y desastres", en cuya edición también participaron las académicas Sonia Pérez y Paulina Aldunce de la misma institución.

Texto en el que participaron 46 expertos y se presentó ayer en una ceremonia realizada en el auditorio del Liceo Federico Varela en Chañaral, instancia en la que se generó un diálogo entre las y los académicos gestores del libro y estudiantes de este y otros establecimientos, autoridades y vecinos de la comuna.

Saberes locales, la gestión del riesgo, prevención, diálogo con las comunidades y el abordaje de los desastres desde una mirada global y no coyuntural, fueron algunos de los temas tratados en la jornada, que contó con la presencia del edil de la comuna, Raúl Salas, y los rectores de la Universidad de Chile y Atacama, Ennio Vivaldi y Celso Arias respectivamente y una visita al memorial del 25M en Chañaral.

PROBLEMA MULTISECTORIAL

Respecto a la manera de abordar lo que significó el aluvión del 25M, Vargas explica que es un "problema multisectorial, requiere una visión compleja tal como es el problema".

El académico enfatizó en que las principales falencias identificadas en el análisis del aluvión que arrasó gran parte de la Región de Atacama fueron "la falta de participación ciudadana, la educación y la información a la comunidad en lo que concierne a su territorio (...) es un tema que no se puede abordar de manera produccionista sino que se debe abordar de manera compleja".

"Por una parte que la población y las autoridades se acerquen, que la gente de testimonios. Pero también que los mecanismos sean apropiados, no simplemente cumpliendo una determinada agenda sino que la comunidad esté adecuadamente informada para que la toma de decisiones sea sobre bases de conocimiento y que además estas decisiones tengan un carácter vinculante", agregó Vargas.

AVANCES

El geólogo igualmente se refirió a la falta de avances, sin el afán de menospreciar los trabajos que se han realizado luego de ocurrido el 25M, explicando que "la región, así como otras, requiere un monitoreo de variables meteorológicas. Por ejemplo, con una densidad adecuada para gatillar alertas tempranas y también el control de variables hidrológicas. No quiero desmerecer lo que se hace pero creo que debe ser implementado".

¿PODRÍA REPETIRSE?

Consultado sobre la posibilidad de que vuelva a ocurrir un fenómeno como el 25M en la región, Vargas señaló que eventualmente ocurrirá pero no necesariamente con la misma magnitud. Puesto que "hechos históricos y geológicos muestran que este tipo de eventos vienen acompañando la historia de Atacama, pero hace mucho tiempo desde el siglo XIX e inicios del siglo XX donde por ejemplo ocurrieron en esa época aluviones de una magnitud considerable".

Además que "en los 90 ocurrieron varios aluviones importantes en la región y también un poco más al norte, el 91 ocurrieron aluviones en Atacama y el gran aluvión en Antofagasta que es uno de los desastres más grandes de la historia de la República".

Lo anterior destaca la necesidad de que las medidas de mitigación consideren el aluvión del 2015 en Chañaral por ejemplo, comuna de alto riesgo en materia de aludes, donde la magnitud e intensidad del aluvión del 2015 fue tan grande que sobrepasó las obras de encauzamiento, inundando la ciudad. Rememorando lo ocurrido en la comuna puerto con el aluvión de 1972, cuyos daños fueron tan severos que el Presidente de la República en esa época, Salvador Allende, fue personalmente a ver los efectos del fenómeno meteorológico.

En ese punto, el académico de la Universidad de Chile mencionó que "las medidas de mitigación tienen que ser pensadas considerando la real magnitud de los fenómenos geológicos esperables en una quebrada en particular y no necesariamente en base a probabilidad (...) de todas maneras tienen que tomar en cuenta el aluvión del 2015 no como un evento aislado, sino como algo que podría repetirse".

EL LIBRO

No obstante, en lo que refiere al contenido del libro "Aluviones y Resiliencia en Atacama. Construyendo saberes sobre riesgos y desastres", el académico señaló que el texto además abarca temas relacionados con el impacto de los depósitos geológicos que generaron los aluviones en Copiapó y Chañaral, la importancia sobre la salud pública en cuanto a la remoción de material con altas concentraciones de metales pesados que incautaron los aluviones y que estaban ya en las playas, en particular en Chañaral. Así como el impacto social, relevar cuáles son las características que hacen más resilientes a la comunidad de atacameña en particular, y un capítulo especialmente diseñado para hacer propuestas sobre el diseño de políticas públicas.

Al respecto, Vargas comentó que "eso es bien relevante porque este último capítulo está escrito a modo de conclusiones, y puesto en forma propositiva para dar algunos indicios de por dónde debería ir una política pública que se haga cargo de la reducción de estos desastres naturales en nuestro país".

Recuadro
-En 1972 ocurrió un aluvión comparable al 25M en su magnitud, lo cual provocó que el Presidente de la época, Salvador Allende, visitará Chañaral para verificar sus efectos.

-"Las medidas de mitigación tienen que ser pensadas considerando la real magnitud de los fenómenos geológicos esperables en una quebrada en particular y no necesariamente en base a probabilidad (...) de todas maneras tienen que considerar el aluvión del 2015 no como un evento aislado, sino como algo que podría repetirse" Gabriel Vargas Geólogo y Académico de la Universidad de Chile

-1991 un aluvión también se reportó un aluvión que afectó las regiones de Ata-cama y Antofagasta, considerado uno de los desastres más grandes en la historia nacional.

-2 de marzo ocurrió el aluvión que arrasó con gran parte de Atacama, especialmente en la comuna de Chañaral.
Pie de pagina
Rodrigo Moreno Valera-