Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2022-09-06
Tipo:   Suplemento
Página(s):   17
Sección:   Suplemento
Centimetraje:   31x25
Banca eleva provisiones por préstamos a personas y créditos de consumo alcanzan nivel prepandemia
La Tercera - Pulso
El último informe elaborado por la fintech Sheriff develó un fuerte crecimiento en préstamos de consumo, y que las personas están volviendo a tener deudas morosas.
-El fin de la alta liquidez por los tres retiros de los fondos previsionales y las restricciones a las ayudas sociales del Estado bajo el contexto de la pandemia han vuelto a elevar las cifras de endeudamiento de las personas.

El último informe elaborado por Sheriff - fintech fundada por Vicente Cruz, ingeniero comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) y ex ejecutivo de Fynsa y Frontal Trust- develó un fuerte crecimiento en préstamos de consumo a personas, alcanzando niveles prepandemia. El estudio detalló cifras desde marzo de 2015 a junio de 2022 a través de una serie de gráficos, cuyo contenido fueron detallados a Pulso por el propio fundador de la compañía.

El CEO de Sheriff sostuvo que "es muy revelador analizar los efectos de la pandemia en la banca". A modo de ejemplo, destacó que los indicadores de riesgo alcanzaron niveles mínimos y ya han comenzado a subir de vuelta.

Según el estudio las provisiones de la banca por créditos de consumo otorgados a personas han aumentado. Desde noviembre de 2021 a junio de 2022 el alza es notoria y este indicador pasó de 1,98% a 2,24%.

"A diciembre de 2019, la banca estaba con su nivel de provisión de riesgo más alto con 2,83%, pero después vemos que comienza a bajar durante la pandemia. Baja y alcanza un mínimo de 1,98% en diciembre 2021. Entonces los bancos dijeron: "con un nivel de riesgo históricamente bajo y con tasas al alza, deberíamos reactivar los préstamos a personas. Y así lo respaldan las cifras ",sostuvo Cruz.

Las provisiones constituidas por riesgo de crédito son aquellas exigidas para cubrir los riesgos de pérdidas de los préstamos bancarios. Son elaboradas por cada institución bancaria a partir de las normas e instrucciones de la CMF. El indicador se calcula dividiendo el monto de provisiones constituidas en un mes dado por el monto total de préstamos para ese mismo periodo.

En ese sentido, el ejecutivo de Sheriff explicó que "en los últimos siete años históricamente siempre el nivel de riesgo de personas estuvo por encima del nivel de riesgo consolidado (empresas y personas) , pero en agosto de 2020 esta situación se revirtió".

Según él, la introducción de medidas con el retiro de AFP y bonos estatales provocó que el riesgo de las personas disminuyera, porque había liquidez para ponerse al día con los préstamos.

Durante la pandemia, se puede ver como se contrajo el acceso a crédito. "A noviembre de 2019, se estaba prestando 13,49% más con respecto a noviembre de 2018. Entonces, lo que vemos es cómo decrece. En agosto de 2020 se prestó 2.59% con respecto a agosto de 2019. Esta es una tendencia en la que se grafica que en cada mes se está prestando menos que el periodo anterior", añadió. Esta tendencia se comenzó a revertir a partir de marzo del 2021.

Otro gráfico que da cuenta del deterioro de la situación económica es el que detalla la "cartera con mora mayor o igual a 90 días: total, empresas y personas".

"Aquí se cumple el mismo patrón que hemos visto antes. Siempre el promedio de la cartera con morosidad mayor a 90 días estuvo por sobre el indicador de empresas y por debajo del de personas. En junio de 2020, esto cambia y este indicador cae fuertemente por el retiro de los fondos de AFP hasta octubre de 2021. Es decir, todas estas medidas públicas que se hicieron fueron efectivas para regularizar deuda morosa y paliar la crisis, pero al no haber más incentivos de estos subsidios y bonos de AFP, vuelven a repuntar los indicadores de mora", añadió el ejecutivo.

"Las personas están volviendo a tener deudas morosas y esto se genera por la estrechez en el flujo de caja. Si tengo dinero para pagar el crédito al día, lo hago, pero si no cuento con esos fondos caigo en mora hasta llegar a los 90 días. Esta es la mora dura, la que implica un mayor esfuerzo de cobranza, que le llama el sistema financiero. La mora blanda es la que va entre cero a 30 días", concluyó.

PRÉSTAMOS AL ALZA

Por otro lado, los préstamos de consumo otorgados por la banca alcanzaron su peak en enero de 2020 con $27.455 mil millones y sólo en junio de 2022 dicho monto fue mayor. En efecto, al cierre de la primera mitad del presente año, los créditos de consumo a personas ascendieron a $27.555 mil millones. Este indicador desde enero de 2020, producto de la pandemia y alza de los niveles de riesgo, presentó una caída, pero desde junio de 2021 ha presentado un alza sostenida en el tiempo.

"Ahora recién en junio de 2022 los créditos de consumo están alcanzando los niveles previo a la pandemia. Esto quiere decir que la banca está prestando más plata y que la economía debería empezar a moverse. El estudio consolida todos los reportes que realizan los bancos a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF)", añadió el ejecutivo.

A su parecer, con las modificaciones legales que permitieron a las personas el retiro de sus fondos previsionales y con los bonos estatales, muchos pudieron regularizar sus créditos morosos. Sin embargo, habrá que ver cómo evoluciona el comportamiento de pago considerando la situación económica actual.
Pie de pagina
Por LEONARDO CÁRDENAS -